Londres blanquea la relación con Uruguay y países de la región en materia pesquera

1
187

La nota presentada al embajador argentino en Londres por el Foreign Office y el discurso de la ministra Wendy Morton ante la OEA expusieron el apoyo que recibe el gobierno de ocupación ilegal en el desarrollo de su principal recurso económico. Hace dos semanas el embajador argentino en Gran Bretaña, Javier Figueroa, recibió una carta del gobierno británico en la que reclaman por la sanción de leyes que amplían la extensión de la plataforma submarina hasta zonas que consideran bajo su dominio y el endurecimiento a las penas por pesca ilegal en el Atlántico Sur.  Una semana más tarde la ministra de Estado del Foreign Office, Wendy Morton, actuando como observadora del Reino Unido ante la OEA, dio un encendido discurso cuestionando las acciones llevadas a cabo por nuestro país y expuso la estrecha relación que con países de la región y especialmente con Uruguay. Si bien no había tomado estado público el reclamo formal realizado por el gobierno británico, el tema salió a la luz tras la reunión que mantuvo el embajador argentino con el canciller británico, Dominic Raab, para recibir las cartas credenciales. Según informó el portal Infobae, durante el encuentro, el canciller británico volvió a plantear el malestar de Londres por el avance de Argentina. En la carta, los británicos plantean que Gran Bretaña “no tiene ninguna duda sobre su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y las áreas marítimas circundantes” y sostienen que “el Reino Unido ejerce el control sobre la plataforma continental hasta las 200 millas náuticas de la costa de cada uno estos territorios marítimos”. Al referirse a la Antártida, indicaron que se debe trabajar en armonía, garantizando la cooperación pacífica, la seguridad y la estabilidad en el área, tal como lo establece el Tratado Antártico y la CONVEMAR.  Plantearon, además, que por el artículo IV del Tratado Antártico, el Reino Unido no reconoce el reclamo de Argentina sobre el territorio en la Antártida y, en consecuencia, no reconoce que ningún derecho de Argentina sobre el lecho marino y el subsuelo de las áreas submarinas dependientes de esta región. Por su parte, la ministra Wendy Morton dijo durante la reunión de la OEA celebrada en Washington que las acciones llevadas a cabo por el gobierno argentino “no solo representan obstáculos al continuo desarrollo de las Islas Falkland, sino además buscan activamente dañar nuestra nación y han servido a incrementar el clima de desconfianza y perjudicado las relaciones bilaterales entre Argentina y el Reino Unido”, publicó la agencia Mercopress. La ministra también se quejó de la suspensión en la colaboración científica que había retomado el gobierno de Mauricio Macri, indicando que podría tener “un impacto muy significativo y negativo sobre la sustentabilidad de la pesquería, y esto es algo difícil de entender”. También presentó quejas por no haber permitido las autoridades argentinas que tripulantes peruanos de barcos pesqueros con licencia de las Islas hicieran uso de vuelos humanitarios, lo que consideró un despropósito en tiempos de pandemia y un fuerte contraste con el proceso de identificación del ADN de los soldados argentinos que el gobierno de ocupación apoya. Por otra parte se refirió a los reclamos de soberanía de las Islas Malvinas que realizó nuestro país ante la OEA a través del Canciller Felipe Solá, como un atropello a los deseos y derechos de autodeterminación de los habitantes de las Islas, que contempla la Carta de la ONU y dos pactos de Derechos Humanos. Al mismo tiempo le recomendó al canciller ocuparse de la situación sanitaria frente al coronavirus y la pobreza en nuestro país, que debiera ser “el foco de su atención en estos tiempos”, disparó. Morton dejó en claro ante el auditórium de la OEA que cuenta con el apoyo de Uruguay en el desarrollo de las Islas y de otros países de la región, blanqueando ante la opinión pública la estrecha relación que los une en materia pesquera:  “Tenemos fuertes vínculos históricos y modernos con países amigos de la región y al embarcarnos en un significativo programa de inversiones de capital, el representante del gobierno de las Islas Falkland con base en Uruguay ha trabajado activamente, contactando e invitando a empresas de la región para que se involucren en el ambicioso programa”, señaló  la ministra. Desde el gobierno nacional no se han manifestado respecto del apoyo que otorgan Uruguay y otros países de la región, que los propios británicos han denunciado. Con un Reino Unido que se opone al endurecimiento de las sanciones a la pesca ilegal y con vecinos que apoyan a las islas en su desarrollo económico, Argentina no solo está tan lejos como siempre de recuperar la soberanía de las Malvinas sino que además está observando silenciosamente como países de la región ayudan a potenciar económicamente al gobierno de ocupación ilegal. Y de la misma mano que favorece con su apoyo logístico a la pesca INDNR que diezma los recursos del Atlántico Sur y del Mar Argentino. https://revistapuerto.com.ar/

1 COMENTARIO

  1. Sería interesante que la ministra especificara a qué tipo de apoyo se refiere.
    Uruguay ha apoyado y apoya a la Argentina en sus reclamos y no permite que buques ni aviones militares con destino a o provenientes de las islas reposten en sus puertos. Creo que se trata más bien de la vieja politica inglesa de dividir para imperar.

DEJA UNA RESPUESTA