Garat anima a 14 países latinoamericanos a integrarse en la coalición internacional de asociaciones pesqueras ICFA

1
116

El presidente de la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras (ICFA), Javier Garat, se ha reunido con representantes de las organizaciones pesqueras de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México y Perú, miembros de la Alianza Latinoamericana para la Pesca Sustentable (ALPESCAS), así como con responsables de las organizaciones de Honduras, Nicaragua, Panamá, Guatemala y Uruguay, países afines que aún no forman parte de dicha alianza, y los ha animado a integrarse en la Coalición Internacional. Garat, también presidente de Europêche y secretario general de Cepesca, ha dedicado su intervención a analizar el impacto y las consecuencias de la COVID-19 en la pesca, las iniciativas desarrolladas en España durante la pandemia –como la creación de un Comité de Crisis que aglutina a toda la cadena del sector: armadores, cofradías y distribuidores–, así como a glosar la nueva narrativa: “la pesca no es el problema, sino la solución”. Ha señalado que “tenemos que mostrar al mundo que tienen que estar orgullosos del sector pesquero, que produce la proteína perfecta, la proteína animal más saludable y con menor impacto de huella de carbono, que tiene unos pescadores responsables y valientes, que intentan conseguir un equilibrio entre la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos naturales”. Garat ha insistido en la importancia de la colaboración con los científicos y con algunas ONG respetables para seguir avanzando en la gestión pesquera en el mundo, mejorando el estado de los stocks donde sea necesario. Y todo ello, luchando por conseguir las mismas reglas del juego para todos (level playing field) para evitar la competencia desleal que todavía se sigue produciendo en algunos países del mundo. Como colofón a su charla, Garat ha destacado la fuerza que otorga abordar unidos todos esos retos y problemas que afectan al sector pesquero. El potencial que genera la colaboración activa en organismos internacionales como Naciones Unidas, la FAO, las ORP, CBD o CITES. Y el papel que juega ICFA en este ámbito y en todos los aspectos operativos y de organización del sector pesquero internacional, para terminar, invitándoles a formar parte de dicha coalición y fijar las bases para la unión y el trabajo conjunto de empresas y asociaciones en defensa de una actividad pesquera sostenible, saludable y con futuro en su triple vertiente: medioambiental, social y económica. Según Garat, “contar con la fuerza de los países pesqueros latinoamericanos contribuirá a asegurar la pervivencia de la actividad pesquera, fundamental para la alimentación de la población mundial, de su gestión más eficiente y de la explotación sostenible de los océanos y sus recursos”. Cabe reseñar que, hace ahora un año, ALPESCAS –que agrupa a asociaciones y cámaras pesqueras de Argentina, Chile, México, Ecuador, El Salvador, Perú y Colombia– firmó un acuerdo con ICFA –una coalición internacional de 17 asociaciones pesqueras que agrupa a las asociaciones de armadores líderes de ámbito nacional o regional de Australia, Canadá, Chile, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Irlanda, Islandia, Japón, Marruecos, Noruega, Nueva Zelanda, Perú, Reino Unido y Taiwán– para aunar esfuerzos en el logro de objetivos comunes en beneficio de sus asociados y del sector pesquero en su conjunto, incluyendo la promoción de la actividad pesquera sostenible; impulsar diferentes acciones en el marco de la Agenda 2030 con especial atención al ODS 14, orientado a la conservación y uso sostenible de los océanos, los mares y los recursos marinos, y mantener posiciones alineadas en los foros regionales e internacionales que atañen a la actividad pesquera para abordar acciones de cooperación en pro de la pesca sostenible y en contra de la pesca IUU.  ALPESCAS e ICFA se comprometieron, así mismo, a promover acciones de investigación de los recursos pesqueros para disponer de evidencias científicas que contribuyan a la sostenibilidad de su actividad y a apoyar los programas de seguridad alimentaria. https://www.agrodiario.com/

1 COMENTARIO

  1. En el Atlántico Sur operan aproximadamente 600 barcos que pescan sin ley y sin control. En esta región un solo país ha adherido al acuerdo del Estado Rector del Puerto de la FAO, por lo tanto es el único con capacidad de generar una lista de barcos ilegales o sospechados de ilegalidad, denunciándolos ante los organismos internacionales. Ese país es Uruguay; pero lejos de ocupar el lugar de guardián de la sustentabilidad, hace usufructo de esta flota como su mayor proveedor de bienes y servicios.
    Cuando aludimos a la Pesca INDNR no solo estamos hablando de destrucción del medio ambiente sino también de flagrantes violaciones a los derechos humanos. La organización Ocean5 ha financiado investigaciones en el puerto de Montevideo que dejaron al descubierto el arribo sistemático de muertos proveniente de esa flota, hecho recientemente ratificado por la Prefectura Naval Nacional de Uruguay

DEJA UNA RESPUESTA