Desarrollo del Río Uruguay Navegable

0
162

Existen condiciones políticas, económicas y productivas para que se potencie, expanda y asegure la navegabilidad del río Uruguay. Es algo para celebrar, con sensatez, y con una visión debidamente informada de la realidad preexistente acerca de estas obras. Por eso es necesario comenzar por advertir que, ya desde los consultores del Proyecto Salto Grande (el consorcio francés Sadelec-Sofrelec), la ubicación del canal de navegación para cruzar aguas arriba de Salto Grande fue objeto del debido análisis y definición. Es así que, desde esa época, el canal y la esclusa pasa barcos de la Represa, está ubicada sobre margen derecha, (margen argentina), ya que las características geológicas y de facilidad constructiva lo hacen el lugar indicado. Desde aquel entonces, y aprobado el proyecto definitivo por ambas altas partes contratantes, (RA y ROU), el canal y la obra civil completa de la primer exclusa, para la comunicación aguas arriba de Salto Grande, están ubicados sobre el lado argentino. Por lo demás, y no menos importante, la lectura de la documentación muestra que, al aprobarlo, se acordó que los costos de la construcción del canal, se repartirán en un 80% para Argentina y un 20% para Uruguay, teniendo en cuenta el interés e importancia de la habilitación de la navegación en la cuenca media y alta del Uruguay y el beneficio para las provincias de Corrientes y Misiones. A ello se suma ahora, el interés de Brasil, que tiene saturados sus puertos en Río Grande y la hidrovía del Uruguay le resulta vital.Esta información no es secreta; es de dominio público, como los estudios realizado por CARU-CTMSG, por indicación de las Notas Reversales de 1992, y los informes posteriores de CARU-CTMSG-UE (Unión Europea), que retoman y amplían lo establecido por el Proyecto SOFRELEC-SADELEC, y las realizaciones del período de construcción. Ese informe CARU-CTMSG-UE, que también es de dominio público, plantea un dique compensador generador con exclusa pasa barcos, en «Los Monigotes», dando actualidad al antiguo ante-proyecto del Ing, Plinio Spallanzani, que ubicaba esa obra en la Isla «Pepe Ají», de manera de construir el llamado «canal corto», (sobre margen argentina) sin necesidad de expropiaciones. La ampliación y mejora de la navegabilidad del Río Uruguay, en la que hoy, coinciden felizmente el interés de los tres países ribereños del Río Uruguay, requiere la más amplia y precisa información. Se trata de asuntos de enorme trascendencia para el futuro de la región, cuyas definiciones técnicas ya han superado hace décadas el estadio especulativo, y se encuentran firmemente asentadas en trabajos de la más alta calidad profesional. La decisión política del Presidente es ponerse a trabajar en este tema cuanto antes. Nosotros estamos enfocados en seguir trabajando en este tema, ya que nos parece de vital importancia para Salto y la Región. https://www.nuestromar.org/

DEJA UNA RESPUESTA