¿CAE LA CONCESIÓN DE LA HIDROVÍA? GREMIOS EN ALERTA, INTERÉS CHINO, Y POSIBLE ESTATIZACIÓN

1
325

En 60 días se vence la concesión que corresponde al dragado y balizamiento de las vías navegables del Paraná y del Río de la Plata. Desde 1995 está a cargo de Hidrovía SA, una sociedad entre la compañía belga Jan de Nul y la argentina Emepa. Jamás hubo quejas, en especial de los cerealeros exportadores. En días recientes los belgas agitaron la necesidad de dar los naipes de vuelta porque querrían quedarse con todo. Imposible. Los gremios están en alerta por los puestos de trabajo. Los chinos quieren quedarse con la concesión. Los belgas buscarían retenerla y los K proponen una sociedad del Estado. Alberto Fernández descartó prorrogar la concesión y aseguró que se hará la licitación. Una ironía de la historia: la concesión de la Hidrovía termina el mismo año en que se produjo la muerte de Carlos Menem, quien motorizó la concesión que nunca volvió a licitarse y que se termina en 72 días. Llega a su fin, entonces, uno de los legados del expresidente. Ante esto, el Sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento (SIPEDyB), anunció en un comunicado que se puso en alerta por la “amenaza la estabilidad laboral del corredor exportador”. Se trata del gremio que conduce Juan Carlos Schmid, que además reclama “la preservación de la fuente de trabajo, el encuadramiento y la plena vigencia del convenio colectivo aun cuando se produzcan cambios de empresa”. El jefe sindical afirmo que la Comisión Directiva “está a favor de la construcción del canal Magdalena, sin embargo es aventurado suponer que la sola apertura de un canal de navegación constituye la recuperación de la soberanía en el área”. Noticias relacionadas. Desde el gremio de Schmid advierten que “actualmente los restos de la flota estatal arrumbada y obsoleta corren peligro de hundimientos. No obstante, todavía hay centenares de compañeros que pueden ser recapacitados aprovechando los distritos e invirtiendo en una empresa nacional que atienda todo el tramo desde Santa Fe al Norte, solo falta voluntad política.” Finalmente, el sindicalista hace un llamamiento diciendo que “todos los actores del área con sentido común y realismo están llamados a contribuir en estas decisiones. Nosotros obviamente lo hacemos en defensa de nuestros tripulantes, profesionales, y obreros que han mantenido el calado en medio de la pandemia y afrontando la peor bajante del Río Paraná en los últimos 50 años”. Cabe recordar que la Hidrovía es la principal conexión que tiene la producción de la Argentina, Paraguay, Bolivia, Uruguay y el noroeste de Brasil con el mundo a través del océano Atlántico. Por allí circula más del 90% de las mercancías transportadas en contenedores, carga de la industria automotriz de la industria metalúrgica, transporte de pasajeros en cruceros, sin mencionar el transporte de gas natural, productos refinados y petróleo crudo. Desde 1995 y sin licitación, el dragado y balizamiento del río Paraná lo lleva adelante la empresa Hidrovía S.A., un consorcio integrado por la belga Jan de Nul y la argentina Emepa. Si bien se lo ha atacado por ‘arrepentido’ en la causa Cuadernos, Gabriel Benjamín Romero, ya ha renunciado a integrar directorios de empresas como Emepa. Pero en la política se recuerda que Romero se declaró ‘arrepentido’ sin involucrar a nadie más que él mismo y fue para zafar a un gerente que estaba detenido por el equipo Claudio Bonadío / Carlos Stornelli. Los belgas volverían a presentarse en la licitación, pero sin Romero. Sin embargo, tendrán un duro competidor esta vez: la compañía china Shanghai Dredging Company.

(SDC) que ya realizó trabajos de dragado y balizamiento de los canales a Martín García, del Río de la Plata.

Ahora bien ¿por qué descartar a Emepa, que hizo un trabajo destacado?

En el Frente de Todos hay otros planes y una interna que dejó en evidencia una presentación del senador nacional Jorge Taiana cuando pidió que el ministro de Transporte, Mario Meoni, informe al Senado sobre “la concesión de la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado de la vía navegable troncal”, en alusión a los canales fluviales del río Paraná y del Río de la Plata, así como de “la construcción del canal Magdalena”. Muchos se preguntan qué hay detrás de Taiana. Hasta ahora, la gente del Instituto Patria no ha resultado muy eficaz en sus iniciativas (Vicentín, por ejemplo). Desde el kirchnerismo plantean que el ente a cargo de la señalización, mantenimiento y dragado de las vías navegables del río Paraná y del Río de la Plata pase a ser, a partir de mayo próximo, la Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado (SE), una empresa pública que se conformó en agosto pasado y que está integrada en un 51% por el Ejecutivo Nacional y en un 49% por las provincias de Santa Fe, Misiones, Chaco, Corrientes, Formosa, Entre Ríos y Buenos Aires. Por su parte, el 7/2 el presidente Alberto Fernández aseguró que “nadie está pensando en prorrogar la concesión que existe” en la Hidrovía, y afirmó: “Hay una decisión política y es que la hidrovía se licite y se haga una nueva concesión. Nadie está pensando en prorrogar la concesión que existe. Y también en ese análisis está la idea de hacer el dragado para el Canal Magdalena para mejorar el funcionamiento del Río de la Plata como un puerto de aguas profundas. Todo eso está previsto ahora”, dijo el Presidente durante una entrevista concedida al diario Página/12 y al canal Información Periodística (IP). Y aclaró: “Además, yo he decidido que en el proceso licitatorio participen todas las provincias ribereñas de los ríos Paraguay, Río Paraná, para que tenga la absoluta transparencia y para que los más interesados participen en ese proceso”. Gentileza de C/N (R) Francisco Valiñas.

1 COMENTARIO

  1. Esta mal titulado .La concesión no cae cesa , luego de más de 10 años de prórroga. No solamente los chinos tienen interés , las otras compañías grandes como Boskalis , Deme , Van Oor , también se presentarían como lo han hecho en libre y transparente competencia. Todas son conocidas ,cumplen con los convenios Lo razonable para evitar un monopolio es que se divida en partes y se adjudique ese tramo ,y no participa en los restantes .Que los plazos no sean eternamente prórrogables .También las compañías locales pueden asumir tramos que puedan cumplir y crecer

DEJA UNA RESPUESTA