Más frenos a los pescadores por el alerta en los ríos de Corrientes

0
95

Las autoridades extendieron las restricciones para proteger a las especies ícticas. Intentan mitigar el efecto que tiene la pronunciada bajante. En esta nota, cúales son las especies permitidas para ser extraídas desde la costa. La Dirección de Recursos Naturales de Corrientes dispuso una veda para la pesca en los ríos Paraná, Uruguay y cursos inferiores, debido a la fuerte bajante y el riesgo para la especies ícticas de la región, según indica una serie de disposiciones resuelta en las últimas horas. Las medidas tomadas por el organismo conducido por Carlos Bacqué comprenden implementar la modalidad de veda extendida en la provincia sobre el cauce del río Paraná desde las 00 del 1 de noviembre hasta la medianoche del 31 de diciembre en la zona que va desde la confluencia con el río Paraguay hasta el límite con la provincia de Misiones. En ese periodo estará prohibida la captura de cualquier especie íctica en la modalidad de pesca deportiva todos los días martes desde las 00 hasta las 24 de los miércoles de cada semana del periodo establecido. La restricción se levantará el 1 de enero de 2020 y durará hasta el 30 de junio de 2020, lapso en el que se podrá realizar pesca extractiva de jueves a lunes, mientras que la pesca deportiva estará habilitada solamente los martes y miércoles y con la obligación de hacerlo con devolución.

Las restricciones están contenidas en la Disposición 333 de la Dirección de Recursos Naturales de la Provincia. A su vez, mediante la Disposición 334, en el río Paraná  se implementa como única modalidad de pesca autorizada la que se realiza con devolución, desde el 1 al 30 de noviembre, en la zona comprendida entre la desembocadura del arroyo San Lorenzo hasta el arroyo Guayquiraró, en el límite con la provincia de Entre Ríos. Esa modalidad se modificará desde el 1 de diciembre y hasta el 17 de enero de 2020, lapso en el que se decretó una veda total, periodo en el que solo estará habilitada la pesca de subsistencia, de costa, con línea de mano o caña con reel y un anzuelo, solo para consumo propio de las especies: armado, bagre, manduré, corvina, virreyna, tararira, chafalote, palometa. Para poder realizar esa pesca de subsistencia para consumo habrá que contar con una licencia especial emitida por Recursos Naturales.

En tanto que sobre el cauce del río Uruguay se implantó una veda de pesca desde 4 de noviembre hasta el 15 de diciembre. Allí también estará habilitada únicamente la pesca de subsistencia y consumo de costa, con línea o reel de un anzuelo y solo para las especies mencionadas. Asimismo, las autoridades determinaron que los establecimientos agropecuarios que utilizan aguas extraídas de los cauces naturales para riegos de cultivos de arroz y otros, deben colocar mallas en las tomas (Ley 4605/1992) para evitar el ingreso por succión de huevos, alevinos y juveniles de peces. Según señalan las normas a las que El Litoral tuvo acceso, las medidas fueron tomadas a los fines de lograr una adecuada y eficaz protección de las especies ícticas en todo el territorio de la provincia de Corrientes y en especial aquellas sobre las que recae una mayor presión de pesca. La implementación de los periodos y lugares de veda diferenciados se fundan en datos técnicos proporcionados por autoridades y organismos especializados como el Instituto de Ictiología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Nordeste. La razón principal es “optimizar las oportunidades de reproducción” de los peces, vista la acentuada bajante de los ríos. https://www.ellitoral.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA