Tras cambio de reglas en el puerto, sindicato y directora del FA dicen que hay “demoras”; para Katoen Natie “hay un excelente desempeño”

0
89

El acuerdo entre la firma belga y el gobierno incluyó una preferencia para el despacho de contenedores, en desmedro de los muelles públicos.

La firma del contrato para extender la concesión hasta 2081 de Katoen Natie en el puerto de Montevideo, tras una negociación con el gobierno, trajo desde el año pasado nuevas reglas para el funcionamiento de la terminal y el despacho de contenedores. Esta carga, la principal del puerto asociada a la importación y exportación de mercadería, debe pasar de forma exclusiva por Terminal Cuenca del Plata (TCP), que tiene la concesión de un área especializada, y ya no salvo excepciones por los muelles públicos, donde opera Montecon.

El nuevo esquema -que implicó diversos cambios a la interna de la operativa portuaria- se viene implementado de forma gradual en virtud de que Katoen Natie debe emprender obras en el área concesionada para ampliar su capacidad, ya que hasta antes del acuerdo recibía aproximadamente la mitad de los contenedores, y los otros se despachaban en los muelles públicos. Así fue que también se generó un conflicto por los puestos de trabajo en Montecon (ver recuadro).

Conforme avanza el cronograma, los actores portuarios comienzan a evaluar las consecuencias del cambio de reglas. En ese marco, tanto el sindicato portuario (Supra) como la directora del Frente Amplio (FA) en la Administración Nacional de Puertos (ANP), Alejandra Koch, dijeron a la diaria que se están observando demoras en la operativa de contenedores. Otra evaluación realiza Katoen Natie, que tiene, según dijo a la diaria su gerente general, Vincent Vandecauter, “un excelente desempeño, con poco tiempo de espera” para sus clientes.

Las consultas surgieron a raíz de un barco portacontenedores que la semana pasada descargó mercadería en los muelles públicos y salió del puerto sin la carga de exportación, un hecho sobre el que Koch dijo estar al tanto y haber pedido “información”. Sin embargo, fuentes del sector privado dijeron a la diaria que no hubo inconvenientes ni demoras, sino que el buque “hizo una doble escala” en Montevideo “porque no tenía lugar en Buenos Aires”, es decir que dejó carga en la terminal local, fue al país vecino y a la vuelta salió desde Uruguay con la exportación.

Más allá de este episodio, Koch dijo que existen “algunas quejas por demoras que se habrían producido en la terminal” de contenedores del puerto. En la misma línea se pronunció Martín García, dirigente del Supra y trabajador de Montecon: “Hay demoras en TCP” porque la empresa asumió “más carga” que la que puede atender con la infraestructura actual, señaló.

“Siempre dijimos que el nuevo reglamento es inaplicable”, dijo Koch en referencia a la preferencia para que TCP despache los contenedores, que se mantiene hasta por 24 horas, y luego de ese plazo sí pueden pasar por los muelles públicos. “Cualquier traslado de la mercadería [en la interna del puerto, por ejemplo de TCP a los muelles públicos], ocasiona problemas”, sostuvo la directora de la ANP. El dirigente sindical complementó que no se estableció “quién se hace cargo del traslado de la mercadería”, es decir quién asume ese costo. Este cambio de reglas “fue algo que no se hizo con la participación de quienes están en la operativa diaria, porque reconocen que es impracticable”, sentenció Koch.

La representante de la oposición comentó que, a raíz de los planteos recibidos, realizó consultas a TCP y le respondieron que “hay que analizar caso a caso, porque hay situaciones diferentes”. En este sentido, dijo que si se miran las planillas de control interno del puerto, se nota que “hay demoras”, pero no pueden atribuirse a un único motivo. Otro punto “problemático”, indicó, es la atención de las barcazas que llegan con mercadería en trasbordo desde Paraguay, que salen de Montevideo a otros puertos del mundo.

Al ser consultado por estas declaraciones, Vandecauter, de Katoen Natie, respondió: “Si comparás nuestro desempeño con el de la región y el mundo, tenemos un desempeño excelente en cuanto a la productividad. Los tiempos de espera de los barcos son mínimos, y la prueba es que las navieras usan TCP y el puerto de Montevideo para compensar otros retrasos en sus itinerarios”.

Por otro lado, el ejecutivo de la firma belga informó que avanza el plan de obras en la terminal de contenedores, con miras a comenzar los trabajos de ampliación en el primer trimestre del año próximo. Hasta no ampliar la infraestructura, no hay previsión de “traspasar más servicios” desde Montecon a Katoen Natie, agregó. Esto último va en línea con la decisión de la ANP de suspender el cronograma fijado para ir mudando la carga y los diferentes servicios que llegan al puerto de Montevideo. Al respecto, Koch cuestionó que desde finales de año, cuando se tomó la medida por parte de la ANP, no han existido nuevas evaluaciones de la infraestructura disponible en TCP para saber si puede hacer frente o no a la demanda actual de contenedores.

Despidos y acuerdo en Montecon

El Supra realizó paros y movilizaciones desde el año pasado para reclamar por las fuentes de trabajo en Montecon afectadas por las nuevas reglas en el puerto. En abril y mayo, a raíz de anuncios de despidos en la empresa que opera en los muelles públicos, se intensificó el conflicto y tras varias negociaciones se logró una fórmula que de momento se viene cumpliendo de forma satisfactoria, dijo el dirigente sindical Martín García.

Montecon despidió a 100 trabajadores, que accederán desde setiembre a un seguro de paro especial y tendrán prioridad para ser contratados en TCP. A su vez, para los 150 trabajadores que continúan en Montecon, pero vieron afectados en 40% el número de jornales, hay un seguro de paro especial para compensar la pérdida de ingresos. “No es lo que hubiéramos querido, pero viendo el panorama que había son una mejoría” las condiciones acordadas, concluyó García.

Por La Diaria

DEJA UNA RESPUESTA