Convoyes de barcazas de 290 por 60 metros en Hidrovía Paraguay Paraná adicionarían volumen de carga de 12.000 toneladas

0
173

Autorizan formaciones de 290 por 50 metros, y 24.000 toneladas, entre San Lorenzo (Argentina) y Nueva Palmira (Uruguay). Hoy se procura que naveguen por la Hidrovía Paraguay-Paraná convoyes con una dimensión máxima de 290 por 65 metros que atienden al tipo de barcaza Mississippi, de 60 metros de eslora por 11 de manga”, afirmó el capitán de navío José Elizondo, jefe de Circunscripción del Río Uruguay y del Río Negro de la Armada Nacional de Uruguay.

Elizondo dictó la conferencia “Hidrovía Paraguay-Paraná al 2040” en la sede de la Liga Marítima de Montevideo, donde además de su titular, el capitán de navío retirado, Marcelino Capdevielle y asociados a esa institución, estuvo presente el presidente de la Administración Nacional de Puertos, Alberto Díaz, el jefe del puerto de Montevideo, Gerardo García, entre otros representantes públicos y privados del sector. “Hoy van tomando mayor importancia las barcazas Jumbo, de 60 metros de eslora por 16 de manga, que cargan 1.100 toneladas adicionales, es decir, de 1.500 a 2.600 toneladas. El resultado de esto es que un convoy de dimensión máxima en la hidrovía hoy puede cargar un buque”, explicó Elizondo. El expositor se desempeña, además, como asesor de la delegación uruguaya de la Comisión del Acuerdo del Comité Intergubernamental Hidrovía Paraguay-Paraná (CIH) Este organismo, se conformó en 1989 por los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay para coordinar, en forma integrada, el uso de los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay. Formaciones de 290 por 50 metros es lo que hoy está habilitado para navegar desde San Lorenzo (Argentina) hasta Nueva Palmira (Uruguay) y aportan un volumen de 24.000 toneladas. Uruguay, entre otros países que integran la CIH, trabaja para que formaciones de dimensión máxima de 290 metros por 65 puedan llegar hasta Nueva Palmira, informó. Elizondo señaló que se maneja una “instancia intermedia que también podría ser favorable” y es la conformación de formaciones de 290 por 60 metros, integrados por 12 barcazas Jumbo y 4 Mississippi con un volumen de 36.000 toneladas, equivalente a la carga de un buque pequeño. “Esto disminuiría el falso flete, es decir, cuando un barco carga parte de sus bodegas para complementarla en otro puerto”, manifestó.

Desarrollo potencial para 20 millones de personas

La Hidrovía Paraguay Paraná es el sistema fluvial formado por los ríos Paraguay y Paraná desde el puerto brasileño de Cáceres (kilómetro 3.442), al puerto de Nueva Palmira (kilómetro 140), incluyendo los brazos de desembocadura del río Paraná y el canal Tamengo, afluente del río Paraguay, compartido por Bolivia y Brasil. La superficie total del área de influencia directa de la hidrovía es de aproximadamente 1,75 millones de kilómetros cuadrados, con una población de alrededor de 20 millones de habitantes. Este territorio ofrece grandes potencialidades para el desarrollo integral de la región, en donde se produce principalmente soja y sus derivados, algodón, girasol, trigo, lino, mineral de hierro, manganeso y otros productos industriales y agroindustriales, describe un informe elaborado por la Secretaría Ejecutiva del CIH, de julio de 2018. En relación a los tipos de convoyes que hoy navegan en la hidrovía, Elizondo ilustró que en el tramo comprendido entre los puertos brasileños de Cáceres y Corumbá (670 kilómetros), lo hacen formaciones de hasta cuatro barcazas; entre Corumbá y Asunción, en Paraguay (1.132 kilómetros), circulan convoyes de hasta 16 barcazas. Mientras tanto, entre Asunción y la confluencia de ríos Paraguay y Paraná (390 kilómetros), navegan formaciones de hasta 20 barcazas; y desde este punto hasta el argentino de Santa Fe (650 kilómetros), circulan convoyes de 16 a 42 barcazas.

Eficiencia del modo hidroviario

El experto afirmó que la mayor estructura de exportación se da en la zona del polo argentino de Rosario, al sur, donde “en 140 kilómetros de costa encontramos: 36 terminales portuarias, 19 radas de espera con 48 lugares, una capacidad de molienda de 180.000 toneladas al día, descargan 6.000 camiones por día en época de cosecha y dos millones de camiones en temporada de cosecha”. En el área, además, “siete millones de toneladas ingresan por ferrocarril, recalan 2.000 buques y descargan 2.500 barcazas por año. En los ríos Paraguay y Paraná conviven más de 3.500 embarcaciones de servicios en puertos y existen en ese tramo de la Hidrovía más de 180.000 embarcaciones deportivas a lo que se suma la actividad de pesca artesanal. Muchas personas obtienen el sustento diario de su familia al lanzar un espinel o un trasmayo por lo que es importante preservar esos lugares”, apuntó. En el Alto Paraná, hay cinco amarraderos, con capacidad de 500 barcazas, en el Bajo Paraná 16 amarraderos con capacidad de 1.586 barcazas y en el Delta del Paraná siete amarraderos con capacidad de 371 barcazas, con un total de 2.457 barcazas en embarcaderos. Elizondo citó un estudio del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, de 2016, del modo hidroviario de transporte que concluye que resulta el más eficiente frente al terrestre, por ejemplo, en costo-tonelada-kilómetro. Una barcaza del tipo Mississippi, de 60 metros de eslora por 11 de manga, puede transportar 1.600 toneladas de carga, mientras que se cargarían 40 vagones de ferrocarril u 80 camiones por la misma carga, comparó.  Al transportar una tonelada de carga por litro de combustible Diesel se recorren 251 kilómetros en barcazas, 101 kilómetros en ferrocarril o 29 kilómetros en camión. Aplicando un caballo de fuerza, 1 HP, se transportan 22,2 toneladas de carga por la hidrovía, frente a 7,4 de ferrocarril o solo una tonelada por carretera, analizó. En tanto, para transferir una tonelada de carga, por 1.000 kilómetros, una barcaza consume 3,74 litros de Diesel frente a 8,26 litros que requiere el ferrocarril y 32,25 litros que utiliza el camión.  https://www.mundomaritimo.cl

DEJA UNA RESPUESTA