URUGUAY: IMPORTANCIA DE LA PESCA Y ACUICULTURA

0
2239
esturion-de-cultivo

LA PESCA ES UNA IMPORTANTE FUENTE DE ALIMENTOS PARA LA HUMANIDAD, DE EMPLEO Y BENEFICIOS ECONÓMICOS, PRINCIPIO SOSTENIDO POR LOS EXPERTOS Y TÉCNICOS DE FAO.-EN NUESTRO PAÍS, EL CONSUMO DE PESCADO EN LA DIETA DE LA POBLACIÓN, ES ESCASA Y MUY INFERIOR A LAS CARNES ROJAS, POLLO Y CERDO.

-EL CAMBIO DE CONSUMO ALIMENTARIO DE CARNES HACIA EL PESCADO, DEBE ENFRENTAR A COSTUMBRES ANCESTRALES, DE UN PUEBLO FRANCAMENTE CONSUMIDOR DE CARNES ROJAS.- Un factor a considerar en procura de proponer con algún éxito el pescado, parecería estar en el precio al consumidor. Mientras el kilo de pescado valga más o parecido al precio de un kilo de carne, aún de corte de delantero, se trata de una misión imposible.-La diferencia de un precio a otro debe ser en menor costo del pescado por lo menos de un 40% o más, respecto a la carne. Aún así, debe impulsarse una campaña de promoción de los platos marinos, con sus virtudes recomendadas frecuentemente por médicos y especialistas, a la que siempre se sume el precio preferencial.Al mismo tiempo FAO recomienda, por los signos claros de explotación sobre las poblaciones de peces marinos y de aguas territoriales, el  desarrollo de la acuicultura. Estudios sociales han demostrado que la acuicultura vinculada a las tareas agropecuarias, aparece como un complemento social, económico y beneficioso sobre consumo de alimentos derivados del ganado ovino y bovino, de mejores resultados en la explotación e industrialización.

 

La acuicultura aprovecha espacios ociosos de la propia tarea agropecuaria. Aprovecha las aguas ociosas del agro, socialmente alienta a la juventud y niñez al arraigo al campo, por cuanto ellos a cargo del desarrollo de los peces, les entusiasma el éxito de su producción.

Lo mismo sucede con la mujer rural, dedicada a tareas menos esforzadas, y aptas para lograr alimentos y aportar a la economía familiar y de conjunto de trabajadores de un establecimiento. El pez criado en espacios reservados, como es la acuicultura, está fuera del alcance del depredador y por tanto su producción y desarrollo es muy superior en cantidad numérica a lo que se encuentra en estado natural.

En el pasado y nuevamente al presente se han elaborado leyes de fomento de la acuicultura, bajo un régimen similar a las disposiciones dictadas para la forestación.

En iguales momentos se presentaron proyectos de Ley de Pesca, ordenando la actividad con atención a las recomendaciones internacionales, sobre conservación y manejo responsable. En el transcurso de los textos en el Parlamento, siempre quedaron obstruidos, por los intentos de sumar, a lo político del tratamiento de los criterios referidos directamente a los recursos, conceptos referidos a lo laboral.

Un concepto difiere sustancialmente del otro, y mientras se insista en esta postura, difícilmente habrá regulación y desarrollo necesarios del sector, y el país se verá privado de iniciativas realmente beneficiosas para su economía, su empleo y su faz social. Es momento, ya retrasado a nivel internacional, de impulsar el desarrollo de la acuicultura y la maricultura de especies fluviales naturales del país, y marítimas del área, incluyendo bivalvos y otras especies animales y vegetales.

Es necesario impulsar la industrialización de área alimentaria para el desarrollo de esta actividad, basada en productos no siempre aprovechables del agro, siendo esta una actividad muy propicia para generar empleos e inversiones.

Los intentos actuales para desarrollar la actividad de cría de ejemplares acuáticos deben ser apoyada, inclusive con leyes de fomento que alienten a crear empresas del ramo. Impulsar ferias, exposiciones, actividades relacionadas, etc. con el arte culinario que demuestre las bondades y posibilidades de los platos de alimentos marinos, puede ser parte del camino a recorrer.

En los establecimientos agrarios ganaderos, el aprovechamiento de las aguas de estanques y similares, para el desarrollo de la crianza de peces, será un beneficio y ahorro de animales de crianza utilizados para la alimentación, lo que incidirá en los beneficios empresariales. Las empresas de criaderos de esturiones y producción de caviar demuestran el éxito de este tipo de emprendimiento.- Aunque sin necesidad de encarar lo difícil y costoso del inicio de esta especie no autóctona, es posible, de muy menores costos generales y de amplio aprovechamiento, la crianza de especies naturales como el bagre, el pejerrey y, la no original pero ya establecida carpa, y muchas más. En especies marinas, las oportunidades en peces son variadas, a lo que se suma el cultivo del mejillón, el más conocido; y otras especies aptas para la alimentación.-SERÁ IMPORTANTE, APROPIADA Y OPORTUNA, LA ENSEÑANZA DE LA ACUICULTURA EN LA UNIVERSIDAD DE LOS OFICIOS RECIENTEMENTE APROBADA, A DESARROLLARSE EN LOCALIDADES DEL INTERIOR DE NUESTRO TERRITORIO.

Este sería un gran paso para propiciar un cambio alimentario,  económicamente beneficioso, con oportunidad de empleo, y aprovechamiento de materiales no redituables del agro y de tiempos ociosos, todo socialmente conveniente en la tarea rural.- (YEF)

DEJA UNA RESPUESTA