TCP adjudica obras de extensión portuaria a empresa belga

0
207
mont_port tcp

Terminal Cuenca del Plata (TCP) adjudicó las obras de extensión portuaria a la empresa de origen belga Jan de Nul, para transformar al puerto de Montevideo en la primera terminal sustentable de América del Sur, ya que proveerá de energía eléctrica a todos los buques atracados. El directorio de Terminal Cuenca del Plata (TCP) -sociedad integrada por Katoen Natie y el Estado uruguayo- aprobó la adjudicación de las obras a la empresa Jan de Nul, que presta servicios en construcción de puertos, dragados y producción de energía en alta mar. Según TCP, la empresa estará a cargo del proyecto y las obras junto con otras compañías locales y extranjeras de primer nivel mundial. Realizará obras de ampliación de la Terminal en el puerto de Montevideo, lo que “aumentará su capacidad, la calidad de sus servicios y fortalecerá su flexibilidad y sustentabilidad”.

Puestos de empleo

TCP estima que se crearán unos mil puestos de empleo directos y 5 mil indirectos de mano de obra uruguaya. Las obras llevarán al puerto de Montevideo a ser la primera terminal sustentable de América del Sur, “ya que proveerá de energía eléctrica a todos los buques atracados y evitará que deban estar encendidos de modo permanente consumiendo combustible con su correspondiente polución sonora, vibraciones y emisión de sustancias contaminantes”, resaltó TCP.

La nueva infraestructura que hará posible el salto tecnológico y ambiental se denomina “cold ironing”. Si bien las obras culminarán en 2025, de todos modos en 2024 “se inaugurará el primer puesto de atraque y se incorporarán nuevas grúas, otros equipos y mano de obra adicional”. Las obras también mejorarán las capacidades de pesca y esparcimiento de la escollera Sarandí, indicó la compañía naviera.

Gran impacto

El gerente de Relaciones Institucionales de TCP, Fernando Correa, expresó su satisfacción por el inicio de las obras. “Estamos ansiosos por dar este gran paso que no es para el puerto sino para todo el país. Esto tiene un impacto positivo para el medioambiente, para la comunidad, para la generación de empleo y, por supuesto, para el comercio exterior y la economía de Uruguay”.

Metas ambiciosas

Por su parte, el gerente general de TCP, Vincent Vandecauter, indicó que la inversión proyectada superará la estimación inicial. “La inversión en las obras seguramente estará por encima del monto que habíamos comprometido con el Estado uruguayo. Pero, lejos de ser un problema, se trata de una enorme oportunidad, porque significa que vamos a más, que nos proponemos metas ambiciosas como país y que las podemos lograr”. “Es una muestra clara de lo que podemos hacer juntos el Estado y el sector privado para que el país crezca. Uruguay tiene una oportunidad histórica y es importante que estemos todos unidos y en armonía, elevando la mira, para aprovecharla”, sentenció. https://www.lr21.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA