La temporada arrancó con buenas señales y hay optimismo de cara a enero

0
70

Tras una Navidad sin grandes sorpresas, en el sector de turismo se espera que el flujo de visitantes se incremente esta semana con argentinos, brasileños y también uruguayos. No hubo grandes sorpresas. El primer fin de semana de una nueva temporada tuvo presencia “aceptable” de turistas en la costa este uruguaya y se volvieron a ver los primeros viajeros argentinos y brasileños, después de un verano marcado por las restricciones sanitarias y el cierre de fronteras. A eso se sumaron los uruguayos que llegaron hasta sus propiedades de Maldonado y Rocha para pasar el feriado de Navidad. Sobre la tarde del domingo se empezó a ver mayor afluencia de público. El arribo de visitantes incrementó su ritmo y se prevé que continúe en el transcurso de la semana. Un ejemplo es el alto número de reservas y consultas que hay en el sector hotelero de cara al próximo fin de semana -31 de diciembre y 1º de enero-, y también para la primera quincena de enero. Si bien todos los años el feriado de Navidad hace que la actividad mejore, para ese sector la temporada fuerte comienza a mediados de esta semana cuando algunos establecimientos estarán con capacidad completa. Entre los operadores turísticos hay optimismo y buenas expectativas de cara a la reactivación luego de 20 meses de pandemia, aunque en los papeles esta nueva zafra será factiblemente inferior a la última previo a la pandemia. Eso se conocerá recién en marzo cuando llegue el momento de pasar raya.

Este domingo por la mañana se registraron las primeras filas de vehículos argentinos en el paso de frontera del puente general San Martín en Fray Bentos, informó Fm Gente de Maldonado. Además de argentinos y uruguayos, se aguarda por brasileños que pasarán el período de Reveillon (víspera de Año Nuevo). El presidente de la Cámara de la Industria Hotelera Turística del Uruguay (Cithu), Alejandro D´Elía, dijo a El Observador que se están confirmando reservas, lo que hace pensar en un fin de año “con muy buena ocupación” en el principal balneario. “El tiempo está ayudando y creo que ha sido positivo la apertura de las fronteras secas. También dependemos siempre de la conectividad y de los vuelos que se van agregando día a día. Eso también nos da la expectativa de que puedan venir de otras regiones. Estamos muy optimistas y se puede proyectar una buena temporada”, afirmó el empresario. D´Elía añadió que en algunas de las llamadas que se reciben de extranjeros para preguntar por tarifas y fechas también se está consultando sobre cómo hacer para recibir la tercera dosis de la vacuna contra el covid-19. Por su parte, el director de Turismo de la Intendencia de Rocha, Federico Zerbino, expresó a El Observador que en este fin de semana “se vio poca gente” comparado con otros de finales de diciembre. “Ahora está entrando bastante a los balnearios y esperamos que se confirme la tendencia de tener una muy buena ocupación en enero”, afirmó el jerarca.

En Rocha el nivel de reservas llega actualmente a 80% para la primera quincena del mes próximo. Y para la segunda mitad hay consultas, pero a ritmo “lento”, con amplia mayoría de público uruguayo y algunas reservas de brasileños concretadas en Punta del Diablo y La Paloma, contó Zerbino. Dentro del sector inmobiliario ya hay alquileres concretados, pero como pasó el año pasado también se observa que hay negocios que se están dejando para cerrar a último momento. A modo de ejemplo, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este, Javier Sena, señaló a radio Aspen de Punta  del Este que “hay algo de incertidumbre” con la nueva cepa de covid-19 “que genera dudas”, aun cuando Uruguay tiene controlada la pandemia. “La gente seguramente va a ir viniendo a último momento, porque generar un contrato, un adelanto de dinero para alquilar y no saber  si pueden venir, no es fácil”, apuntó.

Proyecciones previas La directora de Política Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Marcela Bensión, expresó semanas atrás que en comparación con el verano de 2019-2020 se espera que la actividad turística “llegue a un 70% de ese nivel”. En una línea similar, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) proyecta que durante la temporada 2021-2022, el número de turistas argentinos que ingresen a Uruguay se reduciría un 26%, en tanto que la merma en la cantidad de visitantes brasileños sería algo menor, situándose en 16%, en ambos casos respecto al período prepandemia. “El principal factor explicativo de las caídas proyectadas en los flujos de turismo receptivo es que Uruguay está caro respecto a los países vecinos, muy especialmente en relación a Argentina”, advirtió un informe reciente. https://www.elobservador.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA