Uruguay no se opone a la apertura de fronteras de Argentina pero endurece controles sanitarios y aduaneros

0
96

Ministro de Turismo de Uruguay: “Contrabando no vamos a permitir, no vamos a dejar que se arriesgue la salud de los uruguayos por algunos que vayan de compras en este momento; la revisación de Aduanas será muy estricta”. (0 Kilo) Desde hace unas semanas,  el ministerio de Turismo argentino adelantó que están trabajando en una prueba piloto para recibir a turistas uruguayos en la ciudad de Buenos Aires, que llegarían en el ferry  Buquebús, previa presentación de test negativos de PCR coronavirus. La empresa realiza la travesía Montevideo – Buenos Aires – Montevideo, en una frecuencia diaria y realiza los hisopados a los pasajeros durante el check-in, antes de abordar. La apertura de la frontera argentina para la llegada de los turistas desde Uruguay sería la primera luego de siete meses de cierre de fronteras. Esta apertura seria solo para pasar una estadía corta, de un par de días, en la ciudad de Buenos Aires. El tipo de cambio resulta muy atractivo para los turistas de los países vecinos y se cree que, como en otras épocas, podrían aprovechar la visita para realizar un tour de compras y de esa manera hacer llegar dólares frescos a la desastrosa economía que atraviesa el gobierno del presidente Alberto Fernández. Esta iniciativa de una apertura limitada a los turistas uruguayos no fue bien vista por el gobierno uruguayo y ya quedó claro que no será recíproca. El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou anunció que el país no abrirá sus fronteras en la próxima temporada turística de verano por la situación sanitaria, por lo que blinda sus fronteras y va a desactivar las pretensiones de uruguayos de ir a la argentina. Actualmente Uruguay lleva la pandemia de forma controlada apelando a la responsabilidad ciudadana y sin cuarentenas obligatorias haciendo el seguimiento epidemiológico de los casos, lo cual le ha dado un resultado a las claras muy positivo, siendo una verdadera isla dentro de la región, rodeado de Argentina y Brasil donde se ha disparado en cifras descontroladas la pandemia.  El Presidente Lacalle dijo en Conferencia de prensa que “Tendremos un verano restringido, de fronteras cerradas”. “Es una decisión difícil para nosotros. La estiramos todo lo posible”, explicó el mandatario. El presidente también dijo que los uruguayos y extranjeros residentes que ingresen al país y no respeten la cuarentena obligatoria serán llevados a la Justicia. Durante el año pasado, Uruguay recibió a cerca de 3,5 millones de turistas extranjeros. Y más del 50% fueron argentinos, que alcanzaron un total de 1,8 millones

LA SITUACION ARGENTINA

A pesar de la grave situación sanitaria, con récord de casos y muertes por coronavirus en las últimas semanas, desde el ministerio de Turismo argentino aseguran que habrá temporada de verano para los turistas locales. Están trabajando en varias medidas para asegurar que pueda haber movimiento turístico en los próximos meses. Estiman que durante el verano se podrán movilizar entre 7 y 9 millones de turistas locales. En buenas temporadas de los años anteriores, ese número se ubicó en los 15 millones de turistas.

LA RESPUESTA URUGUAYA

El gobierno uruguayo se puso en alerta ante la decisión argentina de abrir las fronteras para el turismo regional, porque considera un gran riesgo para la propagación de los contagios del  coronavirus. Para esto, impulsará medidas para desalentar los viajes y extremará los controles sanitarios. “Si tuvimos que resignar ingreso económico de turismo por defender la salud de la población, no vamos a dejar que el virus se propague por uruguayos que se vayan por el fin de semana a Buenos Aires a comprar un par de championes”, dijo a la prensa el secretario de la presidencia Alvaro Delgado.

No se prohibirán los viajes, ningún ciudadano uruguayo está impedido de entrar o salir del país, pero se desalentarán, ya sea por el costo de los controles sanitarios (PCR obligatorio) a cargo del turista, como por la exigencia de hacer una cuarentena al volver y con un estricto seguimiento epidemiológico y además este viernes en un programa televisivo el Ministro de Turismo Germán Cardoso, manifestó que se trabaja para instaurar el 0 kilo en la Aduana. “Cuando se han abierto fronteras y se dio relajamiento del turismo, los países con pocos casos vieron cómo se dispararon los contagios, por lo que no podemos exponernos a que pase algo así” dijo Cardoso. “Contrabando no vamos a permitir, no vamos a dejar que se arriesgue la salud de los uruguayos por algunos que vayan de compras en este momento; la revisación de Aduanas será muy estricta”. (0 Kilo). El anuncio del ministro de Turismo y Deportes argentino, Matías Lammens , de la apertura de fronteras desde este lunes 2 de noviembre, puso en alerta a los miembros del comité científico honorario que asesoran al Poder Ejecutivo. El  gobierno uruguayo manifiesta que hay que asumir la responsabilidad de pensar en la salud de familiares, amigos y de la población en general, y que no se puede poner en riesgo todo lo que se ha hecho para frenar la pandemia y tener indicadores muy positivos en la comparación regional.

SE REFORZARÁ LA EXIGENCIA DE QUE EL CIUDADANO URUGUAYO PAGUE TRES PCR, TESTEOS DE CORONAVIRUS, UNO AL IRSE, OTRO AL LLEGAR Y OTRO MÁS A LOS SIETE DÍAS DE CUMPLIR LA CUARENTENA OBLIGATORIA.

El Ministro de Turismo uruguayo Germán Cardoso ratificó lo que ya había anunciado el presidente Luis Lacalle Pou, que será un “verano restringido” por la pandemia del coronavirus. “Siempre hemos sido muy agradecidos y los recibimos de brazos abiertos, pero este año no va a poder ser así. Confiamos en que esta situación podrá revertirse a mediano plazo y volveremos a recibirlos de la misma manera que siempre”, continúa el Ministro. “Cuando esto pase, los esperamos para el reencuentro”, concluyó. https://www.icndiario.com/

DEJA UNA RESPUESTA