Uruguay abre sus caladeros a pesqueros gallegos

0
284

El proyecto puede abrir nuevas vías para un sector, el pesquero, que en Galicia -y España- no se encuentra en sus mejores momentos. A priori es una buena oportunidad para aquellas empresas pesqueras españolas que, por las circunstancias que sean, precisan de la recolocación en distintos caladeros de sus unidades de pesca: es una propuesta que no procede de una licitación o convocatoria oficial. Viene de una consulta a un lobby de un alto cargo del Ministerio de Pesca uruguayo por si tenían algún inversor privado (armador) interesado en los caladeros con la condición de montar una planta de procesamiento e ir erradicando la piratería. Ofrecen toda la transparencia informativa con comunicación directa, una vez que manifiesten oficialmente su interés en el proyecto, con los responsables del Gobierno para asuntos de iniciativas privadas, tanto vía telemática como vis a vis en Uruguay. En el planteamiento del proyecto, al ser una propuesta de iniciativa privada, no solicitada por el Gobierno, son los armadores los que tienen que presentar el proyecto, teniendo en cuenta las condiciones básicas que ofrece el Ejecutivo uruguayo para negociar: no se cobrarán las licencias, concesión del terreno en puerto  franco por 30 años renovables y exenciones fiscales a definir en reunión de negociación. La propuesta o propuestas se presentarán al Gobierno a través del citado lobby con el estudio de viabilidad del proyecto teniendo en cuenta las necesidades de rentabilidad de la pesquería y para afrontar la instalación de la planta transformadora. Una vez que definan sus necesidades (cuota de pesca, número de licencias, etc.) y propongan el proyecto de la planta con sus características técnicas y humanas (empleo) se procedería a una reunión de negociación de las condiciones. También se pondrían plantear, si es factible, el empleo de tripulantes, cuestión esta oficialmente no planteada. Son los elementos básicos que pueden abrir nuevas vías para un sector, el pesquero, que en Galicia -y España- no se encuentra en sus mejores momentos y que, al decir de un armador coruñés de buques arrastreros consultado a este respecto “solo tiene como vía de escape el desguace”. @mundiario  https://www.mundiario.com/

DEJA UNA RESPUESTA