Sobre la Terminal que operará para UPM en el puerto de Montevideo

0
138

Video de Twitter:  https://twitter.com/i/status/1576995623521263617

La inversión fue de US$ 280 millones; las exportaciones portuarias aumentarán en un 60%. El próximo miércoles, en un acto que contará con la participación del presidente de la República, Luis Lacalle Pou, la empresa finlandesa UPM inaugurará su terminal especializada en celulosa en el puerto de Montevideo. Según informaron a El País fuentes vinculadas con la compañía europea, la decisión de construir esta terminal comenzó en junio de 2019 cuando UPM tomó la decisión final de inversión para construir una planta de celulosa en el centro del país. La nueva terminal se sitúa en aguas profundas del puerto de Montevideo. La producción de la planta de UPM ubicada en Paso de los Toros llegará al puerto a través del ferrocarril. Por el momento, no trascendió si ya está lista la obra del ferrocarril o si en los primeros meses se utilizarán camiones como anunció el entonces ministro de Transporte, Luis Alberto Heber, a principios de 2021. De ser así, la flota de transporte carretero tendrá una gran oportunidad de negocios. Volviendo a la terminal, esta plataforma logística cuenta con un amplio depósito de almacenamiento de 51 mil metros cuadrados techados, con vías de ingreso para el ferrocarril, espacios logísticos y oficinas. Su capacidad de almacenamiento de fardos rondará las 160 mil toneladas. Los fardos de celulosa, por la característica de su propia materia, deben manejarse con extremo cuidado, evitar deterioros y que no le caiga ni una gota de agua. Por eso los fardos, que pesan dos toneladas cada uno, van colgados en perchas, desde la planta industrial hasta el interior de la bodega del barco. Los fardos cuando salen del depósito portuario para salvar los pocos metros que lo separan del barco, se transportan en vagones chatas que ruedan sobre rieles. Cada fardo es tomado por las propias grúas del barco que son de una conformación parecida a las grúas portainer.

Movimiento

El dinamismo de la terminal de celulosa de UPM impactará en el movimiento del puerto de Montevideo. La operativa de la terminal se realizará durante las 24 horas del día y los siete días de la semana. Implicará el movimiento de 100 barcos por año y un incremento de las exportaciones por el puerto en un 60%. La nueva terminal de UPM tendrá una capacidad para mover dos millones de toneladas de celulosa al año y el tiempo de descarga de un tren completo demorará tres horas y el tiempo de carga de un buque con 50.000 toneladas apenas dos días. El funcionamiento de la terminal generará 150 empleos directos y 150 adicionales para carga y descarga de buques. Según UPM, la terminal se diseñó y se construyó en base a las mejores técnicas disponibles, cumpliendo con la normativa europea y nacional, y de acuerdo a estándares de la compañía finlandesa, utilizando los mismos criterios de diseño industrial que en la construcción de la nueva planta de celulosa en todas las ramas de la ingeniería (mecánica, eléctrica, instrumentación, automatización, etc.). Esto ofrece “alta fiabilidad” en términos de seguridad, desempeño industrial y operativo, informaron fuentes cercanas a la empresa UPM. “El nivel de automatización, con más de 1.200 lazos de control incorporados en un sistema de control de procesos es innovador en comparación con operaciones portuarias convencionales”, agregaron las fuentes. La terminal de UPM llevó 37 meses de construcción. En un pico de actividad, trabajaron más de 550 obreros en la obra. La empresa finlandesa acudió a 90 proveedores, incluyendo contratistas. Para concretar la plataforma logística, UPM debió realizar 700.000 metros cúbicos de dragado; 850.000 metros cúbicos de traslado de arena del lecho del Río de la Plata de un lado para otro y agregarle relleno marino; utilizar 32.000 metros cúbicos de hormigón; instalar 1.050 pilotes y usar 300 kilómetros de cables. El alcance de la concesión incluye diseño, ingeniería, construcción, operación y mantenimiento de la terminal para celulosa, productos químicos y otros insumos relacionadas con la producción forestal por un período de 50 años. El área del puerto es propiedad del Estado. La terminal de celulosa será operada por un operador portuario especializado constituido por las empresas CHR Group y NODUS.

El tren volverá a ingresar al puerto

El puerto de Montevideo nació en 1898 ya con vías férreas. Los ingenieros de la época consideraron que al puerto debía llegar el ferrocarril. Esta visión de futuro permitió que años más tarde el Frigorífico Anglo de Santa Ana en Brasil, despachara sus carnes usando este medio de transporte de exportación por Montevideo e incluso que construyera en el muelle 10 depósitos frigoríficos. En breve, el tren ingresará otra vez al puerto montevideano y hará viable la construcción de la segunda planta de UPM en Paso de los Toros. La nueva vía férrea construida por UPM llegará hasta su terminal ingresando a un sector techado de su depósito como si fuera un largo túnel, donde la celulosa podrá ser descargada en cualquier condición climática y permitir el regreso inmediato del tren. La máquina arrastrará vagones con insumos químicos para la planta de la empresa finlandesa en Paso de los Toros y así reiniciar el ciclo de transporte.

Nuevo tren

El 16 de marzo de este año, el consorcio DBCC inició las obras de edificación del Centro de Operaciones y Mantenimiento de locomotoras y vagones de la línea Ferrocarril Central que transportarán cargas para la empresa finlandesa UPM. El Centro se construye en un predio ubicado en Juanicó, Canelones. El consorcio DBCC está integrado por el grupo logístico uruguayo Christophersen -hoy CHR Group-, la empresa española Cointer Concesiones del Grupo AZVI y la firma alemana Deutsche Bahn International Operations. DBCC logró la adjudicación del contrato de transporte de carga de la producción y suministros de UPM por 25 años. Se trata del contrato de transporte ferroviario de carga más importante de Uruguay y uno de los de mayor entidad de América Latina: US$ 1.000 millones. En el acto de colocación de la piedra fundamental que representa el inicio de los trabajos de edificación del Centro de Operaciones, los ejecutivos Enrique Blazquez y Luis Rivero informaron que DBCC trasladará 2.300.000 toneladas de celulosa y productos químicos para UPM por año. El Centro de Operaciones se ubicará en un lugar estratégico de la línea Ferrocarril Central, en la zona de Juanicó, Canelones, a 39,5 kilómetros de Montevideo. En el futuro Centro de Operaciones y Mantenimiento se harán reparaciones de locomotoras y vagones, formación de conductores y de técnicos, sede del consorcio, centro de control de los tráficos, etc. Las obras del Centro de Operaciones costarán alrededor de US$ 25 millones. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA