El ‘Hespérides’ zarpa con la misión de evitar que la Covid-19 llegue a la Antártida

0
105

El buque de la Armada dará apoyo logístico a las dos bases polares españolas y a los científicos que desarrollarán hasta marzo trece proyectos de investigación. El buque de investigación oceanográfica ‘Hespérides’, de la Armada Española, navega ya rumbo a la Antártida tras zarpar a mediodía de este miércoles desde Cartagena. Fue una salida atípica ya que, a causa de las exigentes medidas de prevención que impone la lucha contra la pandemia, los familiares tuvieron que despedir a los 57 marinos que componen la dotación a gran distancia, por fuera de la valla del muelle militar de La Curra. Dentro, la representación institucional encabezada por el almirante de Acción Marítima, Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo, también fue mucho más reducida que otros años y con notables medidas de alejamiento. El ‘Hespérides’ brindará en la XXVI Campaña Antártica apoyo logístico a las dos bases polares españolas y a científicos de diversas nacionalidades que desarrollarán trece proyectos de investigación. Otra de sus misiones destacadas este año es evitar que la Covid-19 pueda llegar a la Antártida, por lo que la dotación del buque ha cumplido en Cartagena estrictas medidas de confinamiento, seguirá durante la campaña rigurosos controles para evitar que el coronavirus pueda entrar a bordo por medio de científicos, víveres o material externo y no podrá tener contacto con la población local en los pocos puertos que tocará durante los próximos seis meses de intenso trabajo en condiciones poco favorables.«Somos expertos marinos. Estamos preparados para que la convivencia a bordo se lo más fácil posible«, destacó el comandante del buque, el capitán de fragata Tomás Cordón Scharfhausen. El buque retrasó su salida este año hacia el Polo Sur, que habitualmente realiza en otoño, debido a las obras de modernización de cuadros eléctricos y elementos de los sistemas de propulsión a las que se ha sometido desde el pasado verano. El ‘Hespérides’ llegará el próximo 22 de enero a Montevideo, en Uruguay, para hacer víveres y combustible durante dos días, antes de zarpar hacia el puerto chileno de Punta Arenas, puerta de entrada a la Antártida. Allí embarcará la primera remesa de científicos para dirigirse hacia las islas Livingston y Decepción, en las Shetland del Sur, donde se ubican, respectivamente, las bases Juan Carlos I y Gabriel de Castilla. El buque apoyará la movilidad del personal investigador y dará apoyo logístico a los destacamentos que custodia el Ejército de Tierra. Allí coincidirá con el buque del CSIC ‘Sarmiento de Gamboa’. Tras la finalización de los trece proyectos científicos en marzo, cerrará la bases e iniciará el tránsito de regreso. Tiene previsto llegar a Las Palmas de Gran Canaria el 7 de mayo, tomar unos días de descanso y retomar de nuevo la campaña de la Zona Económica Exclusiva Española. Estará de vuelta en Cartagena el 17 de junio de 2021, tras 170 días fuera de casa y tras haber navegado algo más de 22.500 millas náuticas, distancia equivalente a más de una vuelta al mundo. «Esperemos que a la vuelta, en junio, podamos darles un abrazo de bienvenida que ahora no podemos dar», deseó el almirante de Acción Marítima, tras destacar su «orgullo» por la profesionalidad, responsabilidad y sacrificio con que las diferentes dotaciones de los buques de su fuerza afrontan las exigentes medidas para mantenerse libres de coronavirus.  https://www.laverdad.es/

 

DEJA UNA RESPUESTA