Veamos con interés la licitación en Puerto Nuevo de Buenos Aires

0
134

Por EMILIO CAZALÁ

Se abre el 2 de octubre y supone una transformación radical.  La licitación para la construcción de una Terminal en Puerto Nuevo de Buenos Aires cuya apertura tendrá lugar el próximo 2 de octubre, no es por cierto harina de otro costal ni tampoco un tema fuera de nuestra preocupación. Por el contrario, es un asunto que nos debe importar y preocupar porque son cambios y ya sabemos que los cambios mueven el piso a todos. Estas cosas de los puertos, el transporte marítimo y las naves, por ser un mundo globalizado, hay que verlas en un contexto general y con los ojos bien abiertos, porque sus efectos siempre nos van a llegar. Y nos van a llegar por varias líneas de acción. Porque al probable cambio de la infraestructura en el puerto de Buenos Aires, si a ello se llegara, se supone que el nuevo concesionario aspirará a obtener rentas proporcionales a su inversión y al plazo concedido, y para ello tendrá que desarrollar de modo innovador sus actividades portuarias o sea que habrá cambios. Y tendrá que optimizar los estados de producción para reducir costos exigidos por los usuarios o sea por la carga, incorporando equipos y tecnología que rompan con la rutina, incluso el automatismo, equipos de alto rendimiento, y sin duda, habrá automatismo y no nos queremos pasar de listos. ¿Alguien cree que no nos afectarán? Los otros actores importantes en este tema, son las líneas navieras internacionales que ahora han alcanzado la categoría de megaempresas y que cuentan con ejecutivos que son genius at work las 24 horas, todos los días del año y estos sí producen cambios y generan negocios, porque son los dueños de la logística, o sea los dueños de la carga. Así que nosotros podemos estar en su lista logística o ser negociado por otro puerto más conveniente, ese riesgo siempre existe. El hecho es que el dueño del puerto de enfrente es como 15 veces más grande que nosotros, pero felizmente esa ecuación no se sostiene cuando llegamos a la comparación potencial de ambos puertos porque el nuestro tiene a su favor ventajas, únicas, exclusivas, incambiables  aguas y canales de navegación que pueden ser dragados para permitir un calado de 14 metros a un costo de apertura y mantenimiento muy inferior al requerido para mantener los canales de acceso al puerto de Buenos Aires a los actuales 10,5m de calado, menor distancia -y tiempo- de navegación por los canales hasta aguas oceánicas profundas, menores costos de Practicaje, menor costo de remolcador y estos son hechos que toman en cuenta las líneas navieras oceánicas. Ahora bien, hemos hablado como factor preocupante de más muelles, más profundización de los canales y de otras cosas materiales, pero en definitiva son cosas y las cosas no dicen nada, como las piedras son mudas, los cielos son mudos y solo existen cuando la criatura humana entra en diálogo con ellas y les da vida, y pensamos que lo mismo pasará con el proyecto Puerto Nuevo en Buenos Aires. No debemos despreocuparnos en estos aspectos y sí entender que la creatividad de un equipo de gente inteligente al frente de ese proyecto puede producir resultados que nos afecten, más vale estemos preparados para hacerles frente desde nuestro puerto con un equipo de igual tamaño intelectual, no uno que haga los deberes puntillosamente sino que sea creativo con entusiasmo. Esperemos entonces la licitación argentina con expectativas de cambios y veamos hasta dónde nos alcanzarán sus cambios y en todo caso, debemos tomarlo como un reto a nosotros mismos, asumir los desafíos y sacudir nuestra tradicional modorra. Los puertos se parecen a la vida misma, siempre están en un estado de crisis en el sentido de que permanentemente están modificando la realidad. Pero atención, tenemos que estar atentos porque en materia de negocios no hay amigos. Por último, también podría ocurrir que -ante la magnitud de las inversiones que se le requieren al operador privado- no haya interesados y la licitación fracase y todo quede en nada, Argentina es un país de sorpresas.

Decreto

En el marco de lo dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional (Argentina) en el Decreto N° 870 del 27 de septiembre de 2018, mediante el cual se ordenó el llamado a Licitación Pública Nacional e Internacional para la “Concesión de Obra Pública para la Construcción, Conservación y Explotación de la Terminal Portuaria de Puerto Nuevo Buenos Aires”, y se facultó al Ministerio de Transporte a aprobar los pliegos sobre los que regirá el citado procedimiento selectivo de ofertas. Fueron numerosas las consultas que los presuntos interesados hicieron a las autoridades y estas a su vez hicieron públicas en su momento todas las respuestas técnicas, logísticas, jurídicas pertinentes. Establézcase como fecha de apertura de la oferta para la licitación pública Explotación de la Terminal Portuaria de Puerto Nuevo-Buenos Aires, el 2 de octubre de 2019, a las 11 horas, en la sede central de la Administración General de Puertos Sociedad del Estado, sita en la Avenida Ingeniero Huergo No. 431 Ciudad de Buenos Aires. Articulo 2. Por la Subgerencia de Compras y Contrataciones, iníciese la gestión del llamado sobre la documentación licitatoria registrada en el sistema de gestión Documental Electrónica Como Pliego – 2019-40951 APN-MTR . Articulo 3. Por la Gerencia de Comunicación y Asuntos institucionales, notifíquese al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, a los efectos de su difusión ante las diversas Embajadas con sede en la República Argentina y publíquese en las páginas web del Ministerio de Transporte, de la Administración General de Puertos Sociedad del Estado. www.elpais.com.uy

DEJA UNA RESPUESTA