MinTur pedirá informes ante las versiones de que el casco de la lancha “Pájaros Pintados III” es de segunda mano

0
324

El Ministerio de Turismo se apresta a investigar si la lancha “Pájaros Pintados III” fue construida a partir de un casco usado por el astillero Sioux, de Salto, confirmó a EL TELEGRAFO el subsecretario de esa cartera, Remo Monzeglio. “Hay algo que no puedo creer y por lo tanto tampoco puedo afirmar, pero me han informado de muy buena fuente, vinculada a la Intendencia, que el casco de la lancha que está en Paysandú es al menos de segunda mano, es usado”, aseguró Monzeglio. Ante esto se le envió un pedido de informes urgente a Leites, donde entre otras cosas el Ministerio de Turismo pretende establecer “los motivos por los cuales aún la embarcación adquirida a tales efectos no cumple con el destino turístico objeto del referido convenio”. Pero además “Leites sostiene que la lancha estuvo lista recién en 2019, cuando en 2016 aparece una foto en la página web de la propia Intendencia sobre la lancha”, agregó el subsecretario del Ministerio de Turismo. “LA DE SALTO NO CONSERVA NI EL TECHO” Monzeglio también se refirió a la lancha “Pájaros Pintados II”, de Salto. “Tuve la enorme mala sorpresa leyendo EL TELEGRAFO de una nota a la persona que estaba encargada del proyecto BID de Pájaros Pintados, el responsable principal junto con quienes actuaron de parte de las Intendencias, en haber comprado las lanchas”. Se refería al artículo publicado el domingo, con declaraciones de Cristian Pos, excoordinador del Programa de Desarrollo de Corredores Turísticos. “Esa embarcación cuyo estilo es muy difícil definir, casi imposible, no tiene posibilidad alguna de navegar ni en las aguas más tranquilas. Versiones de prensa del momento que lo botaron indican que no llegó a navegar 100 metros. Los motores que se le pusieron eran de muy escasa potencia. La gente no se quiso subir por miedo a que se hundiera. Y eso incluye a la anterior ministra de Turismo (Liliam Kechichián). Tanto es así que para las fotos de prensa posó en una hamaca, lejos del barco”, explicó Monzeglio. Sin embargo, al ser consultado sobre la habilitación otorgada por Marina Mercante a esta embarcación, el 1º de junio de 2020 tras la inspección técnica y de navegabilidad correspondiente, el jerarca aseguró que “nunca estuvo en duda que la lancha –o como se pueda llamar– de Salto tenga habilitación. Eso va por un carril diferente; no es que no sea importante investigar por qué se otorgó la misma, pero lo primero que tenemos que hacer es advertir que eso no puede navegar. Las fotos son contundentes. El Ministerio de Turismo no cuestiona lo que hacen otros organismos, sí puede sostener que no tiene condiciones de navegabilidad, por la forma en que fue construida, por el peso que tiene, por el diseño que permite la navegación y por los motores muy pequeños para mover la embarcación”.  https://www.eltelegrafo.com/

DEJA UNA RESPUESTA