VENTA DE LA ESCUELA NAVAL.

2
512

Por C/N (R) Yamandú E. Flangini

No repito los conceptos, que asumo, vertidos en nota del Sr C/N G. Bianchi. La opinión de lo que sumo a ellos, es mi concepto personal. La venta de un bien inmueble, que está cumpliendo el objetivo al que fue destinado, corre el riesgo de que su sustituto a crear, no le suceda igual cosa. Una venta, cuyo producido vaya a una nueva inversión, quita parte del capital.  El tomar como un hecho el resultado económico, es un concepto por lo menos arriesgado, y en las condiciones inmobiliarias actuales, más. La instalación en Laguna del Sauce, da por cercanía un espejo de aguas lacustre, apto para el deporte y preparación física, no para fines profesionales, cuanto aleja del lugar de asentamiento de las unidades de la Armada, salvo la aviación. La mención al Puerto de Piriápolis, solo puede tenerse en cuenta, como una apostadero, no como una base de la flota. La inversión del supuesto resultado de la venta del predio Miramar, invertida en unidades flotantes, significa una inversión que descapitaliza, pasando de un bien fijo, a bienes temporarios que desaparecerán con la vida útil de las unidades, en un tiempo corto en relación entre uno y otro. Después, ya no existirá más el Valor de la propiedad invertido. O sea, estamos frente a un período corto, muy corto, en la existencia de la Armada. Si se invierte en unidades usadas, esto será más que peor.

Si las unidades son nuevas, es oportuno analizar la posibilidad de construirlas en astilleros nacionales. Se supone que serán tipo patrulleras, de tamaño y estructuras apropiadas a las condiciones de las áreas donde operarán, con equipamiento apropiado a patrulleras, no a buques de combate, con instrumental ajustado al empleo a los cuales se asignarán. Portaaviones, acorazados, cruceros, hasta destructores, fragatas, barreminas, serán recuerdos del pasado. Los Trirremes, los grandes veleros, navegan en la historia, y no hay drama. Los que se incorporan a ellos tampoco. Si en años pasados, en el país se construyeron buques del porte del Benito Borrazás, Berreta, Cruz del Sur, en varaderos de Carmelo y Paysandú, en el SCRA, Regussi, Kambara y otros, no será necesario seguir comprando casi chatarras en el exterior, usadas hasta unas pocas horas al final de su vida útil. Es complicado, quizás se deba respetar aquello que el que no arriesga, no gana, sin dejar de lado que modificar lo que anda bien, no es buena cosa. La Escuela Naval ganó mucho, cuando se cambió Sarandí 122 x el Miramar. No sería prudente, por necesidades que pueden se compensadas con otras soluciones, romper lo que está bien, creyendo que se llega a algo mejor. En lo personal me queda algo que no conforma y rechazo, pero ese es otro enfoque para presentarlo por separado.

YEF 

Nota: Promotor, negociador, redactor del tratado del Río de la Plata y del Estatuto del Río Uruguay. Delegado Jefe demarcador del Río Uruguay, y sus obras. Demarcador del Rio de la Plata y límite lateral con Argentina y Brasil

2 COMENTARIOS

  1. Comparto plenamente este artículo.
    Sin duda es el sentir de mío y de casi todos los egresados de la ESCUELA NAVAL
    Ese edificio debe ser declarado MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL
    Continuaremos destruyendo el patrimonio histórico del Uruguay ???
    Demolición de: Cilindro Municipal, Fábrica ASSIMAKOS, CASONAS QUE HABIA EN BULEVAR ARTIGAS, etc
    Con el mismo argumento podrian decirle a la UDELAR uqe vendan el edificio de la FACULTAD DE INGENIERÍA que es de gran valor y se lleven la facultad a San José !!
    Este planteo no es nuevo, estuvo sobre la mesa en el gobierno de Mujica.
    LAMENTABLE PROPUESTA, VERGONZOSA
    PODRIAN VENDER: El PALACIO ESTEVEZ, LA RESIDENCIA PRESIDENCIAL, EL PALACIO TARANCO, etc…

    • Me parece correcta la mudanza y venta, debido a que una Escuela Naval sin puerto y barcos como existe en todo el mundo NO tiene sentido, es más, la Escuela Naval debería estar en el Cerro donde se encuentran la Escuela de Especialidades de la Armada, el FUSNA y a pocos kilómetros PREFECTURA, aparte de que ahí mismo estuviese toda la flota naval, sin contar de que ahí predio es lo que sobra, más que nada porque utilizan de depósito las antiguas instalaciones del Frigorífico SWIFT.
      Actualmente es inviable construir en Uruguay la flota naval, no solo por los elevados costos de producción que el país tiene, sino que también por la urgencia de hacerse de dicha flota aunque sea con pocas horas de vida y que de a poco se fuesen actualizando en los astilleros de la Armada.
      Debemos avanzar como NACIÓN, más que nada porque estamos muy atrasados en leyes, cultura, tecnología y economía.

DEJA UNA RESPUESTA