Puertos de Rosario, Argentina: Bajante del río Paraná hace que buques Panamax recorten hasta 7.000 toneladas de carga

0
87

Además, existe riesgo de varaduras y barcazas provenientes de Paraguay demoran sus arribos. El calado del río Paraná bajó del metro de altura en Rosario y se anticipa que la bajante “seguirá acentuándose por casi un mes”, con el consiguiente impacto en la logística de exportación de granos y subproductos. El actual nivel del río a la altura de las terminales portuarias rosarinas hace que los buques de gran calado, deban cargar, en promedio, de un 10% a un 12% menos del volumen máximo que podrían transportar en sus bodegas, informó Análisis. La falta de lluvias aguas arriba genera dificultades en el transporte y la logística vinculada. Ante esta situación, legisladores de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de argentina solicitaron el jueves pasado a la Cancillería la mediación con Brasil a favor de la atenuación de la crisis mediante la regulación del flujo de agua de las represas de la misma cuenca. Por su parte, el gerente de la Cámara de Actividades Marítimas y Portuaria (Capym), Guillermo Wade, resaltó que esta situación, que pone presión y ralentiza la logística exportadora argentina, puede en consecuencia agravar el impacto económico en los próximos días: “La bajante en el Paraná y el río Uruguay va a seguir acentuándose por casi un mes”, pronosticó, ya que “en este escenario extraordinario de escasez de lluvias no se ve que haya un repunte significante en las próximas semanas”. El descenso histórico en el nivel del río Paraná tiene “un singular impacto en la logística de exportación” de granos y subproductos, advirtió recientemente un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). La baja, que hace dos días se ubicaba en el metro de altura frente a las terminales portuarias, se destaca como la peor en 30 años y ocasionó que los buques reduzcan su carga máxima por el bajo calado del río. Al respecto, la BCR indicó en su análisis que por eso “se resiente la carga máxima de los buques, exigiendo extremo cuidado en el practicaje para evitar varaduras”. La tendencia es el descenso para los próximos días fue ratificada en el pronóstico realizado por el Instituto Nacional del Agua (INA), que depende del Ministerio de Obras Públicas. Según las mediciones informadas “desde Timbúes a San Lorenzo, el calado de despacho, que es cuanto pueden cargar los buques, está en 9,32 metros (30’06” pies) y en Rosario está a 9,45 (31’06” pies)”. Por ejemplo, en un buque Panamax, con una capacidad de carga en tono a las 60.000 -65.000 toneladas, pierde 3 pies de profundidad, lo que le significa dejar de cargar entre 6.000 y 7.500 toneladas. A esta situación se suma también la posibilidad de varaduras, las demoras de entre 10 y 15 días en el arribo de las barcazas con soja provenientes de Paraguay, posibles demoras en la carga de aceite de la oleaginosa, y retrasos también en el ritmo de exportación de harina de soja. Otro impacto sería una “posible ralentización del programa de embarques de maíz en abril y mayo, lo cual podría generar problemas de saturación en la capacidad de almacenaje del grano dentro de los puertos”, señaló la BCR. En el Chaco, por en tanto, el río Paraná en el Puerto de Barranqueras marcó este jueves 1,30 metros de profundidad, de acuerdo el informe suministrado por la oficina de Prefectura Naval Argentina, en una bajante que tiene una duración de más de siete meses. https://www.mundomaritimo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA