La Fuerza Aérea Uruguaya apuesta por el M-346 o Súper Tucanos con pocos años, no por flotas veteranas

0
84

Altas fuentes de la Fuerza Aérea Uruguaya han dejado terminantemente en claro que durante la visita a Brasil de su Comandante en Jefe, General del Aire Luis de León, para reunirse con su colega en la Fuerza Aérea Brasileña, Teniente Brigadier del Aire Carlos de Almeirda Baptista Jr, no se habló de la incorporación de 12 aviones Súper Tucanos veteranos de la saga Embraer 314, con más de 15 años en servicio, contrariamente a lo publicado en medios del sector. Más aún: “no sólo no se habló, sino que luego se pidieron informes sobre la posibilidad de modelos usados, que Brasil aún no nos ha respondido.” De cualquier modo, el avión de instrucción más óptimo para la Fuerza Aérea Uruguaya, afirma nuestro interlocutor, sigue siendo el Leonardo M-346 y, más allá del precio de los mismos, la aspiración se mantiene, o al menos aproximarse a la misma, en la medida que el corto presupuesto gubernamental las limita. Otras altas fuentes militares, coinciden en afirmar que, virtualmente, si realmente existe una tratativa por Super Tucanos entre Uruguay y Brasil “esta es una negociación entre los Ministerios de Defensa de ambos países y la Fuerza Aérea Uruguaya prácticamente está por fuera”. Para algunos técnicos, existen dudas respecto del estado de la aviónica y otros dispositivos electrónicos de los aparatos “teniendo en cuenta que un ordenador de misión puede costar cientos de miles de dólares, por ejemplo, si hay que poner al día una aeronave con mucho uso, además de los otros sistemas, el coste se elevaría”. Hacia 2025 para continuar en vuelo estas aeronaves deberían pasar por apreciables inversiones, superiores a su valor usados.

En Brasil, especialistas en la materia aclaran que, efectivamente, se trataría de los Súper Tucano más antiguos, aún en la etapa inicial del modelo y, tecnológicamente, algo menos dotados que el modelo estándar actual, los cuales, no obstante cualquier puesta a punto de motor y célula y/o soporte básico de inspecciones, en un par de años “necesitan de un mantenimiento mayor y las actualizaciones que puedan garantizar su operacionalidad futura, lo cual puede costar el valor promedial de más de medio aparato nuevo, por lo que, para reducir costos operacionales y concentrarse en los muy altos costos de la introducción del Gripen NG, la FAB prefiere realizar recortes varios y desprenderse de aquellas aeronaves con bastante uso que exijan una gran inversión para continuar activas”. Los Super Tucanos ofrecidos distan bastante de ser totalmente similares a las versiones más modernas y mejor configuradas, como los adquiridos por la Fuerza Aérea Chilena y, más aún, los desarrollados por Sierra Nevada en USA, con nuevos blindajes, sistemas electrónicos e integraciones. De los pocos usados que serían plenamente recomendables, probablemente estarían los afganos, que lograron abandonar el conflicto y cuyo status jurídico esté definido”. Embraer manifestó no conocer el tema tratado con Uruguay al detalle.

Fuerza Aérea de Brasil: vendiendo flotas veteranas para ayudar al programa Gripen NG

Tras el anuncio reciente acerca de la adquisición de los últimos 4 cazas Gripens NG para la Fuerza Aérea de Brasil, totalizando 40 ejemplares pedidos, en Brasil existen dudas acerca de la necesidad de invertir en nuevas unidades, porque Suecia hasta el momento parece haber disminuido la intensidad de su programa de introducción de esta serie NG, mostrando un creciente interés en acceder a los programas de cazas de 6ª Generación. La Fuerza Aérea Brasileña, de no obtenerse nuevos clientes para el Gripen NG, podría tener el peligroso privilegio de ser, además de uno de los muy escasos usuarios del Gripen NG, el mayor, lo cual encarecería muchos aspectos logísticos. Ya el hecho de deshacerse de los Súper Tucano más viejos, así como muy probablemente de algunos modelos de transporte (cuando aún se ajusta el tema KC-390, a su status definitivo) o helicópteros más veteranos para reducir presupuesto, en función de los futuros cazas, es un símbolo. Hay que recordar cuando, ante la primer solicitud de aeronaves Airbus 330 para convertir en  MRTT, el ministro de Economía, Paulo Guedes, vetó la misma por afectar a otros renglones presupuestales, luego la FAB debió financiarla con recursos propios, aunque deberá ahora pedir fondos al gobierno federal para su conversión a partir de los adquiridos al grupo Azul. No obstante, si Suecia adquiriese el KC-390 para substituir sus viejos Hércules, podría materializarse la adquisición de algún Gripen NG adicional, aun cuando hoy día Venezuela ya no representa mucho militarmente y, respecto a cualquier renacimiento terrorista en Colombia, tanto los Súper Tucano como algunos helicópteros se han mostrado las aeronaves más aptas para este escenario. Por otro lado, dado que el AMX A1 se aproxima a su salida del servicio activo, por dificultades progresivas en obtener repuestos para ciertos componentes, al tiempo que Brasil ofrece el KC-390 a Italia, si este país lo adquiriese, pondría a consideración la venta a la FAB del Leonardo M-346, aunque  en número mucho menor al del AMX original, si se resuelven aspectos logísticos y se integrase a la industria nacional. Acompañar esta alternativa quizá sería más interesante para las fuerzas aéreas sudamericanas que comprar Súper Tucanos de larga data o cazas casi experimentales chinos, como el L-15. En su defecto, los Super Tucano más recientes y dotados parecerían una alternativa preferible a un costoso e imprevisible mantenimiento posterior de células de más de 15 años. (Javier Bonilla) para  https://www.defensa.com/

DEJA UNA RESPUESTA