PRUEBAN CON ÉXITO NUEVO CANAL QUE SERÁ INAGURADO EL 26 DE JUNIO

0
300
660330

El primer ensayo real en las nuevas esclusas del canal de Panamá ampliado, con el cruce de un barco granelero, se realizó el jueves sin incidentes, dos semanas antes de la inauguración de la obra.- El buque Baroque se desplazó en lastre (sin carga) y atravesó los tres niveles de las nuevas esclusas en el Caribe sujetado en la proa por un remolcador al igual que en la popa, en un día soleado,

con brisa ligera y ante la expectativa de las autoridades del Canal, los representantes del consorcio responsable de la construcción de las esclusas y de cientos de obreros que trabajaron en la ampliación y que fueron a presenciar el examen crucial. “La prueba ha estado muy bien” , dijo al término del ensayo Giuseppe Quarta, ingeniero de Salini Impregilo, una de las empresas que conforma el consorcio europeo que construyó las nuevas esclusas. “Hoy es el primer barco y queríamos ver cómo iba, hoy no nos preocupamos por los tiempos”, expresó. El buque tardó unas tres horas en cruzar la vía. La ingeniera de la Autoridad del Canal de Panamá y encargada del proyecto de ampliación de la vía interoceánica, Ilya Espino de Marotta, consideró que “el balance es positivo”. Añadió: “Hemos visto cómo el barco ha podido moverse de cámara a cámara, cómo los pasacables han podido amarrarlo y hemos visto cómo los pilotos han podido maniobrar”.

– Cerca de la realidad. Al preguntarle sobre las condiciones en que fue realizada la prueba, es decir, en un día soleado y con un buque sin carga, Marotta apuntó que, en efecto, “hay una diferencia”. “Lo que te va a cambiar un poquito es la maniobrabilidad del remolcador más que del práctico (el piloto que guía el buque) ese puede que se impacte un poquito más porque, si viene con carga, el peso del barco cambia, y si hay viento”. El ensayo se realizó en las nuevas esclusas de Agua Clara, en la entrada de la vía interoceánica por el Atlántico, en medio de preocupaciones sobre seguridad por parte de los capitanes de remolcadores, uno de los sectores que intervendrán decididamente en la nueva operación.- Las autoridades del Canal contrataron para este examen la embarcación Baroque, que mide 836 pies de eslora (longitud) y 141 pies de manga (ancho), más pequeño que los megabarcos que utilizarán la vía con hasta 1.200 pies de eslora.-Marotta dijo que el buque Baroque continuará los ensayos en el Caribe hasta la inauguración. Para las pruebas en las esclusas del Pacífico, utilizarán otro buque de menor dimensión, mencionó. Los obreros que fueron invitados al ensayo desplegaron una pancarta en que se leía: “Nosotros sí construimos el Canal”. El letrero colocado en la planta baja de la principal torre de control de las esclusas aludía a cierta molestia de los trabajadores porque no fueron invitados a la inauguración de la ampliación, sólo a las pruebas.  La inauguración de las nuevas esclusas el 26 de junio, con más de un año y medio de demora, en un proyecto de USD 5.250 millones, duplicará la capacidad actual del Canal, atraerá nuevos mercados, como el transporte de gas natural líquido, y reducirá los costos mundiales del transporte marítimo en unos USD 8.000 millones anuales.-Puertos de todo el mundo se han estado preparando para recibir barcos de un tamaño equivalente al de tres campos de fútbol, que pueden llevar más del doble de los contenedores de los barcos actuales. Los dos complejos de esclusas, uno en el Atlántico y el otro en el Pacífico, operarán sin el sistema de locomotoras que ayudan a centrar y jalar los buques para que no golpeen los muros de las cámaras en el viejo canal. (Foto: El carguero Baroque a través de la esclusa de Agua Clara en el primer viaje de prueba por el Canal de Panamá ampliado).- (www.fis.com)

DEJA UNA RESPUESTA