Empresa acuícola de Dubai logra cultivar salmón escocés

0
196

Una compañía acuícola con sede en Dubai espera iniciar el próximo mes la venta de los primeros salmones del Atlántico criados en los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Fish Farm importó hace 18 meses 40.000 salmones de juveniles de un criadero del noroeste de Escocia y miles de huevos más desde Islandia, para su centro de cultivo en tierra en los EAU, dijo a The National el director ejecutivo de la empresa, Bin Mubarak. La compañía panea vender su salmón en restaurantes locales bajo contrato y en supermercados a partir del 5 de abril, luego de lograr un acuerdo de exclusividad con la cadena minorista de Oriente Medio Spinneys. A partir del año 2020, Fish Farm espera vender los primeros salmones nacidos y criados exclusivamente en los EAU, dado que los huevos de la población actual ya han eclosionado y los peces pequeños están en proceso de ser cultivados hasta alcanzar el tamaño del mercado, que es de alrededor de 3 a 5 kilogramos. “Este tipo de cultivo de salmón en tierra en un clima cálido nunca se ha hecho en el mundo antes”, afirma Mubarak, quien también es director ejecutivo de Dubai Ship Building y socio de Mubarak Marine, así como vicepresidente del Consejo de Industrias Marinas y Marítimas de Dubai.

El salmón es una especie que se encuentra solo en aguas muy frías como las de Escocia, el Mar del Norte, la Antártida, Alaska, Noruega y partes del sur de Chile. En la actualidad, los supermercados y restaurantes de los EAU importan el 100 % del salmón que venden, y solo alrededor del 8 % de todo el pescado de los EAU se captura de los mares locales, lo que tiene implicaciones para la seguridad alimentaria a largo plazo de la nación. El salmón es uno de los cuatro pescados más consumidos en los EAU, después del hammour, que se pesca en el golfo Arábigo, y por delante de la dorada y la lubina. Sobre la base del acuerdo con Spinneys y tres acuerdos con restaurantes de Dubai que se firmarán este mes, Fish Farm apunta a producir un total de 10.000 a 15.000 kilos de salmón por mes, aunque este volumen podría aumentar según la demanda. La cantidad inicial equivale a unas 300 toneladas en 2019, y se incrementaría  a 1.000 toneladas por año más adelante, una cuarta parte de las 4.000 toneladas de pescado que la compañía produce y vende anualmente, incluyendo las ventas de hammour, dorada, lubina y langostino. Fish Farm posee 34 tanques en sus instalaciones en el puerto de Jebel Ali, y utiliza 4 de ellos para la cría de salmones. Los tanques de 20 metros de diámetro están diseñados para imitar el ciclo de vida del salmón. La compañía ha invertido en la tecnología y la infraestructura para crear hábitats artificiales para que los peces se desarrollen, comenzando por un tanque de agua dulce de tres metros de profundidad hasta otro de agua salada de seis metros de profundidad.

Bombas automáaticas de transferencia conectan los tanques, comunicados mediante tubos transparentes para poder monitorear el movimiento y comportamiento de los peces durante el tránsito. “Controlamos la temperatura, las mareas, la salinidad y la profundidad, y creamos corrientes automáticas al amanecer y atardecer, como si fuera un río o un mar, y lo hacemos como si tuviéramos una tormenta o un clima tranquilo. Es el único sistema de cría de salmón en el mundo con un [mecanismo] de control ambiental completo”, recalca Mubarak. Según Nigel Lewis, director técnico de Fish Farm y especialista en acuicultura y diversificación de especies marinas, el transporte del salmón desde Escocia a Dubai fue el mayor desafío que enfrentó el equipo. En noviembre de 2017, los 40.000 alevines de salmón fueron colocados en tanques oxigenados especiales y conducidos durante siete horas en un camión desde una isla cerca de Jura, Escocia, hasta el aeropuerto más cercano. Desde allí fueron trasladados en avión durante cuatro horas hasta un aeropuerto más grande, y después  a Dubai. En los tanques la temperatura del  agua se mantenía en 6 °C, con  niveles constantes de oxígeno durante todo el viaje de 24 horas. El equipo tuvo que realizar una capacitación sobre mercancías peligrosas y colocar un casco especial dentro de los cilindros de oxígeno, porque no se puede llevar un contenedor de oxígeno vivo en un avión comercial de pasajeros, debido al peligro de una explosión. Mubarak espera que el salmón producido en los Emiratos Árabes Unidos se comercialice -al menos en un principio- en el mercado orgánico premium, ya que su precio es 10-15 % más alto que el del salmón importado. La compañía pretende reducir el precio de venta con el tiempo, a medida que disminuyen sus costos. https://fis.com

DEJA UNA RESPUESTA