Empresarios de la pesca afirman que “80 personas van a seguro de paro por medida sindical”

0
126

La Cámara de Industrias Pesqueras (CIPU) señaló que una planta se quedó sin materia prima para procesar, después de más de un mes sin recibir pescado. La Cámara de Industrias Pesqueras del Uruguay (CIPU) emitió un comunicado este miércoles en el que sostuvo que 80 trabajadores del sector fueron al “seguro de paro por medida sindical en la pesca”. En el documento la CIPU afirmó que “el lunes 21 de febrero se terminó de procesar el último pescado que quedaba en las cámaras de frío de Novabarca SA, a partir de lo cual 80 trabajadores de su planta de procesamiento fueron enviados al seguro de paro”. Según la CIPU, este hecho fue desencadenado por un “prolongado conflicto, tan irracional como habitual”, que provocó que “la empresa dejara de recibir materia prima desde el pasado 13 de enero”. “Desde ese día el Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines (SUNTMA) inició una medida de fuerza contra la empresa armadora Tolimar S.A. que en un momento llegó a afectar a toda la flota pesquera uruguaya. Esta medida impidió que los buques de dicha empresa (ocho en total, seis operativos en este momento) se hicieran a la mar y pudieran traer materia prima para suministrar a la planta de Novabarca S.A., ubicada en la localidad canaria de Barros Blancos. En plena operación, esta planta puede llegar a emplear a más de 200 personas, pero desde el inicio del conflicto trabaja solo con operarios efectivos (unas 80 personas), dejando de contratar a más de 100 jornaleros”, se aseguró. En relación al conflicto, CIPU explicó que Tolimar SA decidió prescindir “de los servicios de una de las dos empresas de carga y descarga que hasta el momento utilizaba, asignando el 100% de su flota a un solo operador”. “Luego de un incidente en el Puerto de Montevideo, con amenazas contra trabajadores de la empresa que asumió la operativa de carga y descarga de los ocho buques, el SUNTMA inició una medida de fuerza, pretendiendo obligar a Tolimar S.A. a retroceder en su decisión. El 8 de febrero, el SUNTMA decidió levantar temporalmente la huelga. Sin embargo, los barcos no pudieron hacerse a la mar, pues en este caso el Sindicato Único de Patrones de Pesca de Uruguay (SUDEPPU) inició una medida por su cuenta, reclamando que se otorgara seguro de paro a los Patrones (Capitanes) por el tiempo en que el SUNTMA estuvo de huelga. Durante el paro del SUNTMA, la empresa Tolimar S.A. solicitó a los Patrones conformar tripulación y salir a trabajar; medida a lo que estos se negaron, acompañando la huelga del SUNTMA”, detalló la CIPU. Finalmente, la Cámara sostuvo que a diferencia de lo que ocurrió en países como Chile y Argentina, donde la “industria pesquera se modernizó y expandió”, entre 2006 y 2019, en Uruguay esa industria cayó un 80% en términos de Producto Bruto Interno (PIB). “La alta conflictividad laboral es una de las principales causas de la baja en la actividad, si no la primera. La flota uruguaya, reducida en más de un 50%, opera apenas 180 días al año. Los recurrentes y prolongados paros del personal embarcado repercuten directamente en el personal de las plantas, mayoritariamente mujeres, muchas veces jefas de familia. Ellas son las víctimas silenciosas de sindicatos indolentes que, durante más de una década, han protagonizado el desmantelamiento de un sector entero y con ello, la pérdida de miles de puestos de trabajo”, finalizó la CIPU. https://www.montevideo.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA