Proyecto para convertir residuos pesqueros en fertilizantes agrícolas

0
96

La industria pesquera de la Unión Europea genera todos los años un total de 5,2 millones de toneladas de residuos en forma de descartes y material no aprovechado para la venta que, sin embargo, podrían convertirse en biofertilizantes agrícolas para grandes superficies de cultivo. Así lo establece un trabajo titulado Producing Advanced bio-based fertilizers from fisheries wasters (SEA2LAND), coordinado por Neiker-Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario. Cada año, la industria pesquera a nivel mundial genera más de 20 millones de toneladas de subproductos que mayoritariamente no son aprovechados. Es decir, una vez procesadas las capturas de pesca marina, el 25% del total se termina descartando como residuos, que sobre todo incluyen especies de peces que no se querían capturar u otros restos del procesamiento industrial del pescado. Trabajadores en la almadraba de Barbate (Cádiz). Foto: Efe En la Unión Europea estos descartes representan un total de 5,2 millones de toneladas por año. El proyecto SEA2LAND quiere mejorar y adaptar tecnologías para la recuperación de nutrientes para producir biofertilizantes a partir de subproductos procedentes del procesado del pescado y de la acuicultura. Este material pesquero sobrante puede tener en su composición hasta un 9% de nitrógeno (dependiendo de la especie), un 2% de fósforo y un 0,6% de potasio. También contienen hierro, cobre, zinc, vitaminas y aceites. Se considera que, de los 5,2 millones de toneladas de residuos europeos procedentes de la industria pesquera y acuícola, alrededor de 0,52 millones de toneladas de hidrógeno se podrían recuperar y utilizar para la producción agrícola y 0,1 millones de toneladas de fósforo podrían tener también un nuevo uso. Si se recuperaran, estas cantidades de nutrientes permitirían fertilizar 4,3 millones de hectáreas de terreno (nitrógeno) y 1,5 millones (fósforo), según los investigadores. La pesca genera gran cantidad de residuos por descarte. El proyecto SEA2LAND, que tiene un presupuesto de 8,8 millones de euros, está basado en un posible modelo de economía circular y quiere fomentar la producción de fertilizantes a gran escala en la UE a partir de materias primas propias, transformando subproductos en nutrientes óptimos. www.fis.com

DEJA UNA RESPUESTA