Una excelente decisión; TCP y Uruguay negocian

0
146
cont tcp

Por: EMILIO CAZALÁ

Ganarán el Uruguay y la región con un acuerdo con Terminal TCP. El pasado viernes, El País publicó una excelente noticia informando de un acontecimiento verdaderamente trascendente para el Puerto de Montevideo y propiamente para el Uruguay: un principio de normalización de relaciones entre la Administración Nacional de Puertos y la Terminal especializada de Contenedores TCP (Katoen Natie) o sea que ambas partes entendieron sabiamente iniciar negociaciones para hallar soluciones a las diferencias. Sí señor, el gobierno de Lacalle Pou decidió tomar la iniciativa de convocar a su socio en la gestión de la terminal especializada de contenedores del Puerto de Montevideo a fin de resolver el diferendo, a pesar de todas las dificultades que implica la emergencia sanitaria. Esta actitud contrasta con los más de cuatro meses de silencio absoluto del anterior gobierno, que a pesar de no tener emergencia alguna minimizó el tema y negó el mínimo esfuerzo por defender al país en un litigio por demás delicado, y al cual el país estaba obligado a responder. El cumplimiento de las leyes y reglas de juego son la mejor defensa de los países como el nuestro. Por esto, nos conforta esta noticia, porque representa seriedad, compromiso y respeto en la conducción. Este cambio por parte del Gobierno fue reconocido por la propia empresa belga, admitiendo que el mismo representaba una oportunidad para encontrar las soluciones necesarias a fin de terminar con el diferendo. Nosotros creemos que una buena fuente de inspiración para buscar algunas de las soluciones es recurrir a lo que nosotros consideramos la Biblia Portuaria, que es la Ley de reforma Portuaria de 1992, los decretos que la reglamentan y los compromisos que haya que cumplir, según reclamo de TCP.

El incumplimiento de las normas es el principal reclamo de Katoen Natie. Desde la empresa se sostiene que existen otros puntos importantes a resolver en los que ANP ha perjudicado a TCP. La Ley de Puertos y sus decretos han sido la piedra fundamental del desarrollo de la actividad logística en el Uruguay para que el puerto de Montevideo sea utilizado por las principales navieras en la costa este de América del Sur. Esta política portuaria transformadora fue el punto de apoyo para el desarrollo de las zonas Francas y actividades de distribución logística. Por lo tanto, es fundamental cuidar los instrumentos legales que ayudan a la inversión, al empleo y al progreso del país. Lo importante en todo este tramallo de porfías portuarias lo visualizó claramente el presidente Lacalle Pou que no se distrae en los detalles y es que ha tomado como valor culminante de la negociación más que al Puerto de Montevideo al Uruguay, si señor, este es el tema, el centro del asunto, no el puerto de Montevideo sino el puerto regional por el que estamos promoviendo desde hace años por sus características geográficas y estratégicas y por ser el mejor y neutral en el Atlántico. Así que más que enredarse en discusiones bizantinas lo mejor es trabajar juntos KN y Uruguay. Si señor, el país y el puerto tienen desafíos muy importantes en el futuro. La histórica competencia con los puertos de la región -en particular con el de Buenos Aires- ha sido casi sin tregua, por lo cual es hora de superar las diferencias, unir a toda la comunidad portuaria y juntos complementar el menú de servicios profesionales que consoliden el camino del progreso y prosperidad que el país necesita. Este gobierno y sus autoridades han demostrado que tienen las condiciones para hacerlo y van bien rumbeados, y por ahora más no podemos decir. En ellos confiamos. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA