El rápido deshielo de la Antártida comenzó en 2014 y no se sabe por qué

0
113

Después de décadas de expansión, un estudio estadounidense cuantificó la vertiginosa velocidad de la reducción de la capa de hielo en la Antártida desde 2014, año que marcó un punto de inflexión para ese continente. “En solo tres años, la Antártida perdió tanto hielo como el Ártico” en 40 años, dijo a la AFP Claire Parkinson, científica climática de la NASA, que publicó el lunes en los registros de la Academia Americana de Ciencia (PNAS), un estudio que analiza los cambios en la masa de hielo antártico desde 1979 hasta 2018. Los científicos ya sabían que la Antártida se estaba derritiendo cada vez más rápido, como el Ártico, debido a la descarga de agua cada vez más copiosa de los glaciares. Pero durante décadas, observaron un fenómeno a la vez tranquilizador e intrigante: la superficie de la banquisa, es decir, la gruesa capa de hielo que flota en el océano, crecía. La climatóloga Claire Parkinson, del Centro Espacial Goddard de la NASA, cerca de Washington, ha reconstruido la historia más precisa de esta banquisa de la Antártida entre 1979 y 2018, recolectando y analizando datos de cinco satélites de la agencia estadounidense y el Pentágono, que no observan los volúmenes sino solo la extensión. La científica publicó estos datos de referencia el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, PNAS. La capa de hielo se derretía en verano (enero-marzo) y se recuperaba en invierno (julio-setiembre). Pero con el tiempo tendió a crecer en todas las estaciones. Pero algo misterioso sucedió después de 2014. A partir de entonces, cada año hay menos témpanos de hielo. En 2014, la capa de hielo antártica estaba en su máximo jamás registrado para estos datos. En 2017, tocó un mínimo. La pérdida asciende a dos millones de kilómetros cuadrados, poco más de la superficie de México. Y la tendencia aparentemente continúa en 2019, agrega la climatóloga.
– Diferentes hipótesis –
Los científicos no saben por qué el hielo se incrementó durante tanto tiempo, ni por qué se está derritiendo en la actualidad. Existen varias hipótesis que toman en cuenta el agujero de la capa de ozono, los vientos, las corrientes o la temperatura de las aguas profundas, pero ninguna explica con certeza el cambio de 2014. “En mi opinión, ninguna hipótesis es correcta”, dijo a la AFP Douglas Martinson, oceanógrafo de la Universidad de Columbia, que participó en el comité de revisión por pares que validó el artículo. El científico advierte que comparar el Ártico con la Antártida equivale a “comparar manzanas con camiones militares”. El Ártico es un océano rodeado de tierra, mientras que la Antártida es un continente rodeado de océanos, donde los icebergs están menos presionados. La Antártida no se calienta y sigue siendo el lugar más frío del planeta, y su mayor reserva de agua dulce. Sus montañas de hielo contienen un volumen capaz de elevar el nivel de los océanos en 57 metros, estimó un estudio en 2013. Chris Rapley, un climatólogo de la University College London, señala que las ganancias iniciales de hielo antes de 2014 no contradecían el hecho de que el planeta se estaba calentando. “Solo muestra que en un sistema complejo e interconectado pueden ocurrir cosas contraintuitivas, al menos por un periodo de tiempo”, escribió el investigador. “Tendemos a buscar explicaciones simplistas de causa y efecto, pero en realidad, la situación es mucho más compleja y matizada”, concluye. Con información de AFP https://www.montevideo.com.uy
Al menos 26 muertos al naufragar un barco pesquero en el Caribe hondureño
La embarcación zozobró por causas que se investigan cerca de Cayo Gorda, cerca de Gracias a Dios, de donde había zarpado.
Al menos 26 personas murieron este miércoles en el naufragio de un barco pesquero en el Caribe hondureño, informaron las Fuerzas Armadas.
“Se nos confirman 47 sobrevivientes” tras el hundimiento ocurrido frente a la remota región de la Mosquitia, añadió el portavoz de las Fuerzas Armadas, el capitán José Meza.
Según él, la embarcación Wallie, de 70 toneladas, había zarpado del cabo Gracias a Dios con pescadores tras expirar la veda de langosta y zozobró por causas desconocidas cerca de Cayo Gorda, a proximidad del lugar de dónde había partido. El portavoz añadió que los cuerpos y los sobrevivientes serán trasladados a Puerto Lempira, cabecera del departamento de Gracias a Dios.
Pocas horas antes de ese naufragio, hubo otro en la misma zona en el que se rescataron 40 personas, pese que el barco tenía capacidad para 31, indicó Meza.
El director de Marina Mercante, Juan Carlos Rivera, dijo a la televisora HCH que los informes eran escuetos por lo remoto de la región, pero que una comisión de expertos comenzó a investigar las causas para evitar que se repitiera ese tipo de incidentes.
Rivera añadió que en varias ocasiones han suspendido permisos de navegación hasta por tres años a propietarios que sobrecargan los barcos de pescadores.
Según informes de la prensa local, el capitán de la embarcación hundida, Austin Hyalock Almendares, dio el aviso del naufragio antes de morir.
AFP
MONTEVIDEO PORTAL

DEJA UNA RESPUESTA