Armada de Chile alerta ante presencia de la flota de 300 pesqueros chinos

0
137

La Armada de Chile tiene instrucción de estar atenta a la situación de proteger el mar territorial”, dijo en una declaración Román Zelaya, subsecretario de pesca dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, quien se refirió así al desplazamiento de naves asiáticas que se acercan amenazantes a las 200 millas de territorio marítimo chileno. Provenientes desde el norte, ya con registro formal frente a las costas de Ecuador -en las afueras de las islas Galápagos- y de Perú, la flota de barcos chinos superaría los 300. Varios de ellos ya han sido denunciados por la ejecución de pesca ilegal. Lo anterior, no es nuevo, ya que en los últimos cuatro años, al menos 22 embarcaciones, 18 de ellas chinas, han ingresado a la zona marina protegida más grande del continente, denominada Nazca-Desventuradas, en Chile. Esta última es una más de las diez “zonas de conservación” que existen en Chile y que lo transforma en uno de los cinco primeros con mayor cantidad de kilómetros protegidos, según registra la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Sin embargo, pese a lo anterior, ninguno de los parques marinos cuenta con un efectivo plan de administración que garantice el resguardo de las 200 millas marítimas en las cuales no pueden acceder embarcaciones no acreditadas. Ya el pasado 24 de septiembre, desde la Embajada de Estados Unidos en Perú, se emitió una alerta por la presencia de los 300 barcos chinos. Se encontraban en ese momento a unas 230 millas de las costas de la ciudad de Pisco. “El control fronterizo y el combate a la pesca ilegal son dos aspectos esenciales, y en eso estamos trabajando todas las instituciones del Estado”, advierte Zelaya, el subsecretario de Pesca chileno. El director de Seguridad y Operaciones Marítimas, contraalmirante LT Eric Solar Olavarría, dijo que “cada año naves extranjeras navegan frente a nuestras costas y cruzan por el Estrecho de Magallanes como es el caso de las pesqueras chinas, quienes de forma habitual buscan calamar gigante, que por temporadas se encuentra disponible tanto en el océano Atlántico como en el Pacífico”. Agregó que estas naves son monitoreadas a través de un sistema de posicionamiento automático satelital (VMS), el cual reporta su posición a una central de monitoreo ubicada en la Secretaría de la Organización Regional del Pacífico Sur ubicada en Nueva Zelanda y al Estado de su respectiva bandera, por tanto son naves autorizadas por dicha Organización, siendo su labor de pesca una actividad lícita. https://es.mercopress.com/

DEJA UNA RESPUESTA