Pescó esturión de más de 100 años y 270 kilos, “un dinosaurio viviente”: ¿Qué hizo con él?

0
423

En Alberta, Canadá, un pescador se encontró con una “especie. En lo que era un día de pesca como otros, Dan Lallier, un pescador de la ciudad de Alberta, Canadá, vivió un momento inolvidable. Mientras disfrutaba de su actividad en el río Fraser, ubicado en la Columbia Británica, junto a su guía, Yves Bisson, sintió que la presa que estaba por traer a la superficie no era de dimensiones normales. Luego de la imposibilidad de alzarlo con el reel de su caña, se metió al agua para tironear y comenzó el estupor.

Tras varios intentos, se encontró con una pieza de un tamaño inesperado: un esturión, que según le comentó al medio USA Today/For The Win, pesa 270 kilos y aproximadamente tiene más de 100 años de edad. En un video publicado en la red social TikTok, el guía comentó: “Después de saltar al agua durante dos veces en la pelea, todos nos miramos incrédulos por el tamaño de ese pez gigante”. Y agregó, aún estupefacto por la conquista: “Si bien he pescado más de 22.000 esturiones a lo largo de mis 20 años como guía de pesca, jamás en la vida me hubiera imaginado que iba a poder atrapar un ejemplar tan grande y tan viejo de esta especie a la que muchos pescadores definen como una suerte de ‘dinosaurio viviente’, ya que sus orígenes se remontan a la era Jurásica”.El esturión es el pez más grande de agua dulce, puede llegar a medir hasta seis metros y pesar 1.500 kilos. Esta especie, que se encuentra en peligro de extinción, puede vivir 200 años y se caracteriza, en su contextura física, por tener un hocico fino y alargado. Su utilidad es clave en el rubro gastronómico, donde se utilizan las huevas de este pescado para realizar el famoso caviar, mediante un procedimiento que incluye un curado con sal. Lallier, protagonista directo del curioso momento para los amantes de la pesca al aire libre, comentó: “Este pez mide 11 pies (3,5 metros), y probablemente pese unas 600 libras (270 kilos). Simplemente pudimos etiquetarlo, probablemente nunca lo hayan atrapado y ahora lo vamos a devolver al río”. Aún asombrado, el pescador canadiense describió la conducta de este ejemplar pocas veces visto: “Este es un comportamiento muy normal para que el esturión esté muy quieto y dócil en aguas poco profundas después de ser liberado. Este pez gigante se alejó nadando después de ser liberado y estoy seguro de que vivirá otros 100 años más, como los que calculamos que ya tiene”. Otro antecedente de la misma envergadura se registró en América del Norte en el país vecino de los Estados Unidos, en mayo del 2021, cuando integrantes del equipo científico del Servicio de Pesca y Vida Silvestre (FWS), atravesaron un hecho similar con un esturión hembra capturado en el río Detroit, en Michigan. El ejemplar de 108 kilos les sirvió para obtener datos científicos del ecosistema de los Grandes Lagos, con el objetivo de proteger a la especie que está catalogada en amenaza constante.

https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA