Destaque internacional para el puerto de Montevideo

2
250

Páginas internacionales especializadas en asuntos marítimos destacan el desarrollo portuario en nuestro país, y la magnitud de las inversiones para mejorar infraestructuras, muelles, plazoletas, tecnología en general, sistemas, maquinaria.

Por ejemplo, en el diario argentino La Nación se pueden encontrar varias referencias a las bondades del modelo uruguayo en comparación con el argentino. Es así que fuentes muy autorizadas caracterizan a la gestión portuaria de nuestro país como «vanguardista y productiva» colocando a la centenaria ANP (Administración Nacional de Puertos) como autoridad portuaria y, fundamentalmente, como facilitadora del comercio exterior que logra « esta sociedad público-privada entre un operador portuario de primer nivel global y la propia administración portuaria», en referencia a la sociedad Terminal Cuenca del Plata (TCP) entre Katoen Natie y la ANP.

«En el Puerto Montevideo, vecino más cercano, están llevando adelante la transformación más grande e importante desde la ley de puertos de los años 90; sólo basta con visitar su Terminal Cuenca del Plata para entender que están por el camino correcto, el camino de las inversiones, la productividad, el cuidado del medio ambiente y la integración puerto-ciudad, tristemente interpretado en nuestro puertos como `desarrollo inmobiliario`». Señala que «mientras Uruguay y la región avanza, en nuestro querido Puerto Buenos Aires, cada vez hay más trabas, más distorsión, más desidia que con seguridad, y de seguir así, nos llevara a convertirnos en un puerto feeder, incrementando más los costos, su impacto directo en el consumo y la producción de nuestra Nación, directamente al consumidor».

El artículo en cuestión, además, hace mención a otros ejemplos de desarrollo portuario en la región, tanto en Brasil, como Paraguay. En relación al puerto de Santos, en Brasil, se señala que «sigue creciendo, sumando nuevo equipamiento, nuevos espacios entre plazoletas y cámaras de frío, más productividad, más carga, más y más, siempre un poco más».

Respecto a Paraguay, con la tercera flota de barcazas más grande del mundo, «esa que la Argentina supo perder sistemáticamente por abusos y extorsiones sindicales, por la catastrófica carga impositiva, sumado a los vicios aduaneros y los costos distorsivos migratorios; sus desarrollos portuarios sobre el Rio Paraguay, basta con ingresar a Google Maps, escribir Villeta, ver y comparar el lado argentino con el lado paraguayo: desarrollo versus desidia, imprevisión y falta de visión a largo plazo e inversión; la misma que nos llevó a perder la carga de transbordo proveniente de los convoyes de barcazas, esa que fue recuperada por lapsos lúcidos entre 2017 y 2019, pero vuelta a perder en su totalidad, desde 2020 hasta la fecha».

Sobre el final, el articulista concentra sus críticas en la actividad portuaria argentina. «Después de repasar escuetamente la realidad de la región llegamos, tristemente y a paso de tortuga, a nuestro país, donde la falta de previsibilidad, los vicios, el estancamiento, la economía, la inflación, las trabas a todo lo que sea internacional y productivo, sumado a la avaricia y esa falta de ideas permanente impide el desarrollo sustentable, poder hablar de los próximos 35, 50, 80 años es una utopía y no justamente la del gran Galeano: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar».

En nuestro caso, ese caminar, destruye generaciones, quiebra empresarios y ahuyenta empresarios e impide toda estrategia desarrollista: mata el sueño y las ideas».»En nuestro país (Argentina) no existe modelo portuario, no existe planificación estratégica, no hay un plan integral, aquellos puertos que se desarrollan y avanzan, requieren de un titánico esfuerzo por parte de los privados que día a día deben defenderse del avasallamiento del Estado y sus huéspedes de lujo, contaminados con ideas que fallaron en todo el mundo como son sus gobernantes». . https://www.grupormultimedio.com/

2 COMENTARIOS

  1. En Uruguay no estamos exentos de ciertos peligros. No se crea.

    Hay fuerzas políticas que no creen en estos principios y que entienden que el Estado debe abarcar todo. No hay más que ver los tropiezos que tuvo Katoen Natie durante los 15 años de gobierno frentista, para darse cuenta que corremos riesgos similares.

    Por no hablar de sindicatos que gobiernan de facto y sino pregúntele a los armadores pesqueros. No hay flota mercante, por la misma razón. Los costos de mano de obra que imponen los representantes de los trabajadores, hacen inviable la ecuación.

    Tal vez la situación no sea TAN grave, pero tampoco estamos para hacer gárgaras de optimismo.

    PD. por favor elijan fotos más actualizadas para los articulos. Esa tiene al menos 20 años!!!

  2. Ah! Me olvidaba! Y qué tal el error de la administración Vázquez de solicitar autorización para dragar a 13m cuando se necesitan 14? Se perdió una oportunidad histórica, porque el gobierno de la época, estaba más abierto a estas iniciativas. Suerte con el actual, que no se sabe bien qué es!!

DEJA UNA RESPUESTA