Cámaras pesqueras denuncian que tripulantes de un buque se amotinaron y “dejaron pudrir diez toneladas de pescado”.

0
81

“Los marineros implicados en los hechos denunciados fueron desvinculados de la empresa”, afirmaron en un comunicado.

La Cámara de Armadores Pesqueros del Uruguay (CAPU) y la Cámara de Industrias Pesqueras del Uruguay (CIPU) denunciaron ante la Prefectura Nacional Naval y la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) un motín en el buque “Atlantic Jane” y que los tripulantes “dejaron pudrir 10 toneladas de pescado”. En un comunicado, las gremiales indicaron que el sábado 29 de octubre la tripulación de esa embarcación se amotinó en alta mar, “se negó” a trabajar y “exigió al capitán” del barco volver al puerto de Montevideo. Estas medidas de los tripulantes, según afirman las cámaras, se da por demoras en los pagos. “El convenio colectivo vigente establece la forma de pago y los adelantos de los tripulantes y, en cumplimiento del mismo, entre el jueves y el viernes la empresa armadora realizó el pago de un adelanto a los tripulantes”, señalaron. En ese sentido, agregaron que la empresa notificó a los trabajadores y al sindicato con los comprobantes de las transferencias realizadas a las respectivas cuentas bancarias. Sin embargo, en el comunicado manifestaron que los marineros estaban “descontentos por la demora bancaria” en la acreditación del pago de algunos, “abandonaron sus tareas y exigieron” volver al puerto. “La normativa que aplica a la actividad de los buques determina que el capitán, o ‘Patrón de Pesca’ del buque, es la máxima autoridad a bordo, por lo que la negativa a cumplir con las tareas asignadas configura una insubordinación a la autoridad”, afirmaron. En el comunicado sostienen que el motín a bordo fue registrado en el Libro de Navegación y denunciado ante la Prefectura Nacional Naval y la DINARA, ante los que se denunció también que el abandono de las tareas dejó diez toneladas de pescado “sin procesar que se pudrió como consecuencia del amotinamiento”. Por esto, las cámaras condenan estos sucesos de “extrema gravedad”, al tratarse de un motín a bordo e insubordinación con negación de la tripulación a procesar la captura. “Amerita la investigación, responsabilización y sanciones por parte de las autoridades sobre lo denunciado, teniendo en cuenta que, además, genera la injustificable pérdida de alimentos y grandes perjuicios económicos para la empresa armadora. Los marineros implicados en los hechos denunciados fueron desvinculados de la empresa”, añadieron. El pesquero Atlantic Jane es un buque congelador de pesca de altura, con capacidad de bodega de 190 toneladas, que había zarpado de Montevideo con 22 tripulantes el 15 de octubre pasado y había realizado un relevo de cuatro tripulantes en Punta del Este el jueves pasado. https://www.teledoce.com/

DEJA UNA RESPUESTA