Tres siglos

0
230
17/05/2019 Provincias Unidas del Río de la Plata IBEROAMÉRICA SOCIEDAD NOTIMÉRICA

Buenos Aires. En la mañana del 1º de diciembre de 1723, el práctico del Río de la Plata, Pedro Gronardo, se presentó ante el Gobernador y Capitán General de las “Provincias del Río de la Plata”, Bruno Mauricio de Zavala, con la noticia de que una fuerza portuguesa había desembarcado en la bahía de Montevideo. Era una amenaza grave. Portugal había fundado la Colonia del Sacramento en 1680, sobre la costa de la Banda Oriental, frente a Buenos Aires en un punto donde convergen los ríos Uruguay y Paraná y el Río de la Plata. Aunque España había expulsado por las armas a los lusitanos durante la Guerra de la Sucesión española, éstos la habían recuperado mediante la diplomacia, por el Tratado de paz y amistad suscrito en Utrecht el 6 de febrero de 1715. Era un patrón que se repetiría hasta que la expedición de Cevallos de 1777 puso fin a esta situación definitivamente. Ahora, la instalación de los portugueses en ese paraje fortalecería sus antiguas pretensiones sobre la orilla boreal del Río de la Plata, protegería la línea de comunicación por tierra entre la Colonia del Sacramento y sus posesiones en Río Grande do Sul, ofrecería una escala segura a los buques que navegaban entre los puertos brasileños y la Colonia del Sacramento, y le daría a Portugal el control sobre el principal puerto natural del río. El 21 de noviembre habían fondeado en la bahía cuatro embarcaciones portuguesas: la fragata Nuestra Señora de Olivera (44 cañones), los bergantines Sacopira y Chumbago, y una pequeña sumaca. Estos buques eran ideales para la navegación en el río. Inmediatamente habían desembarcado unos doscientos soldados a los que se les sumó gente, caballos y ganado enviados por tierra por el gobernador de Colonia de Sacramento. Los portugueses habían comenzado a construir un reducto de tierra y estacado, “bastante capaz, con diez explanadas”. Inmediatamente, Zabala envió un destacamento de caballería a Montevideo para hostilizar a los portugueses, ordenó a una improvisada flota que aparejase con destino a esa bahía, hizo testamento el 19 de enero y el día siguiente partió a la Banda Oriental. El comandante portugués en Montevideo eligió el camino de la prudencia. Luego de protestar por la conducta agresiva de los españoles se hizo a la mar antes de que pudiera impedírselo la flotilla española que navegaba desde Buenos Aires.

Los españoles ocuparon la península el 20 de enero de 1724.

No existe un acta formal de establecimiento de la ciudad. Ello ha dado lugar a diferentes interpretaciones y opiniones sobre la fecha de la fundación de Montevideo. Los historiadores hablan de un proceso fundacional que tuvo varios hitos. En 1910, Francisco J. Ros recopiló treinta opiniones sobre la fecha de fundación. Las que reunieron más opiniones fueron los años 1724, que contó con cinco opiniones, y 1726 que fue la tesis defendida por 19 autores. La primera fecha corresponde al momento en que las tropas españolas obligaron a los portugueses a retirarse de la península de Montevideo y cuando comenzó la ocupación material de la península por aquellas. La segunda, el 24 de diciembre de 1726, fue cuando el capitán Pedro Millán delineó la planta urbana de la nueva ciudad e hizo el primer repartimiento de solares en la península de Montevideo. En cualquier caso. Primero fue el puerto, luego la ciudad.  https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA