El puerto de La Paloma atrae pesqueros de altura

0
152

Plan de una empresa aumentará flota un 300% en breve plazo; para facilitar la llegada de esos barcos, ANP bonificó tarifas para los pesqueros de bandera nacional hasta octubre de 2022. El puerto de la Paloma se consolida como terminal para barcos pesqueros de altura de bandera nacional. Su ubicación oceánica, un muelle de 180 metros de longitud y su profundidad de más de cinco metros, transforman a ese puerto en un punto atractivo para embarcaciones dedicadas a la pesca de merluza, calamar y mero en alta mar. Desde junio de 2021 operan en ese puerto cuatro pesqueros de gran tonelaje de carga y una compañía privada informó a autoridades marítimas que, en el primer semestre de este año, enviará a La Paloma otras 11 embarcaciones de pesca. Ello significa un incremento de casi un 300% de los buques que recalarán en La Paloma. Para facilitar la llegada de esos barcos, la Administración Nacional de Puertos (ANP) bonificó tarifas para los pesqueros de bandera nacional entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año, según informaron a El País el jefe del Puerto de La Paloma, Miguel Ramos y el subjefe, Marcelo Rodríguez.

Muelle La Paloma

La explanada del puerto de La Paloma tiene 180 metros de longitud y unos 60 metros de ancho. Está bien acondicionada y apenas se ven algunas manchas de aceite. El único material que se observa en el muelle son algunos artículos de pesca listos para ser embarcados. A diferencia de otros puertos, La Paloma no tiene desechos de materiales.

Paisaje

Apenas el visitante se acerca al puerto de La Paloma percibe que está en un lugar distinto de la costa uruguaya. El viento sopla en forma constante en el balneario. Aquí y allá se observan surfistas aprovechando las olas. En la entrada al puerto llama la atención una plaza de estacionamiento para casas rodantes y motorhomes de más de dos hectáreas. El jueves 27, unas 50 casas rodantes se encontraban estacionadas en el lugar. A unos 500 metros de allí y a la izquierda de la entrada de la terminal, se erige un edificio de unos 20.000 metros cuadrados donde opera la ANP, Hidrografía y Aduanas. Tras cruzar al patio de ese edificio, el visitante se choca con la vista de todo el puerto. Las escolleras bien balizadas, dos remolcadores y cuatro pesqueros de esloras que oscilan los 30 y 50 metros atracados en el muelle de la ANP, una decena de veleros amarrados en el de Hidrografía y, en el fondo, una treintena de embarcaciones de pesca artesanal amarradas en otro atracadero. El puerto de La Paloma también oficia de atractivo turístico. En la entrada al muelle de pesca artesanal, hay varios puestos de ventas de mariscos de calidad y precios decentes. El jueves 27, turistas argentinos degustaban tablas de pescados fritos, empanadas y jugos de varios sabores. Otros visitantes solo paseaban por las escolleras del puerto apreciando el paisaje. En el otro extremo del puerto, se encuentra la base naval de la Armada Nacional, (Ver nota aparte). Es que en la terminal de La Paloma coexisten tres organismos estatales: la Administración Nacional de Puertos, Hidrografía y la Armada Nacional. A un centenar de metros de la base, ya en el muelle de la ANP, se encuentra amarrados dos remolcadores de altura, el “Olivia” y el “Els Maite”. Sorprende su tamaño. Ambos tienen esloras y mangas similares. Rondan los 50 metros de eslora, 12 de manga y un calado (profundidad del casco) de unos cuatro metros. Los dos remolcadores, agenciados por el Grupo Christophersen, se dedican a la operativa OSV en alta mar. Realizan transbordos de combustible entre superpetroleros a petroleros de menor calado que pueden acercarse a las boyas a descargar el crudo importado por Ancap. Los remolcadores también realizan servicios para Ancap o empresas privadas de mantenimiento de las boyas, derrames de petróleo, transporte de personal y de víveres a otras embarcaciones, etc. cuentan con mangueras y equipos especiales de última generación. El 24 de noviembre de 2018 ocurrió un derrame de petróleo en una boya ubicada frente a las costas de Maldonado que tiñó de negro las arenas de las playas de José Ignacio.

Marcelo Rodríguez, el subjefe del Puerto de La Paloma, recordó que el remolcador “Olivia” recuperó la manguera de traspaso de combustible del petrolero a la boya que se había dañado, hizo el trabajo de limpieza de las aguas afectadas y regresó al puerto. Como su casco estaba sucio de petróleo, la embarcación fue lavada.

“La limpieza del ‘Olivia’ se hizo bajo estándares de seguridad”, agregó Rodríguez.

Carga y descarga

Al lado de los dos remolcadores, se encuentran amarrados tres pesqueros de altura. Se trata de los buques “Zuritas”, “Atlantic Ruthann” y “Zaandam”. Esos barcos son operadores por la agencia Potensol S.A. El 27 de enero pasado, operarios realizaban tareas de mantenimiento de los pesqueros, por lo que había un trajinar de personas cargadas de maquinarias y se escuchaban golpes en caños y chapas de acero. Los pesqueros tenían previsto partir en un breve plazo. La mayoría de los tripulantes de esos pesqueros son uruguayos. Además, esos buques dan trabajo directo a 40 residentes de La Paloma en tareas de descargas de pescado. Según las autoridades del Puerto de La Paloma, esos pesqueros de altura pueden pescar hasta 200 toneladas de calamar en promedio. Dada sus elevados costos y la necesidad de estar operativos el mayor tiempo posible, las embarcaciones están tres o cuatro días en el puerto para aprovisionarse, realizar reparaciones ligeras y luego parten otra vez.

Nuevas obras

Tras dejar atrás a los tres pesqueros, se extiende un segundo muelle de la ANP que no está operativo. El visitante observa que, en el comienzo de ese muelle, hay una pequeña draga y varios caños con boyas utilizados para la succión de arena. Ese muelle, de unos 350 metros de longitud, no tiene ningún barco amarrado. Es que su profundidad no lo permite. Apenas tiene un metro de agua. La ANP realizó algunas tareas de dragado en 2021. La arena retirada del fondo era trasladada en los tubos hacía un pozo cercano y de allí retirada en camiones de la Intendencia de Rocha. Las intenciones de la ANP es dragar el muelle a mediano plazo para que pueda ser utilizado por pesqueros de altura.

Una base naval estratégica para el país

Luego de seguir una pequeña rambla, que separa los puestos de mariscos ubicados en un extremo puerto de La Paloma, se observa la base “Capitán de Corbeta Ernesto Motto” de la Armada. La base está situada frente al edificio donde funcionan la ANP, Hidrografía y Aduanas. Llama la atención del recién llegado un pequeño helicóptero separado de la calle por un tejido perimetral y luego una muestra de armamentos de buques -cañones, torpedos y torretas, entre otros- que provocan en el visitante reminiscencias de conflictos bélicos ocurridos en los años 50 y 60. Favorecida por su localización ideal, la base sirve de soporte a los buques de la Armada Nacional abocados a la búsqueda y rescate en el mar y al control de las aguas jurisdiccionales. Sirve además como apoyo logístico a los unidades de la Armada ubicadas desde la laguna Garzón hasta la Barra del Chuy.  https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA