El final de una antigua postal de Montevideo: inauguran viaducto y sacan barcos encallados en Capurro

0
104

La obra costó US$ 140 millones, tiene un arco que pesa 12.000 toneladas y por debajo pasarán los trenes de UPM. Bajo el calor de ayer, una veintena de obreros de la empresa Fewell S.A. realizaban tareas de desguaces en barcos abandonados en la zona de Capurro. Después de 20 años, la Administración Nacional de Puertos (ANP), a través de un contrato firmado con Fewell S.A., integrante del CHR Group (Christophersen), comenzaba a poner fin a una vieja postal de Montevideo. Los barcos coreanos “Palenque” y “MS 15”, y el uruguayo “La Paloma”, son tres moles oxidadas. Uno de ellos embarrancó en el lugar hace 20 años y fue usado por muchas parejas como fondo cuando se sacaban fotos en el lugar. “El Palenque” y el “MS 15” estaban, hasta hace pocos meses atrás, a metros de la rambla. Como la Administración Nacional de Puertos realizó obras para hacer crecer la explanada del puerto, los barcos fueron corridos unos 50 metros mar adentro. “La Paloma” está varado en la orilla. Ayer se dio un paso más y una grúa con capacidad para 2.000 toneladas de carga de la empresa Fewell S.A. operaba con varios trabajadores para realizar las tareas del corte de desguace.

 Video de Twitter:  https://twitter.com/i/status/1593651666024275976

“Podemos hablar de que se termina una sensación de abandono en esa parte de la Bahía de Montevideo. Con el desguace de los barcos cambia la imagen del puerto”, dijo a El País el presidente de la ANP, Juan Curbelo.

El nuevo acceso

Desde los barcos abandonados, el visitante debe circular casi un kilómetro, en un tránsito denso de camiones que ingresan al puerto y una explanada en obras, para llegar al nuevo viaducto del puerto de Montevideo, el que se inaugurará el 12 de diciembre próximo. Al igual que la extracción de las moles gigantescas oxidadas, el nuevo viaducto cambiará la entrada oeste de Montevideo. Quedan por solucionar algunos “puntos negros” a nivel edilicio: la playa de maniobra y la Estación “General Artigas” de AFE. El viaducto permitirá que los autos circulen en doble vía en un puente que habilitará que los camiones y el tren de UPM que arriban al puerto pasen por debajo. De todas formas, en un futuro próximo los autos podrán utilizar la parte inferior del viaducto para ingresar a la ruta por distintos puntos. Debajo del viaducto, los camiones y los trenes de UPM coexistirían mediante distintos mecanismos de seguridad. Se prevén hasta 12 viajes diarios de tren con celulosa proveniente de la planta de Paso de los Toros y otros dos con insumos químicos hasta la ciudad tacuaremboense. Para evitar accidentes, el Ministerio de Transporte, la ANP y la empresa Saceem, constructora de la obra del viaducto, acordaron instalar sensores y barreras de detención para los camiones que circulen por el puerto. La obra de construcción del viaducto obligó a la empresa Saceem a eliminar los sistemas de frío de la central Batlle de UTE, los que consistían en enormes tubos de decenas de metros de longitud que llevaban agua del Río de la Plata a una planta de filtros de la usina. Para edificar la obra, la empresa constructora también tiró abajo la planta de filtros. En ese sitio se construirá una batería de ocho balanzas que se quería que estuviera cerca de la salida del puerto de Montevideo. A unos 1.000 metros de donde se encontraba la estación de filtros de la Central Batlle y en el otro extremo del viaducto, está la entrada de camiones al puerto. Allí se ubicará una segunda batería de balanzas, según dijo a El País el vicepresidente de la ANP, Daniel Loureiro. También se instalarán edificios para Aduanas y para el scanner de este organismo que controlará las cargas sospechosas. En la zona se construirá un estacionamiento para 50 camiones.

Un puente con un arco de acero que pesa más de 1.250 toneladas

La construcción del arco del puente es una obra de ingeniería “muy importante” dentro de los 1.800 metros que tiene el viaducto de longitud, dijo el subsecretario de Transporte, Juan José Olaizola. La estructura del puente, ubicada sobre la rambla Sudamérica, pesa 1.250 toneladas. Para el montaje de los cinco tramos del tablero del puente, se utilizó una grúa de 600 toneladas, además de grúas auxiliares, afirmó el ingeniero Alejandro Ruibal de la empresa adjudicataria Saceem. El tablero es sostenido por nueve péndolas (cables de acero trenzados) que se fijan del arco, explicó Olaizola. El viaducto desviará el ingreso de los camiones al puerto que se realizará por el nuevo Acceso Norte y separará el cruce vehicular a nivel de la rambla portuaria con la vía del Ferrocarril Central. Las obras son parte del plan mayor de ampliación del puerto; rondan los US$ 140 millones de dólares y empleó a 400 trabajadores por contrato directo. https://www.elpais.com.uy/

 

 

DEJA UNA RESPUESTA