El sindicalista que controlaba los puertos del Gran Rosario

0
67

Bloquearon cuentas y bienes por más de US$ 100 millones de Hermes “Vino Caliente” Juárez. El juez de Zárate-Campana González Charbay también pidió a Uruguay congelar activos de la cooperativa y los socios del gremialista detenido el jueves. La Justicia bloqueó más de 100 millones de dólares que controlaba Herme “Vino Caliente” Juárez, así como embargó casas lujosas, autos, un arsenal, aviones y lanchas y pidió al Uruguay que congele cualquier activo que el sindicalista peronista y otros 9 sospechosos detenidos manejen en ese país, entre otras medidas preventivas. Durante más de 30 allanamientos realizados por la Policía Federal se secuestraron también certificados por “más de $70 millones de pesos en letras del Banco Central (LEBACS) a nombre de Juárez, dinero en efectivo y joyas y pistas sobre sociedades constituidas en Panamá”. El juez federal de Zárate-Campana, Adrián Gonzalez Charbay, también dio intervención al Instituto Nacional de Economía Social (INAES) por la cooperativa de Trabajadores de Estibadores San Martín -que controlaba Juárez y su organización- y nombró dos interventores judiciales para que siga funcionando. Juárez está acusado de supuesto lavado de dinero, asociación ilícita, estafas, defraudaciones y malversación de caudales públicos y privados. “Vino Caliente” -quien quedó detenido el jueves en el hospital de la cárcel de Ezeiza- pidió ayer su excarcelación pero el juez se le negó. En un escrito negó haber cometido delito alguno y defendió su actuación al frente de la coopertativa. Luego de que el magistrado comenzó a tomar declaración a los otros de los nueve detenidos, explicaron fuentes oficiales a Clarín. Junto a Juárez, que también es presidente -desde hace 50 años- de esa cooperativa fueron detenidos por la División Lavado de Activos del Narcotráfico de la Policía Federal, el síndico Ramón Rubén Tévez; su socio, Damián Luis Bunello, y el abogado Jorge Ramón Jeréz. También fueron apresados Pablo Luis Bunello, Hernán Mario López e Iván Daniel Juárez (Hermano de Herme), así como Oscar Juárez y José Luis Gómez, acusados de conformar la misma asociación ilícita comandada por el sindicalista de los portuarios. Durante los allanamientos se secuestraron 293.855 dólares, 4.072.305 pesos, 550 euros, 9.350 reales, 3 barras de oro de 20 gramos cada una, 12 autos, 6 camionetas, 1 moto de agua, 1 lancha, 2 revólveres de colección, 2 pistolas Glock, 1 pistola “ms”, 1 escopeta, 1 revólver 38 especial, 1 Bersa calibre 22, 1 pistola GMC y más de 5 mil municiones. También se encontraron 7 relojes de marca, 6 anillos de oro, 6 aros de oro, 3 medalla de oro y decenas de cheques y órdenes de pago. Además, fueron llevados al juzgado para su análisis computadoras, chequeras, carpetas y resúmenes de cuentas, entre otros documentos. de escritorio.

La causa se había iniciado hace seis meses siguiendo la hipótesis de que Juárez habría incrementado su patrimonio por supuestas vinculaciones con el narcotráfico en la hidrovía y por eso intervino esa división de la Policía Federal y la AFI y luego giró a lavado de dinero e incremento patrimonial sin justificación, entre otros delitos. La detención de Juárez se suma a las del ex secretario del SOMU, Omar “Caballo” Suárez, del ex titular de la UOCRA de La Plata “Pata” Medina y del ex secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación Marcelo Balcedo, en su mansión en Punta del Este. Mientras la justicia investigan a Pablo Moyano, hijo del titular del sindicato de Camioneros, por supuesto fraude a Independiente, entre otras causas. Desde hace años, Herme Juárez tenía el control de los negocios que se desarrollan en el Puerto San Martin y logró expandir sus influencias hasta el Puerto de San Lorenzo, donde funciona una organización idéntica explotada por una cooperativa presidida por su hermano, Ivan Juárez. En los últimos años, Juárez había recibido varias denuncias por extorsionar a representantes de empresas que han intentado competir con la cooperativa en el Puerto San Martín, el puerto sojero y aceitero más importante de América Latina, por los trabajos de estibaje. En fuentes oficiales se sostuvo que Juárez “habría logrado que la cooperativa funcione como una empresa privada que usa los beneficios impositivos para enriquecer su patrimonio personal”. Por esta razón, la justicia investiga el patrimonio desmedido de Juárez y su familia que habrían logrado blanquear dinero usando los fondos de la cooperativa y el sindicato portuario. En una conferencia de prensa, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó ayer que la detención de Juárez se debió a “la decisión del presidente Mauricio Macri de luchar contra las mafias”. “Hoy está detenido un señor que hace 50 años que domina la hidrovía, y que ha destruido la posibilidad de que tengamos una flota como la que teníamos, porque hoy toda esa flota está en Paraguay, por estos señores que eran dueños de un sector”, aseguró. Bullrich precisó que existían “sobrecostos y una terrible extorsión, por lo que meses atrás se dio inicio a una investigación sobre lavado de activos, patrimonial y de bienes, que derivó en este operativo con Juárez como principal detenido”. “Se encontraron cuentas por 60 millones de dólares y se procedió al bloqueo de dinero en Uruguay. Hay cuentas en Argentina, millones de dólares, se está hablando de un desvío de 3.000 millones de pesos, era una mafia hecha y derecha, una mafia con todo”, definió. La funcionaria dijo también que “otros gobiernos lo que hacían era negociar con Juárez; en el 2010 tuvieron un paro y terminaron negociando con (Hugo) Moyano pidiéndoles que lo levantaran”. Y, agregó que cuando “cayó (Omar) ‘el Caballo’ Suárez (ex jefe del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos SOMU, hoy detenido), comenzó a quedar mucho más a la intemperie este tipo de acciones y actitudes de estos señores”. Juárez, de 79 años, nació en la localidad entrerriana de Victoria, donde lo apodaron “Vino Caliente” porque de joven se dedicaba a la venta de esa bebida a granel y, según él mismo contó, en verano el expendio era “caliente”. Juárez (79 años) conduce desde 1969 la Cooperativa de Trabajadores Portuarios Limitada de Puerto General San Martín, creada ocho años antes. Según su página web, la cooperativa ofrece “servicios de estibajes portuarios, limpieza de buques, embolsados, carga y descarga de graneles, descarga de barcazas y buques en rada”. También “movimientos de graneles en silos horizontales con máquinas Volvo, carga y descarga en silos subterráneos con máquinas extractoras”. A la vez, es secretario general del Sindicato Único de Portuarios Argentinos (Supa) de Puerto General San Martín, ubicada a 45 kilómetros al norte de Rosario. En 1991 fue intendente de esa ciudad luego de que renunciara al cargo el jefe comunal de entonces, Lorenzo Domínguez, convocado por el entonces gobernador Carlos Reutemann al Ministerio de Salud provincial. Juárez construyó poder desde la conducción del gremio y fundamentalmente desde la cooperativa, que le permite prestar servicios esenciales a los puertos del cordón agroindustrial más importante del país, enclavado al norte de Rosario, por donde se exporta alrededor del 70 por ciento del a producción agrícola nacional. https://www.clarin.com

DEJA UNA RESPUESTA