“Hay que trabajar en profundizar la cooperación”

0
83

En una videoconferencia organizada por el Timón Club se analizaron las perspectivas a futuro para la Hidrovía Paraná – Paraguay; y por otro lado las oportunidades para desarrollar energías limpias. El evento contó con la participación de Romina Bocache, secretaria ejecutiva del Comité Intergubernamental de la Hidrovía (CIH) quien hizo un balance de los 30 años del organismo y consideró que el crecimiento de la Hidrovía Paraná – Paraguay (HPP) ha sido exponencial. “Hubo crecimiento y desarrollo en estos 30 años de la Hidrovía” aseguró. Como mayor aporte hizo referencia a la construcción de un marco normativo común. Según destacó, hoy la hidrovía es una política de Estado de los cinco países que conforman la Cuenca del Plata, posee mecanismos aceitados de diálogo y es una herramienta estratégica de integración para la región, que da previsibilidad y certidumbre al sistema. En cuanto a la coordinación de obras agregó que “hay que planificar de manera conjunta y el CIH puede ser un ámbito para optimizar esfuerzos”. Asimismo, señaló que la idea es avanzar en una Secretaria autónoma. Entre los principales desafíos planteó también la necesidad de contar con estadísticas fiables entre los países de la región, “hoy no existe ese intercambio entre los Estados, que permita recolectar y analizar datos certeros, tomados con una misma metodología, para agregar valor en la toma de decisiones y planificación de inversiones.”

Respecto al coronavirus, Bocache consideró que esta situación nos obliga a repensar el mundo enfocados en la post pandemia, por ejemplo nos desafía a crear cadenas de valor más resilientes. Al respecto dijo que hay una tendencia de buscar proveedores más cercanos, de ir hacia la autosuficiencia o autonomía estratégica, “si bien para nosotros eso no es viable por las economías de escala, hay que tener muy en cuenta la integración regional.”

Como otro de los problemas actuales, hizo alusión a la bajante del río, y sobre ese punto sugirió realizar un protocolo para poder actuar en forma conjunta y coordinada entre los países, lo que podría mitigar los efectos para enfrentar este tema a futuro. Finalizó diciendo que aunque todavía hay cosas por hacer, también se debe destacar que es mucho lo que se avanzó en la hidrovía, “siempre se puede mejorar, pero los mecanismos están y creo que eso lo debemos aprovechar.” Su conclusión fue que la región tiene muchas posibilidades de expandir la carga transportada y será clave la próxima licitación de la HPP para profundizar la vía.

Lo que viene, energías limpias

A su turno, el ingeniero Jorge Ciccciarelli realizó un análisis de oportunidades para la sustitución de combustibles en la hidrovía Paraná – Paraguay. En su presentación se refirió a la disponibilidad de desarrollar combustibles alternativos que bajen los costos operativos, con un mayor cuidado del medio ambiente. En tal sentido dijo que el GNL se perfila como el combustible con mayor disponibilidad y mejor precio; y que bajaría los costos operativos en la hidrovia. Además Argentina y Bolivia pueden ser grandes proveedores de este combustible. Otras oportunidades las presentan los biocombustibles, el hidrógeno y la energía eléctrica, pero desde su punto de vista de acuerdo con los estudios realizados, el GNL sería la mejor opción, sobre todo por las reservas que el país posee en Vaca Muerta, además tiene una importante planta de licuefacción que ya existe en Bahia Blanca, entre otros beneficios. Durante la presentación amplió respecto a las oportunidades que se generarían con un cambio de combustible en la Hidrovía. También dijo que se necesitaría una extensión de reglamentación hacia esa vía; y que ya tenemos un caso exitoso logrado con el ferry Francisco de Buquebus. Cabe destacar que el evento se desarrolló de manera virtual y contó con más de 50 invitados, entre ellos estuvo el titular del Centro de Patrones Fluviales, capitán Julio González Insfrán, que justamente fue un impulsor de generar un cambio hacia las embarcaciones verdes. Insfrán recordó que desde ese sindicato ya encararon proyectos para la construcción de remolcadores a GNL, pero advirtió que antes hace falta generar nuevas políticas que permitan desarrollar la marina mercante, hoy inexistente. Por último, el presidente del Timón Club, Jorge Álvarez, cerró la conferencia y coincidió en que hay grandes desafíos por delante para la hidrovía y el sector del transporte, como la necesidad de trabajar en las asimetrías existentes, pero sobre tiene que darse un cambio de mentalidad en muchos sentidos, en el rol del trabajo, del comercio y hasta de las instituciones políticas. https://comex-online.com.ar/

DEJA UNA RESPUESTA