Dragado e infraestructuras demandan inversiones en el puerto de La Paloma

0
133

Se precisa incrementar potencia eléctrica en el muelle, la instalación de una balanza y el trabajo de un remolcador. Mantener la profundidad de 5,50 metros, instalar una balanza para los buques factorías, adquirir un remolcador de maniobras e incrementar por 10 la potencia eléctrica en el muelle de La Paloma, son las prioridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP) si pretende mantener esa terminal como potencial puerto base, con una flota pesquera. “Tenemos que dotar al puerto de La Paloma de una mayor capacidad logística y de infraestructura -que no la tenía- y si lo queremos posicionar como un puerto base u operativo -esa es la idea o intención- tenemos que ir gradualmente mejorando y generando inversiones”, dijo el presidente de la ANP, Juan Curbelo, recientemente la Comisión Especial del Río de la Plata, Frente Marítimo y Antártida de la Cámara de Diputados. En general, en los puertos el dragado es una actividad fundamental. La terminal de La Paloma tiene dificultades estructurales y de diseño. No se auto draga y posee una “lengua” de arena en su dársena de maniobras. Ello obligó a las autoridades de la ANP a enviar en 2020 una draga al puerto de La Paloma -la D9-, que comenzó un trabajo que no se hacía desde 2014 e instalar una refuladora que saca arena y la vierte en una cantera. Luego, maquinaria pesada de la Intendencia de Rocha extrae arena del suelo marino y la depositan en las playas. Curbelo, representante del Partido Nacional en la ANP, agregó que esos trabajos de dragado propiciaron que en el 2021 se pudiese desarrollar una “importante actividad de pesca” que, por distintos motivos, se instaló en el puerto de La Paloma. “Nuestra aspiración es que esa actividad pueda continuar y sostenerse en el tiempo”, agregó Curbelo. A partir de julio de 2021, doce pesqueros realizaron atraques en el puerto de La Paloma. La empresa armadora Potensol operó con cinco barcos. Muchos de ellos realizaron varios arribos en La Paloma. La compañía Mindan operó una vez ese año con un solo barco. La empresa Indupez con dos; el armador Goldenstar Fisheries S.A. tiene dos barcos, uno de ellos opera en forma permanente en la Paloma. La empresa Cooke Uruguay ha operado con el Canadian Spirit tres veces durante este período. El Dartesa III, de Bodasur S.A., ha operado una sola vez en 2022. “O sea que es una lista bastante extensa de barcos que han operado bajo este régimen una vez que nosotros promovimos el uso del dragado”, explicó en la comisión de Diputados el vicepresidente de la ANP, Daniel Loureiro (Cabildo Abierto). Cinco metros de dragado son suficientes para el puerto de La Paloma. Según apreció el cronista de El País en una recorrida por ese puerto en enero de este año, los buques factorías tienen un calado de 4.70 metros y transportan unas 200 toneladas de pescado. Carlos Testa, diputado de Cabildo Abierto, dijo en la comisión legislativa que el puerto de La Paloma puede ser de interés para empresas pesqueras con sede en Montevideo por su cercanía a aguas oceánicas donde se ubican los caladeros de pesca. Según Testa, también ocurre que muchos barcos pueden usar La Paloma como puerto alternativo en una emergencia o para reponer combustible, provisiones o para enfrentar algún tipo de inconveniente. “Se estaba utilizando Punta del Este, pero no se accede al puerto, sino que los barcos deben quedar atrás de la isla. Creo que La Paloma tiene una perspectiva mayor a la de ser solamente un puerto base para algunos barcos, ya que el posicionamiento hacia el este y la zona de pesca puede ser muy atractivo para una serie de embarcaciones”, expresó Testa. Otra inquietud planteada por los legisladores en la comisión es que la ANP traslade a La Paloma un remolcador chico que brinde servicios permanentes a los barcos factorías, que tienen 46 o 50 metros de eslora (largo). Es que en el puerto hay escasa maniobrabilidad y un remolcador de maniobras brindaría un servicio clave para esos buques. En un principio se encontraba en La Paloma el “Sanducero”, un remolcador de arrastre de barcos y no de maniobras. Era utilizado para el traslado de dragas. Durante años, “el Sanducero” prácticamente sin tripulación-, se oxidó en la terminal rochense. Incluso estaba descertificado. Es decir, no estaba autorizado para operar como tal. Por eso, la ANP lo retornó a Montevideo, explicó Loureiro en la comisión.

Segunda etapa del dragado del puerto de La Paloma. En imágenes  la draga D7 de la Administración Nacional de Puertos que está llevando a cabo dicha tarea.

Ver video

https://twitter.com/i/status/1550589124335337474  (https://twitter.com/)

Hoy no hay un remolcador en la terminal rochense.

Con respecto a los otros dos reclamos de compañías armadoras -incrementar la potencia eléctrica e instalar una balanza para pesar la producción de los barcos factorías-, Loureiro agregó que ya está en trámite un pedido de la empresa Potensol de que se dote de una mayor carga eléctrica a la terminal portuaria. Curbelo señaló que en el plan de inversiones de la ANP se evalúa la adquisición de una balanza para el puerto de La Paloma, pero su instalación no será de inmediato. Y concluyó: “Tenemos muchos puertos y muchas necesidades. Pero para nosotros el puerto oceánico que tiene la administración portuaria es el de La Paloma. Es un puerto que nos merece la atención y en el que, dentro de nuestras posibilidades, vamos a ir llevando adelante distintos tipos de inversiones”.

Puerto Capurro: prorrogan llamado

El puerto pesquero de Capurro es un proyecto de US$ 100 millones. Tendrá un kilómetro de muelle y siete hectáreas de retroáreas.

“Nosotros creemos -apuntamos a ello- que este puerto será muy positivo. Potenciará al puerto de Montevideo con respecto a la flota extranjera, sobre todo la que opera en el Atlántico Sur y en Las Malvinas, que históricamente ha venido a nuestros puertos, sobre todo la portuguesa pero particularmente la española”, dijo el presidente de la ANP, Juan Curbelo. Según el jerarca portuario, si el Estado mejora las condiciones de infraestructura “vendrán más barcos” a desarrollar distintos tipos de tareas en el puerto de Montevideo.

“Por lo tanto, se apunta a potenciar y mejorar esta industria que nosotros entendemos que en los últimos años ha estado decaída”, expresó.

Curbelo dijo que se hizo un llamado a interesados en la concesión del puerto pesquero de Capurro. Y agregó que se presentaron cinco empresas, las que hicieron consultas sobre valoraciones técnicas de desarrollo de distintas unidades comerciales que se pueden llevar adelante en la terminal. “Las consultas han sido contestadas y a partir de ahí entramos en un proceso; evaluamos y definimos una nueva prórroga hasta el mes de septiembre, porque hay otras consultas que se nos han hecho”, explicó. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA