Quince años de la misteriosa caída de un escáner que sigue dando que hablar

0
106

A fines de 2007 la caída y destrucción de un escáner para el control de contenedores en el puerto de Montevideo generó suspicacias, aunque la investigación judicial concluyó que se trató de un accidente. Actualmente los funcionarios aduaneros sostienen que el escáner existente está obsoleto y no ofrece garantías de controles eficaces. El gobierno anunció que habrá mejoras en la inspección.

El pasado lunes 22 de agosto, durante la interpelación del Senado a los ministros de Interior y Relaciones Exteriores sobre la tramitación del pasaporte entregado a Sebastián Marset, ciudadano uruguayo detenido en Dubái –con requisitoria internacional desde marzo de este año por delitos vinculados al narcotráfico– el senador y líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos planteó su preocupación por centrar las baterías “en el árbol y no en el monte”.

El legislador lamentó que las doce horas de discusión parlamentaria se centraran en lo instrumental y en lo administrativo, y que esto termine siendo “una oportunidad más que se pierde de enderezar algo que da la impresión empezó a torcerse hace mucho tiempo”.

Según opinó Manini, “la primera señal de dominio territorial del narcotráfico en nuestro país se puso de manifiesto a fines de 2007, cuando un escáner de alta gama, de procedencia china, que venía para el puerto de Montevideo, mientras era descargado por una máquina en un depósito, se cayó sobre la hidráulica de la grúa”.

El sofisticado escáner móvil había llegado luego de una espera de tres años y una costosa inversión de la Administración Nacional de Puertos (ANP) para controlar el contrabando y el narcotráfico que ingresa por medio de los contenedores de carga. Durante los interrogatorios que realizó la Prefectura Nacional, testigos aseguraron que el escáner se balanceó por la falta de eslingas de sostén, lo que provocó la caída. “Lo descargaron sin asegurarlo, por lo que terminó cayendo como un piano”, dijo Manini.

En ese entonces, el juez penal de 4º Turno, Dr. Jorge Díaz, dispuso una “profunda investigación” del hecho, ante la sospecha de que haya sido una maniobra orquestada por las mafias del contrabando, puesto que las investigaciones de Prefectura y Policía Técnica manejaban como hipótesis un posible «atentado». Pero en mayo de 2008 la causa fue archivada por el Dr. Díaz, quien afirmó que “de la indagatoria no se puede probar la existencia de dolo”, por lo que el hecho quedó como un mero accidente, según cuestionó el senador cabildante. Manini recordó las palabras de quien era el presidente de la ANP, Fernando Puntigliano, que apuntó que “si bien es posible que haya sido un accidente, la probabilidad de que suceda un accidente de este tipo era de dos en 300 mil”, por lo que el exjerarca portuario no descartó la posibilidad de que haya sido “intencional”.

Además, se refirió este caso el director de Aduanas de la época, Luis Salvo, quien también puso en duda la teoría del accidente. Entrevistado por el programa Primera Voz de 1410 AM Libre, manifestó que la caída del escáner de contenedores pudo haber sido un error humano o un error operativo, pero “es demasiada casualidad que, sobre un tema en el cual venimos invirtiendo tanto la ANP, Aduanas y el Ministerio de Economía, hace años que lo queremos tener y cuando lo tenemos, sucede esto”.

Salvo aseveró que “aquellos que no querían que hubiera un escáner en el puerto de Montevideo lo han logrado”. Apuntó a que se trata de “mafias del crimen organizado” de carácter internacional. “Acá tenemos un nivel de peones o de gerentes, no más de eso, que manejan determinados aspectos ilegales”, detalló. “O sea, la gente principal de todo esto está fuera del país”, advirtió en ese momento el director de Aduanas.

A su vez, Salvo recordó los comentarios del jefe regional de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) radicado en Argentina, Anthony Greco, quien en setiembre de ese año había denunciado que los controles en el puerto de Montevideo eran “laxos” y que había algunos “visos de corrupción” que eran difíciles de detectar pero que estaban presentes. Como consecuencia, el Poder Ejecutivo creó un grupo de trabajo para analizar estas situaciones, informó en ese momento el responsable de Aduanas.

Convenio para mejoras técnicas en controles y compra de nuevos escáneres

El pasado 11 de agosto, la ANP y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) firmaron un Convenio de Cooperación y Colaboración Especifico para el mejoramiento técnico del escáner que funciona en el puerto de Montevideo, que procura “incrementar la eficiencia y seguridad en el control de las mercancías que pasan por el puerto de Montevideo”, destacó la publicación de ANP. Agregaron que, a partir del acuerdo, la DNA se compromete a brindar asistencia y cooperación a la ANP para que el escáner cuente con un software de operación y análisis actualizado, una mayor penetración, imágenes de escaneo de alta calidad y capacidad de discriminación de materiales.

Asimismo, el Ministerio del Interior anunció la semana pasada el llamado a licitación para la renovación del equipamiento de los 43 pasos de frontera ubicados en el territorio nacional, entre los que se incluyen los puertos de Montevideo y Colonia.

Este martes, tras el seminario sobre “Tráfico marítimo de estupefacientes e impacto en la imagen del país”, el gerente general de Katoen Natie, Vincent Vandecauter, aseguró ante la prensa que el gobierno va a aumentar el control del narcotráfico y otras actividades con la incorporación de tres escáneres más para el puerto de Montevideo.

Funcionarios aduaneros reclaman recursos para poder hacer un control eficaz

La Asociación de Funcionarios Aduaneros (AFA) viene denunciando desde 2014 el desmantelamiento sistemático de todos los controles aduaneros y reclamando la compra e instalación de un nuevo escáner. En las últimas semanas, a través de diversos comunicados, recordaron que “en el año 2019 el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, junto al actual director nacional de Aduanas, Jaime Borgiani, se comprometieron ante la ciudadanía a la compra de un nuevo escáner”; sin embargo, desde AFA señalaron que tres años después, dicha adquisición “no se concretó”.

Además, en el último comunicado publicado el pasado 12 de agosto, criticaron el convenio firmado por la ANP y la DNA, puesto que entienden que el escáner existente en el puerto de Montevideo está obsoleto y ya “no da garantías de controles eficaces”.

En agosto de 2019, tras la destitución de Enrique Canon como director de Aduanas, el entonces ministro de Economía, Danilo Astori, entrevistado en el programa En Perspectiva, manifestó que en el puerto de Montevideo hay un solo escáner, que “a veces está roto y cuando no funciona, no hay control”, lo que representa una “carencia seria, sobre la que se está trabajando”, aseveró. Además, Astori lamentó: “Estamos formando parte de un circuito de comercialización de estupefacientes que nos tiene que preocupar”. Dijo que este no se ha dejado crecer, “pero que creció, creció”, reconoció.

De hecho, dicho artefacto estuvo roto en varias oportunidades y la principal terminal portuaria de nuestro país estuvo sin escáner por varios períodos. El último, en octubre de 2020, cuando la dirección de Aduanas y la Prefectura Nacional tuvieron que implementar un plan de contingencia con la inspección física de los contenedores.

A mediados de 2021 el programa televisivo Santo y Seña entrevistó a diferentes funcionarios aduaneros quienes explicaron que si bien el escáner es propiedad de la ANP, este era operado sin intervención directa de la DNA ni de la Prefectura.

Los trabajadores portuarios aseveraron que quien operaba el artefacto era una empresa tercerizada, que pasaba las imágenes obtenidas a la Aduana y a la Prefectura; pero “sin intervención directa de las autoridades”. No solo las imágenes son pasadas sin ningún tipo de “advertencia” sobre posibles “novedades”, sino que la Aduana “no tiene capacidad” humana, ni física, para atender estas situaciones, advirtieron los operarios.

La AFA reclama desde finales de 2020 el necesario ingreso de 358 funcionarios nuevos. Entrevistado la semana pasada en Radio Oriental, el secretario general del sindicato aduanero, Basilio Pintos, explicó que hoy son 573 funcionarios en Aduanas, pero “al final de este gobierno” quedarán menos de 350 porque varios se jubilan.

Advierten que no hay escáner en Nueva Palmira

Pintos aseveró que, de esa plantilla de funcionarios, 30 trabajan en el puerto de Montevideo y solo seis en el puerto de Nueva Palmira, donde “no hay escáner”, indicó.

Explicó que en el Puerto de Montevideo sí lo hay, pero con “funcionamiento defectuoso; una tecnología muy antigua, de 2006-2007 y no funciona correctamente”.

El gremialista señaló que en las condiciones actuales de fiscalización de las cargas en tránsito “se puede pasar todo el día revisando un contenedor de 40 pies”. Pintos detalló: “canal verde no lleva revisión ninguna, cuando es naranja se hace un control documental y cuando es un canal rojo se hace un control físico de la mercadería”.

http://www.lamañana.uy

DEJA UNA RESPUESTA