Se suspende la pesca de merluza con fines de conservación

2
135

Las autoridades de Uruguay y Argentina han acordado detener la captura de merluza a partir del 1 de octubre de forma temporal para preservar la especie, se anunció. El Comité Técnico Conjunto del Frente Marítimo dispuso el lunes la prohibición de la pesca de merluza en la Zona Común de Pesca que comparten Argentina y Uruguay hasta el 31 de diciembre de 2022, dentro de los siguientes puntos geográficos: a) 35°38’S – 53°20’W; b) 35°46’S – 52°51’W y c) 37°19s – 55°23’W. Los expertos consideraron “necesario proteger” una concentración de ejemplares juveniles de merluza (Merluccius hubbsi) que se encuentra en la zona “para contribuir a la adecuada conservación, explotación racional y recuperación del recurso”. El reglamento permite “la pesca de especies pelágicas utilizando únicamente redes de media agua y en horario diurno”. En este escenario y con la temporada nacional de langostino finalizada, la pesca en Argentina se centra ahora en la exportación del producto mientras las provincias se preparan para las temporadas regionales de fin de año. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), las exportaciones pesqueras en el primer semestre de 2022 ascendieron a 835 millones de dólares, el 1,9% de las ventas totales del país al exterior. A pesar de una disminución del 3,4% con respecto al año pasado, la pesca se encuentra entre las actividades económicas que han vuelto a niveles anteriores a la pandemia. En la Patagonia argentina, la pesca tiene un lugar preponderante entre otras industrias como la explotación de hidrocarburos, la minería y el turismo.

En Chubut, un tercio del comercio exterior corresponde a la pesca (2.914 millones de dólares, contra 2.030 millones en 2020). En Santa Cruz, la pesca alcanzó exportaciones por US$ 2.316 millones, aún por debajo de los US$ 2.459 millones de 2019. Según la Fundación Patagonia Tercer Milenio, en Chubut hay serios problemas en materia de regulación ya que “esto se debe a la ausencia de dispositivos y equipos de selectividad; groseras fallas en el control y la fiscalización; una modalidad integral de violaciones, abusos, incumplimientos y ‘desconocimiento’ de las normas y leyes vigentes; ausencia de una organización integral del marco regulatorio; escasa presencia de inspectores, y ausencia de planes de manejo en el marco conceptual del Desarrollo Sustentable”. El proyecto de ley provincial 072/22 de autoría del diputado Carlos Eliceche busca subsanar estas falencias al tiempo que reconoce la existencia del Área Interjurisdiccional de Esfuerzo Pesquero Restringido (AIER), creada por la Nación y la Provincia, como lugar exclusivo para que los buques de 21 metros de eslora -la histórica Flota Amarilla-, desarrollen su actividad. La nueva norma permitiría a los buques de la Flota Amarilla aumentar su límite de captura a 1.900 cajas equivalentes a 34,5 toneladas de langostino, mientras que la flota artesanal podrá aumentar su tamaño hasta 10,5 metros e incrementar el límite de captura a 550 cajas de langostino. Los legisladores de Río Negro también están dando pasos hacia la actualización de la Ley de Pesca de 1985, mientras que en Santa Cruz existe un proyecto de ley que busca frenar la “sobreexplotación” del recurso a la espera de una Planificación Hidrológica Integral. https://es.mercopress.com/

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA