El paro en los puertos argentinos ya es fundamento para la suba del valor de la soja en Chicago

0
67

El rumor sobre el cambio de origen de cargamentos de harina de soja desde las terminales argentinas hacia los puertos del Golfo de México, como consecuencia del conflicto entre gremios y exportadores que mantiene paralizada la logística portuaria, fue hoy uno de los fundamentos que alentó la suba de los precios de la oleaginosa y de sus subproductos en la Bolsa de Chicago. Allí el grano grueso acumuló una mejora levemente superior al 2 por ciento en lo que va de la semana. Al cierre de la jornada, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron alzas de US$5,42 y de 5,24 sobre los contratos enero y marzo del poroto de soja, cuyos ajustes resultaron de 435,14 y de 436,79 dólares por tonelada. La posición más cercana ganó un 2,05% en la dos primeras ruedas de la semana respecto de los 426,41 dólares vigentes el viernes. Además, el contrato enero de la harina de soja en Chicago aumentó hoy un 1,97%, al pasar de 419,64 a 427,91 dólares por tonelada, mientras que la misma posición, pero del aceite de la oleaginosa, creció un 1,19%, de 853,84 a 863,98 dólares por tonelada.

 “La soja comenzó el día en la baja, pero rápidamente la harina se fortaleció y empujó los precios hacia arriba debido a los rumores de que exportaciones de harina cambiarían su origen a Estados Unidos en lugar de la Argentina debido a las huelgas portuarias en curso”, explicó a sus clientes tras el cierre de la rueda en Chicago Charlie Sernatinger, jefe global de Futuros de Granos de ED&M Man Capital Markets.

Los mejores del mundo: una cabaña ganadera ganó una competencia global de una raza

Los operadores estadounidenses nutrieron el rumor con el testimonio de Guillermo García, vicepresidente de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), que calculó en 4,5 millones de toneladas de granos y subproductos los que esperan por ser cargados en unos 129 barcos. En efecto, en declaraciones a FM LED, el directivo detalló que de esa mercadería 1,5 millones de toneladas corresponden a harina de soja; 1,1 millones de toneladas a trigo; 900.000 toneladas a maíz; 500.000 toneladas a aceite de soja, y el resto a otros productos. Cabe recordar que la Argentina ocupa el primer lugar en la lista de proveedores mundiales de harina de soja, con 27,37 millones de toneladas proyectados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para la campaña 2019/2020, mientras que la oferta estadounidense 2020/2021 (ciclo comercial en curso en el hemisferio norte) es calculada en 12,70 millones de toneladas por el organismo. En el medio de ambos países se ubica Brasil, con exportaciones 2019/2020 estimadas en 17,51 millones de toneladas.  El otro fundamento que alentó la mejora del valor de la soja en Chicago fue la irregularidad de las lluvias en Brasil, donde el clima continúa poniendo en entredicho las diversas proyecciones de cosecha de los privados, que ya ensancharon su rango, de 127 a 134 millones de toneladas. En regiones clave como Mato Grosso, no solo genera incertidumbre el volumen que se obtendrá, sino el atraso en la entrada del grano nuevo en el circuito comercial, que muchos ya corrieron de mediados de enero a las primeras semanas de febrero. Esas dudas fueron las que, según el Instituto Matogrossense de Economía Agrícola (Imea), llevaron a que las ventas anticipadas de la cosecha crecieran apenas 2 puntos porcentuales en noviembre, “el menor avance desde el inicio de las negociaciones de la campaña 2020/2021”, dijo la entidad. Y añadió que hasta el momento en el Estado los productores comprometieron el 66,4% de la producción esperada, por encima del 51,1% de igual momento de 2019. El otro factor que ralentizó las ventas anticipadas durante las últimas semanas en Brasil fue la fuerte apreciación del real frente al dólar. Hoy la paridad entre la moneda brasileña y la estadounidense fue de 5,0830 reales por dólar, contra los 5,7356 que se cambiaban a fines de octubre.

Mercado local

En la plaza doméstica, hoy los compradores elevaron de 330 a 335 dólares, es decir 27.140 a 27.600 pesos, sus propuestas por la tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario. “Si bien el grueso de la oferta estaba plantado en 340 dólares, se hicieron negocios por unas 80.000 toneladas de soja. Además, se les puso valor a otras 100.000 toneladas que habían sido entregadas a fijar”, contó a LA NACION un operador en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario. La soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, se mantuvo estable, entre 300 y 307 dólares por tonelada. En el Matba Rofex el saldo de la jornada fue positivo para la soja, dado que los ajustes de las posiciones enero y mayo crecieron US$4,50 y 1,50, tras cerrar en 337 y en 306,50 dólares por tonelada. (Dante Rofi – LA NACION) #NUESTROMAR

DEJA UNA RESPUESTA