Conmemoraron el rescate de la corbeta ARA “Uruguay” en la Antártida

0
63

Se cumplieron 119 años de la proeza. El martes por la tarde, a bordo de la fragata ARA “Libertad” se llevó a cabo una ceremonia para recordar el histórico rescate que la corbeta ARA “Uruguay” efectuó en 1903 a la expedición antártica sueca del doctor Otto Nordenskjöld, de la que formaba parte el Alférez de Navío José María Sobral. La Academia de la Antártida cada 8 de noviembre recuerda a los héroes de la histórica epopeya en el continente blanco, ya que ésta tiene como objetivo promover y difundir el conocimiento del territorio antártico, así como las distintas tareas que se realizan allí en pos de la soberanía nacional. Encabezó la ceremonia el Director General de Educación de la Armada, Contraalmirante Marcelo Cristian Tarapow, presidente de la Academia de la Antártida. Asistieron la Directora Nacional del Antártico, el Director del Instituto Antártico Argentino; miembros de la Academia y del Instituto Nacional Browniano; oficiales superiores de las Fuerzas Armadas e invitados especiales. Luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino ejecutado por el Ensamble Mare Nostrum, el Contraalmirante Tarapow repasó los hechos que desencadenaron en el exitoso rescate llevado a cabo hace 119 años por la corbeta ARA “Uruguay”. En sus palabras destacó la importancia de este rescate, el primero realizado por un buque de la Armada Argentina en la Antártida. “El 8 de noviembre, miembros de la tripulación encabezada por su Comandante, el Teniente de Navío Julián Irízar, arribaron a Snow Hill, donde encontraron a Nordenskjöld y su gente, y adonde también arribó parte de la dotación del “Antartic”, buque que los había llevado hasta aquellas latitudes australes, pero había quedado atrapado entre los hielos antes de poder reembarcarlos”.

A continuación, la Directora Nacional del Antártico, licenciada Patricia Ortúzar, destacó este rescate que alcanzó una repercusión mundial y que tuvo a la Armada Argentina como protagonista; y la importancia del trabajo conjunto en pos de la difusión de los objetivos de la Dirección Nacional del Antártico, del Instituto Antártico Argentino, el ámbito académico y científico, y de las Fuerzas Armadas. “La política antártica se ha mantenido como una política de Estado a lo largo de los años”, resaltó. “Este rescate tuvo una dimensión fundacional en cuanto a la creación de un lazo emocional de nuestra sociedad con ese continente. Demostró también que la Argentina poseía los medios humanos y técnicos para materializar su proyección antártica, dándose el primer paso con la toma de posesión del Observatorio de las Orcadas del Sur, tan solo tres meses después”. “Con ese acto comenzaba la presencia de Argentina en la Antártida, incluso del ser humano, de manera permanente. Desde ese día, miles de argentinos prestaron servicio en la Antártida, a través de la ciencia y la presencia de las Fuerzas Armadas que brindan apoyo a la misma”, destacó la Directora Nacional del Antártico. Finalizadas las palabras se procedió a homenajear a la pintora argentina Julia Vigil Monteverde quien en 1958 hizo un viaje a la Antártida y durante muchos años reflejó en numerosas obras las bases y destacamentos antárticos que pudo conocer. Su sobrino, el Coronel (RE) Emilio Vigil repasó la vida de la destacada pintora y sus sobrinas nietas colocaron una ofrenda floral en su memoria. Por último, la joven mezzo soprano Marina Gadi, nieta de un invernante antártico en la base Orcadas, casualmente también en 1958, cantó “Corazón Antártico”, tema compuesto en honor al continente blanco y a quienes estuvieron en él. Finalizado el acto, los presentes disfrutaron de una muestra de las obras de la artista Vigil Monteverde y asistieron a la ceremonia de arriado del pabellón nacional a bordo. https://gacetamarinera.com.ar/

DEJA UNA RESPUESTA