Varios pesqueros españoles omitieron Montevideo con carga con destino a Vigo

1
260

Por   EMILIO CAZALÁ

La capital de Uruguay es el principal puerto base para estos “arrastreros” y también para aquellos “palangreros” que trabajan en la zona sur de ese océano y del Pacífico. La capital de Uruguay es el principal puerto base para estos “arrastreros”y también para aquellos “palangreros” que trabajan en la zona sur de ese océano y del Pacífico. Aquí aprovechan para repostar combustible, realizan labores logísticas, descargan pescado, hacen relevos de tripulaciones, reparaciones o recogen pertrechos. Unas tareas que se complican más cada año con el aumento de la flota asiática que faena sin control en el mismo caladero y que también aprovecha el puerto para amarrar y fondear abarloados.“El de la falta de espacio es un mal endémico de la zona”, señala el presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Javier Touza, que recuerda que en ocasiones incluso toca “amarrar de popa” por este motivo. A ello se suman los altos costes de tener un barco allí, más aún ahora con el Covid-19, que no ha hecho otra cosa que complicar la situación. Por este motivo, barcos gallegos “se fugan” de Montevideo buscando mejores condiciones en otros puertos o regresando a casa. “En nuestro caso mandamos tres barcos para Cabo Verde”, explica el veterano armador Manuel Nores”.

Aclaración

El título, subtítulo, la foto del pesquero español “Nores” en Montevideo y el texto precedente aparecieron publicados en la prensa de Vigo días pasados. Pues bien, son noticias deplorables, desprestigiantes, va contra nuestros esfuerzos de años promoviendo las ventajas de Montevideo como puerto de excelentes servicios, va contra el propio marketing que hacen en sus ámbitos de influencia las Agencias Marítimas locales. Peor aún, va contra la Ley de Puertos de 1992 que recuperó la actividad y al puerto de Montevideo de medio siglo de anarquía y desprestigio. Todo el mundo anda corriendo detrás del dólar, pero nosotros hacemos lo contrario, corremos a los clientes. Trasbordos de la carga frigorífica, sí; fondeadero no, en la bahía, no hay espacio. Con decretos del gobierno anterior (2017), que incluso no los aplicaba, tratándose de servicios en Zona Alfa. Obligar al pesquero entrar a puerto por servicios mínimos implica un costo astronómico, que es obvio no aceptarán.

Trasbordos

Los otros servicios son los de siempre, los de hace años, el pesquero entra a puerto, amarra en el muelle, allí mismo trasborda de sus bodegas la pesca a contenedores refrigerados en tierra, contenedores que saldrán del puerto en barcos de ultramar para diferentes destinos. Esa operación de rellenar unos 30 contenedores deja al puerto en sus múltiples servicios miles de dólares. Ahora vamos al barco que ya quedó vacío y la empresa pesquera pide un fondeadero en el puerto para permanecer en puerto por un mes y medio, pagando obviamente. La tripulación se va de vacaciones a España aprovechando la veda pesquera de las Malvinas. A bordo quedan de guardia y custodia tres tripulantes del barco. Se les contesta que no pueden acceder al pedido de fondeo al ancla en el puerto porque no hay espacio. Entonces los gallegos, los dueños de las empresas pesqueras, dicen que “si no hay lugar para fondeo por un mes y medio no hay trasbordos y nos vamos a operar en las terminales de Vigo y Marín en España” y aquí todos perdemos, decimos nosotros. Nos confirmaron que tres barcos pesqueros, de unas 700 toneladas cada uno omitieron Montevideo. Estamos pensando en el relleno de unos 100 contenedores de 40 pies o sea pérdida de ingresos para consolidación, camionaje, cadena de frío, agencia marítima, agencias de control, seguros, despachante de Aduana, grúas, muellaje, práctico, remolcador, amarradores, cada uno se lleva su buen salario. Además, falta agregar que cada contenedor cuando llega vacío para ser cargado ya viene refrigerado y deberá mantener la cadena de frío en el puerto hasta que se embarca en la nave oceánica. ¡Si será importante la llegada de los barcos pesqueros a Montevideo! Y aquí nos perdemos una fuente de ingresos muy atractiva y corremos el riesgo de disminuir el movimiento de carga para los buques oceánicos de línea que operan en Montevideo. Es la hora de preguntarnos ¿qué nos pasa con el puerto? Negociamos con Argentina lo que sea y, según el jurista compatriota Edison González Lapeyre, perdemos; negociamos con los barcos paraguayos, los perdemos y se van para Buenos Aires; los pesqueros españoles les negamos fondeo al ancla se enojan y se van de Montevideo para operar en Cabo Verde. https://negocios.elpais.com.uy/

1 COMENTARIO

  1. La verdad es que no entiendo. Montevideo lleno. Juan Lacaze y La Paloma con espacio de sobra. Dónde está el Sistema Nacional de Puertos?

DEJA UNA RESPUESTA