Pescamos los mejores gigantes del recuerdo en plena pandemia

0
75

Si bien no muchos no podemos salir a pescar, sí logramos revivir nuestras hazañas a través de fotos de nuestro archivo. En este caso, los mejores dorados, surubíes, pacúes y patíes de los ríos Paraná y Uruguay. A los que no podemos ir a pescar debido a la cuarentena dispuesta por el Gobierno como prevención a la pandemia que estamos viviendo, nos hace bien recordar grandes momentos y grandes capturas. Sin dudas, y a modo de ejemplo, los ríos Paraná y Uruguay son artífices de muchos de nuestros grandes logros. Todas las especies tienen sus cosas, todas nos invitan a esforzarnos para lograr lo mejor, pero siempre algunas sacan lo máximo de nosotros. Pescar dorados, surubíes, pacúes y patíes, entre otras especies, nos dan el trofeo para la foto. Todas las especies nombradas pueden ser pescadas con carnada natural y con artificiales utilizando diferentes modalidades, como spinning, baitcasting, trolling, anclados, al garete, al golpe… Para pescar con baitcasting lo ideal es tener cañas de 1,80 a 2,10 m de largo, con potencias que vayan de 14 a 20 lb según el artificial que debamos a usar y al tamaño de las capturas. Complementamos el equipo con reeles rotativos de bajo perfil cargados con multifilamento de entre 30 y 50 lb de potencia. Para la pesca de spinning vamos a usar el mismo rango de cañas, pero reeles frontales medianos cargados con el mismo grosor de multifilamento. Para los amantes del trolling o la carnada podemos utilizar cañas hasta 2,50 m de largo con reeles medianos de tapas redondas cargados con monofilamento de 0,43 mm o multi que registe esa potencia. Ojo: en el caso del trolling, si queremos llegar bien a fondo fácilmente, lo mejor es utilizar multifilamento más fino. Dentro de las especies mencionadas destacamos la posibilidad que nos brinda el río Uruguay en la zona de Concordia, donde podemos pescar los dorados más grandes del mundo. Si optamos por el río Paraná, la zona de Esquina nos da el mayor parque náutico y de guías de todo el Paraná medio, y la posibilidad concreta de dar con estas cuatro especies mencionadas.  La pesca del pacú al golpe tiene el gran atractivo de estar siempre atento al ataque, ya que es un pez rapidísimo que podria volvernos locos si no le agarramos la mano rápidamente. Y tanto el surubí como el patí son dos monstruos de río que llegan a pesos muy importantes y son capaces de hacernos más mentirosos aún. Para los próximos recuerdos vamos a dejar al manguruyú, la boga, la tarucha, los bagres, los pejes y así podríamos nombrar todos los peces de ríos y lagunas, porque cada uno tiene lo suyo para la agenda de cada pescador. Con todo esto solo quería demostrar que lo mejor de la pesca “es estar pescando”, basta con observar el momento que estamos viviendo. https://weekend.perfil.com/

DEJA UNA RESPUESTA