Lanchas Protector, Nueva etapa de las relaciones militares con EEUU?

1
119

El Embanderamiento de buques clase Marine Protector retirados por la Guardia Costera de USA y transferidos a la Armada Uruguaya, en una transacción que ascendió aprox a 5 millones de dólares. se realizó hace algunos días atrás en Baltimore. Las negociaciones para la adquisición de estos buques comenzaron hace aproximadamente dos años, y luego de una interrupción causada por la pandemia del Covid 19, se completaron con la entrega de las unidades después de ser completamente remozados en los astilleros de la USCG.  Esta transferencia, que a nivel monetario y geoestratégico es muy pequeña reestablece, sin embargo, una línea de cooperación entre Estados Unidos y Uruguay en materia naval, que se había quedado básicamente interrumpida desde hace más de 3 décadas, luego de la recepción de dos lanchas patrulleras clase Cape, una de las cuales aún sigue navegando. Las declaraciones realizadas tanto por el contralmirante (USCG) Douglas M. Schofield como de Mira Resnick del Departamento de Estado de EE.UU, remarcaron la voluntad de ese país de continuar y aumentar la colaboración con Uruguay, lo que fue refrendado por el comandante en jefe de la Armada de Uruguay, Almirante Jorge Wilson, y el embajador de nuestro pañis en EE.UU Andrés Duran Hareau.

Nuestra Armada necesita imperiosamente soluciones para su situación operativa, que actualmente se encuentra sin buques de guerra de ninguna clase, con apenas un puñado de buques auxiliares y de servicio activos y su capacidad de patrullaje y hasta de rescate reducidos a la mínima expresión. De estas negociaciones se espera pueda surgir alguna novedad positiva en el corto plazo para ayudar a recuperar esas capacidades.

China y su influencia en Latinoamérica

El vacío de apoyo militar de varias decenas de años en la región abrió la puerta para que China comenzara a establecer relaciones en materia de defensa con países que históricamente dependían del material militar estadounidense. A través de donaciones y una marcada presencia política, China puso pie en la región con profusas ventas a Venezuela para luego extender su influencia a Argentina, donde instaló una base de seguimiento satelital y ventas de aeronaves a Bolivia entre otros. Adicionalmente -China está donando material militar a muchos países Latinoamericanos, en este último caso la reciente selección técnica de patrulleros oceánicos de origen chino para equipar la Armada puede resultar antagónico con la intención de fortalecer los lazos de cooperación con Estados Unidos, particularmente por la compleja situación geopolítica en el Mar de China con Taiwan.

Por otra parte se sigue negociando un tratado de libre comercio con China , su principal socio comercial, lo que coloca al país en una compleja situación geopolítica: comprar buques chinos, por más q8e a Estados Unidos no le agrade y tratar de evitar un problema con el gigante asiático o aumentar sus lazos en materia de defensa con Washington y, eventualmente, afectar las relaciones con el principal comprador de sus productos. Por otro lado está el presupuesto para la adquisición de los buques. Estarían muy por debajo de lo cotizado por los astilleros chinos, lo que potencialmente abriría una posibilidad de que el negocio sea inviable financieramente y dejaría abierta la puerta para algún negocio con otro pañis, potencialmente Estados Unidos.( Por Gabriel Porfiglio) https://www.infodefensa.com/

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA