El velero ruso Kruzenshtern visita Montevideo en su camino a la Antártida

1
366

El velero ruso Kruzenshtern, que está en alta mar hace casi 50 días luego de zarpar del puerto de Kaliningrado el año pasado, se prepara para visitar el puerto de Montevideo, donde abrirá sus puertas para ser visitado por el público, tal como lo hizo en Río de Janeiro, su anterior escala. El Kruzenshtern zarpó el pasado 8 de diciembre junto con el buque escuela “Sedov”, que también tiene previsto visitar Montevideo los días 6 al 12 de febrero de este año. Juntos, participan en la circunnavegación “Las Velas de la Paz”, que cuenta también con el velero “Palada”, el cual zarpó el 1 de noviembre de 2019 de Vladivostok, en el océano Pacífico, haciendo el viaje en sentido opuesto.

Las tres naves, destinadas a la formación de profesionales con diversas titulaciones de la marina mercante, y que une a un total de 600 cadetes, navegarán hacia la Antártida donde se reunirán a finales de febrero, para realizar una regata de 200 millas, y después continuarán sus travesías cada uno con su propia ruta. La misión está dedicada al 200 aniversario del descubrimiento de la Antártida, por los navegantes rusos Fadey Bellingshausen y Mikhail Lazarev, quienes alcanzaron las costas del continente blanco el 28 de enero de 1820 a bordo de barcos de vela “Vostok” y “Mirniy”. La parada en Montevideo es de especial importancia para la tripulación, pero también para la relación entre Rusia y Uruguay, favorecida por el hecho de que la base rusa de Bellingshausen es la más próxima a la uruguaya de Artigas en la isla Rey Jorge.

El Kruzenshtern es un velero de cuatro mástiles construido en Alemania en 1926 y lleva su nombre en homenaje al Almirante Iván Fedorovich Kruzenstern, quien fue el primer ruso en circunnavegar la tierra, dando la vuelta al mundo dos veces y atravesando más de dos millones de kilómetros en sus nueve décadas. Arbola cuatro palos y bauprés, mide 114,5 metros de eslora total, 14 de manga y 6,8 de calado, la altura de quilla a perilla es de 51,3 metros, puede llegar a una velocidad máxima de 17,4 nudos navegando a velas y de 10 nudos propulsado a motor. Alberga una tripulación de 56 personas y puede llevar a bordo unos 160 cadetes. Esta vez se limitará a realizar una travesía transatlántica y su regreso al puerto de partida está planeado para el septiembre de 2020, cuando haya completado 272 días y amarre en 22 puertos de todo el mundo.  https://mundo.sputniknews.com/

1 COMENTARIO

  1. La Embajada de Rusia en Uruguay organizo una recepción oficial de bienvenida al Velero Escuela Kruzenshtern en la noche de ayer, en la cual el Cuerpo Consular acreditado ante Uruguay (CCaU) estuvo representado por su Decano Hon. Cónsul General Adjunto de Surinam Dr. Nelson Simatovich según esta previsto en el protocolo militar naval, ademas participaron los Embajadores extranjeros y Jefes de Misión Diplomática acreditados ante la R.O.U.

DEJA UNA RESPUESTA