Pesca ilegal y Malvinas: las alertas que están en la mira del Comando Conjunto Marítimo

0
131

Empezó a funcionar el comando que unifica las tareas de control en el Atlántico de la Prefectura y las Fuerzas Armadas; los detalles del trabajo y las sorpresas. Un monitoreo satelital sumado a los buques de patrullaje y un equipo coordinado controlan todos los días que un promedio de hasta 600 barcos pesqueros no pasen ilegalmente a las 200 millas del Mar Argentino. No solo esto: también detectan y reportan vuelos y viajes náuticos de apoyo logístico externo a las islas Malvinas que vulneran la soberanía argentina. Todo esto y muchas tareas más empezaron a potenciarse desde 20 días cuando se puso en funcionamiento práctico el Comando Conjunto Marítimo que está conformado por las Fuerzas Armadas, depende del comandante operacional de las Fuerzas Armadas, fue creado bajo la supervisión del Ministerio de Defensa y realiza tareas conjuntas con la Prefectura. “Con la puesta en marcha del Comando Conjunto se jerarquizaron las tareas de patrullajes para dar alertas estratégicos, detectar anomalías y advertir sobre amenazas a nuestro mar Argentino”, explicó a El Cronista el comodoro de Marina, Pablo Varela, comandante conjunto marítimo. Desde el 15 de enero pasado que las patrullas de la Armada y la Prefectura empezaron a trabajar en forma coordinada en el mar Argentino a la vez que se puso en funcionamiento la sala de operaciones del Comando Conjunto Marítimo que opera desde el edificio Libertad.

Más de 27 uniformados de las Fuerzas Armadas, en su gran mayoría de la Armada, un piso entero del edificio Libertad y una gran sala de comandos con pantallas gigantes para analizar el estado de situación online de los controles satelitales forman parte de esta fuerte apuesta que el ministro de Defensa, Jorge Taiana, puso en marcha para potenciar los controles en el Atlántico Sur. No se trata sólo de controles de la pesca ilegal. El Comando Naval también hace un control de las áreas marítimas protegidas, una vigilancia permanente en la hidrovía, el tráfico a las Malvinas, realiza un apoyo ante crisis ambientales y es un apoyo para las pautas de la política exterior del gobierno. Entre diciembre y mayo se concentra la mayor cantidad de flujo de buques pesqueros que se acercan a las costas argentinas en el Atlántico. Y el Comando Naval controla que un promedio que en su mayor pico en mayo puede ser de 600 pesqueros no pasen la línea que divide las aguas internacionales del Mar Argentino. Es que muchos de esos buques no tienen licencias de pesca para operar en aguas argentinas aunque suelen extraer ilegalmente recursos del Mar Argentino. La mayoría de esos buques que están en el mar internacional pero que deben ser controlados de manera permanente por el Comando Conjunto Marítimo tienen bandera de China, Taiwan, España o Portugal. También se han detectado 50 buques en la zona de Malvinas vulnerando el espacio de soberanía argentina y todo ello se alertó a la Cancillería.

La infraestructura para patrullar

Los buques de la Armada y Prefectura trabajan en forma permanente e intercalada para patrullar la zona marítima argentina. La Armada dispone de tres buques oceánicos y en marzo llegará el cuarto. Y La Prefectura aporta un total de cinco buques. La novedad de todo esto es que el Comando Naval coordina las tareas de las fuerzas de seguridad y de la Fuerzas Armadas en el Atlántico, hecho que hasta ahora no ocurría. La labor de los patrulleros marítimos se complementa desde el Comando Naval con la información satelital del sistema AIS, más el aporte de la Comisión de Actividades Espaciales (CONAE) y el intercambio de información con las armadas de Chile o Perú. Cuando se detectan buques de pesca ilegal inmediatamente intervienen las autoridades del Ministerio de Agricultura y Pesca que labran actas de multa o confiscación de la mercadería. La Armada y Prefectura actúan como apoyo logístico qué movimientos detectaron.

A la vez, el Comando Naval viene detectando movimientos de buques y aviones de apoyo a las islas Malvinas. Según comentó a El Cronista el capitán de navío, Alberto Cohen, del Comando de Tránsito Marítimo, se han detectado movimientos de un buque mercante que realiza navegaciones periódicas desde Montevideo a las Malvinas. Se trata de un buque con bandera de conveniencia charteado. No es el único apoyo que actualmente reciben los ingleses que se encuentran en las Malvinas. Además, el Comando Naval registró vuelos regulares charteados a empresas comerciales desde Gran Bretaña a Puerto Argentino en Malvinas en cuyos planes de vuelo figuran aeropuertos de Brasil como alternativas, aunque no se registraron hasta ahora tráficos marítimos de Brasil a las islas. A la vez, hay buques que operan en forma permanente desde Punta Arenas, en Chile, hacia las islas Malvinas como parte de tareas de mantenimiento y reparaciones. Todas estas actividades fueron reportadas a la Cancillería por parte del Ministerio de Defensa ya que forman parte de violaciones a la soberanía argentina de parte de Gran Bretaña y se suman a los reclamos que la Argentina hace permanentemente a Londres y a Naciones Unidas. (Martín Dinatale – EL CRONISTA) https://www.nuestromar.org/

DEJA UNA RESPUESTA