Preparan campaña de langostino en el norte, donde hoy muchos pescan

0
61

Fue planificada para fines de agosto para comenzar a estudiar el potencial de la pesquería en la zona y ahora coincide con el hallazgo de una concentración en el paralelo de 41º que podría ser una buena noticia o un efecto negativo del aumento del esfuerzo pesquero, según el INIDEP. Que la primera campaña del buque de investigación del INIDEP, Mar Argentino, estuviese dirigida a evaluar el recurso langostino en el sector norte, fue decidido hace un tiempo a propuesta del Subsecretario de Pesca, Carlos Liberman, que apuesta al desarrollo de la pesquería en este sector, ante el ascendente nivel de capturas a la altura del paralelo de 41º Sur en los meses de marzo y abril. Sin embargo, ante la presencia de una importante concentración del recurso en esa área en los últimos días, el crucero podría a la vez aportar datos sobre el efecto del aumento del esfuerzo pesquero en la presente temporada. Los investigadores del Programa Langostino manejan la hipótesis de que esta aceleración podría deberse a un mecanismo de defensa del recurso y que podría atentar contra la reproducción. La captura de langostino en el sector norte de la Veda de Merluza, a la altura del paralelo de 41º Sur durante los meses de marzo y abril, previos al inicio de la temporada en aguas nacionales argentinas, viene aumentando en los últimos años ante una mayor presencia de buques. Desde la Subsecretaría de Pesca consideran que se podría estar ante una pesquería a desarollar. “En el norte se llegaron a pescar 20 mil toneladas y si está mejor manejado, con ayuda del ambiente, quizás nos permitan dar el salto que dimos en el sur, no digo de 200 mil toneladas, pero sí muchas toneladas más. Antes, todos los barcos tenían el despacho habilitado en el norte y se pescaba un 60% de hembras impregnadas, el año pasado y este le expliqué al sector que tenemos que hacer una apuesta, porque si pescamos mejor en el norte, si pescamos cuando los niveles de hembras maduras se reduzcan al 30%, salvaguardamos a un conjunto de hembras que van a seguir migrando hacia el norte y van a desovar. Si responde como la zona del sur podremos mejorar las capturas”, señaló el Subsecretario de Pesca en la entrevista realizada por este medio.

En ese contexto, Carlos Liberman solicitó al INIDEP que la primera campaña con el buque Mar Argentino tenga como objetivo el langostino en el sector al norte: “Le pedí al INIDEP que la primera campaña del buque Mar Argentino sea en busca de langostino en la zona de El Rincón y en litoral bonaerense para saber si la medida es conducente”, anticipó Liberman. Respecto de las posibilidades de desarrollar la pesquería en ese sector a mayores niveles de los conocidos, Paula Moriondo Danovaro, jefa del Programa Langostino del INIDEP, explicó: “Nosotros no teníamos en claro si esas larvas quedaban retenidas o se perdían y con las campañas que hicimos vimos que eran viables, que se quedaban retenidas en una zona de alta productividad y después se asentaban en el fondo y aportaban a la pesquería”. Sin embargo, la investigadora señaló que “no se puede garantizar para dónde va el langostino que está en el paralelo de 41º y no se pesca. Lo que sí se está viendo es que en Mar del Plata está apareciendo langostino grande que viene del sur, por eso programamos una campaña con el Mar Argentino en el sector sur de la provincia, porque comenzó a suceder luego de que se empezó a vedar el norte hace tres años. El langostino que no se pesca no se sabe todavía a donde se va”.

En el INIDEP toman como un desafío interesante seguir la pesquería en el sector norte, pero consideran que para poder tener un conocimiento robusto es necesario realizar ciencia de base, dado que los registros históricos muestran, por períodos acotados, la presencia de crustáceos en este sector. El investigador Juan de la Garza, integrante del Programa Langostino y jefe del Programa Observadores, señala en ese sentido que es importante también “pensar en la historia, en Monte Hermoso se pescaba langostino grande, también en Mar Chiquita, hay que volver a hacer investigación de base, porque lo último que se hizo fue entre los años 1960 y 1970”. Por otra parte, y puntualmente sobre la reciente aparición de langostino a la altura del paralelo de 41º, el investigador, con gran experiencia en la pesquería, no observa a este fenómeno, exactamente, como una buena noticia. Una de las hipótesis que se manejan es que el langostino ha viajado más rápido perseguido por la flota y que esto podría tener implicancias negativas en la reproducción. “No sabemos exactamente si esto tiene un impacto, pero es probable que si es porque lo persiguieron el langostino no baje a comer, coma a media agua y la energía que tiene que poner para la reproducción la ponga para nadar y, además, la calidad de comida no es la misma que la del fondo. Podemos entonces encontrar langostino de buen tamaño que no da abasto para reproducirse, es una de las teorías que tenemos”, indicó De la Garza. La campaña que se realizará con el buque Mar Argentino, además de aportar datos sobre factibilidad del desarrollo de la pesquería en el sector norte, también podrá contribuir a sumar datos sobre los efectos del desmesurado aumento del esfuerzo pesquero en esta temporada. No siempre volver con las bodegas llenas de langostino representa, necesariamente, una buena noticia. www.seafood.media

DEJA UNA RESPUESTA