La Fuerza Aérea Uruguaya recibirá los dos Hércules C-130H españoles en el mes de noviembre

0
157

El Ministro de Defensa, Javier García, confirmó que la próxima Campaña Antártica Uruguaya contará con el apoyo logístico brindado por Brasil y Chile. La Pandemia COVID-19 ha provocado la necesidad de extremar las medidas de precaución y cuidados del personal que opere en el continente blanco. Además de la situación operativa uruguaya en la Antártida, el Ministro confirmó la fecha de recepción de los Hércules C-130H adquiridos recientemente a España. La situación operativa de los buques con que cuenta la Armada Nacional de Uruguay ha provocado la necesidad de contar con la colaboración de Brasil y Chile en tareas logísticas. Si bien no brindo precisiones, es de suponer que el buque multipropósito, Clase Lüneburg, ROU Artigas y el de apoyo ROU Vanguardia no se encuentran operativos. Por su parte, el envió de efectivos como personal científico a la Antártida será realizado a través de aeronaves de transporte Hércules C-130. A su vez, el Ministro confirmó que los C-130H adquiridos al Ejército del Aire Español serán recibidos durante el mes de noviembre, mientras los procesos contractuales siguen su curso estipulado. García indico que “el proceso de autorizaciones, aquí hay varios pasos, con el Gobierno Español que ya está resuelto, incluso el Congreso Español también tenía que participar, y por otro lado con su material de origen americano, todo material militar de origen americano, desde un fusil hasta un avión o un barco antes de venderlo a otro país, tiene que pedir autorización a EE.UU., es una disposición añeja. Si todo funciona como estamos previendo que funcione, a finales de noviembre, quizá esté llegando el primero de los Hércules”.

Así son los Hércules que comprará Uruguay

El pasado 8 de septiembre, el titular del Ministerio de Defensa Nacional de Uruguay, Javier García, anunció ante el Parlamento el acuerdo alcanzado con el gobierno de España por la compra de dos aviones de transporte Lockheed C-130H Hércules. Denominados T.10 por el Ejército del Aires español, los conocidos cuatrimotores serán adquiridos a un costo de 21 millones de euros, junto a un paquete de repuestos cotizado en un millón de euros. El ministro García aclaró que la compra, la cual se saldará en tres cuotas, resulta necesaria ante la situación actual de la flota de C-130B que son de dotación de la Fuera Aérea Uruguaya, ya que se tenía que realizar este año la inspección, a un costo de 9 millones de dólares este año (sic) y otros ajustes en los próximos años…»

Los C-130H Hércules que incorporará la FAU corresponden al lote de 10 aeronaves puestos a disponibilidad por el Ejército del Aire español, unidades que pertenecen al Ala 31 con asiento en Zaragoza y que están en pleno proceso de reemplazo por los Airbus A-400M. Los Hércules en venta son los sobrevivientes de los doce C-130 adquiridos entre 1973 y 1988, a saber: los T.10-03, T.10-08, T.10-09 y T.10-10 (C-130H) , el TL.10-01 (C-130H-30) y los TK.10-05, TK.10-06, TK.10-07, TK.10-11 y TK.10-12 (KC-130H). Tradicionalmente conocidos como «Dumbos», las chanchas españolas operaron a lo largo de su vida en el seno del 311 Escuadrón de Transporte y del 312 Escuadrón de Reabastecimiento en Vuelo. Los «Dumbos» inicialmente formaron parte del 301 Escuadrón, unidad creada en 1973 con el arribo del primer Hércules a territorio español y que posteriormente sería disuelta en 1978, para pasar a denominarse Ala 31. De acuerdo a lo expresado en el sitio oficial del Ejército del Aire, la unidad cuenta con un vasto historial de operaciones y actividad, habiendo «…realizado desde su creación más de 178.052 horas de vuelo, transportando cerca de 1 millón de pasajeros, 141.865.206 Kg. de carga y se han trasvasado 37.036.330 litros de combustible en misiones de reabastecimiento en vuelo…»

Uno de los puntos a favor de los «Dumbos» españoles es que diversos trabajos realizados a nivel estructural en los últimos años no solo les han brindado una extensión de su vida útil sino que también se modernizaron aspectos como la aviónica, comunicaciones, autoprotección, combustible y sistema de reabastecimiento. El proceso de actualización se inició a mediados de la década de los noventa e incluyó aviónica suministrada por la entonces AlliedSignall. Parte de equipamiento abarcó un nuevo sistema digital de control de vuelo automático, piloto automático, cuatro pantallas de cristal líquido de 150 x 200 mm, computadora de misión, sistema de gestión de vuelo, IFF y un radar Bendix RDR-1400. Esta primera etapa fue gestionada por CASA, en colaboración con Lockheed Martin. https://www.zona-militar.com/

DEJA UNA RESPUESTA