Depredadores del mar: alerta ante presencia de 260 barcos chinos cerca de Islas Galápagos

0
130

Ecuador advierte a China sobre pesqueros cerca de zona exclusiva de las Galápagos. Una flota de unas 260 embarcaciones navega en aguas internacionales, muy cerca de las zonas económicas exclusivas que rodean a las Islas Galápagos. Una enorme flota internacional de barcos pesqueros navegando cerca del archipiélago ecuatoriano de Galápagos se mantiene desde hace dos meses, generando preocupación a las autoridades del Ecuador y encendiendo todas las alertas a nivel continental. La primera alarma se produjo el pasado 22 de mayo, fecha en la que se confirmó que había sufrido una alteración la señal satelital de un tiburón ballena de siete metros de largo, bautizado por unos donantes como “Hope” o “Esperanza”. Se trataba del dispositivo colocado en su aleta dorsal en septiembre del año pasado como parte de un estudio del comportamiento de esa especie, en un esfuerzo por garantizar su conservación. Curiosamente, la alerta se conoció a través de un computador, a más de 1000 kilómetros del archipiélago ecuatoriano, en una urbanización localizada en las afueras de Quito, frente a la cordillera de Los Andes. Allí, el británico Jonathan Green, fundador del Proyecto Tiburón Ballena Galápagos (Galapagos Whale Shark Project), advirtió el hecho: “Fue con el paso de los días que empecé a sentir que algo extraño estaba sucediendo”, explicó a la Voz de América. Semanas después, Green determinó sus primeras hipótesis, luego de analizar la pista de la velocidad con que se movía el tiburón ballena. También detectó desde su computador la presencia de una enorme mancha blanca en el Océano Pacífico, cerca de las islas, vista así desde el espacio, y que correspondía a una enorme actividad pesquera. La evidencia mostró un aumento de la señal de 1,5 nudos por hora a unos 7 nudos por hora. “Eso no puede hacer un tiburón ballena, no puede nadar a esa velocidad, pero sí es la velocidad normal para una embarcación de pesca (…) No tenemos pruebas absolutas de que fue capturada en la zona, pero es muy raro”, lamentó. A pesar de que el nombre de Esperanza dio la vuelta al mundo en los últimos días, el científico reveló que existen otros dos ejemplares de tiburones ballena, previamente marcados para su estudio, que también están desaparecidos: uno llamado Kimberly y otro que no fue nombrado. “Preocupa muchísimo”, aseveró Green, quien agregó que las embarcaciones de pesca suelen formar una cortina o muralla en una zona por donde circulan muchas especies migratorias, entre esas, el tiburón ballena, para que con facilidad queden atrapadas en las redes o palangres, formadas con varios anzuelos con cebo, atados a una línea principal. https://www.icndiario.com/

DEJA UNA RESPUESTA