Un buque varado en el Paraná complica la exportación de granos

0
96

Es uno de los barcos de grandes dimensiones que entra a cargar a los puertos del Gran Rosario. Encalló por la bajante del río y ahora suspendieron el tránsito por el canal principal para tratar de remolcarlo. Un buque varado en el río Paraná mantiene prácticamente paralizada la exportación de granos y subproductos agroindustriales desde el Gran Rosario. Se trata de uno de los barcos de grandes dimensiones que entran diariamente a cargar mercadería a uno de los cinturones agroindustriales más grandes del mundo, y que encalló a la altura de Alvear, al sur de Rosario. “Efectivamente, hay un buque varado frente al puerto de Cargill en Alvear. Hoy por hoy, solo están pudiendo subir y bajar barcos hasta la planta de Dreyfuss en General Lagos. Al Up River; es decir, a San Lorenzo, San Martín y Timbúes, donde están las plantas más grandes, no están pudiendo llegar transatlánticos ni tampoco salir”, confirmó a Agrovoz el presidente de la firma Agroentregas, Fernando Turín. El buque habría encallado al retirarse de la costa del puerto hacia el canal principal por el que navegan estos barcos en el Paraná. En este momento, hay cuatro remolcadores intentando movilizarlo y Prefectura cortó el tránsito por el canal principal para evitar mayores problemas. 

Logística

Según Turin, sucede que el Paraná está sufriendo una bajante histórica y eso influye en que haya sucedido esta situación. Aunque se desconoce el motivo por el que el buque quedó varado, una hipótesis es que se haya efectuado un mal cálculo de las toneladas que podía cargar para transitar en función de la actual profundidad que presenta el río.  Por el momento, no se sabe tampoco cuánto pueden durar los trabajos hasta lograr que el barco encallado pueda volver a navegar. Si las tareas de remolque se demoran, algunas plantas agroindustriales del Gran Rosario podrían comenzar a tener problemas de logística y a tener que frenar el ingreso de camiones. “El principal inconveniente es para los puertos que son puramente exportadores que, una vez que llenan su capacidad, ya no pueden receptar más mercadería. Los que son también fábricas, no deberían tener por ahora problemas ya que su capacidad de almacenamiento es mucho mayor”, evaluó Turín.  De manera adicional, esto configura un problema potencial para la necesidad del gobierno de hacerse de dólares para combatir el alza del tipo de cambio: los puertos agroexportadores de Rosario constituyen el principal ingreso de divisas del país.  http://agrovoz.lavoz.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA