El super rompehielos chino que volvió de la Antártida

0
37

El Xuelong 2, segundo rompehielos de investigación de China y el primero construido en ese país, llegó a Shanghai. Fue su 37ª expedición antártica que duró 179 días. La última expedición científica de China a la Antártida concluyó el 7 de mayo cuando los miembros de la misión regresaron a su base de operaciones en Shanghai. El Xuelong 2, segundo rompehielos de investigación de China y el primero construido en el país, llegó a su puerto en Shanghai, marcando el éxito de la 37ª expedición antártica del país que duró 179 días, informó el Ministerio de Recursos Naturales, que administra las actividades de investigaciones oceánica y polar de China. Con más de 100 investigadores y miembros del personal de apoyo, el Xuelong 2 partió de Shanghai el 10 de noviembre y viajó más de 66.000 kilómetros durante la operación. La expedición realizó cambios de personal en las estaciones de Changcheng y Zhongshan de China y transportó suministros a las dos instalaciones. Los miembros de la misión completaron extensos estudios sobre los biosistemas y el medio ambiente en los océanos del sur y lograron mucho en sus tareas científicas, señaló el ministerio. Este fue el segundo viaje de larga distancia para el Xuelong 2, o Dragón de Nieve 2, y la primera vez que el barco llevó a cabo una misión polar de forma independiente.

Diseñado conjuntamente por Aker Arctic Technology de Finlandia y el Instituto de Diseño e Investigación de Barcos de Mar en Shanghai, la construcción del Xuelong 2 comenzó en el astillero del grupo naviero Jiangnan de Shanghai en 2016. El buque tiene 122,5 metros de eslora, un atracadero de 22,3 metros y un desplazamiento de 13.996 toneladas métricas.Con una velocidad máxima de 15 nudos, unos 28 kilómetros por hora, el rompehielos puede navegar más de 37.000 km en un solo viaje y realizar expediciones de 60 días con 90 tripulantes e investigadores. Puede operar en cualquier océano del mundo. Está equipado con aparatos de monitoreo y estudio oceanográfico de gran calidad, lo que permite a los expertos realizar investigaciones sobre la oceanografía física, la biodiversidad y las condiciones atmosféricas y ambientales de las regiones polares, y también realizar investigaciones de recursos pesqueros. Antes de que el Xuelong 2 fuera encargado en julio de 2019, China operaba un solo rompehielos, el Xuelong, diseñado para el transporte de carga en lugar de operaciones de investigación científica cuando se construyó en Ucrania en 1993. China compró el Xuelong y lo convirtió en un buque polar de investigación y reabastecimiento. Ha realizado decenas de expediciones científicas al Ártico y la Antártida. Ahora China tiene cinco estaciones de investigación en las regiones polares: Changcheng, Zhongshan, Taishan y Kunlun en la Antártida y Huanghe en el Ártico. También hay un Observatorio Científico para el Ártico China-Islandia en el Ártico. China ha realizado 37 expediciones a la Antártida y nueve al Ártico, obteniendo una gran cantidad de datos científicos y muchas muestras. En este momento está construyendo una quinta estación de investigación científica en la Antártida, que tiene la intención de poner en servicio el próximo año. La estación sin nombre en la Isla Inexpresable en la bahía Terra Nova tendrá capacidad para 80 personas en verano y 30 en invierno, según informó el Instituto de Investigación Polar de China. (ZHAO LEI – DIARIO UNO) https://www.nuestromar.org/

 

 

DEJA UNA RESPUESTA