TLC con China: favorecer los productos uruguayos

0
112

El Presidente de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay (CCSU), Julio César Lestido, que hace poco fue electo por segunda vez, conversó con Diario La R acerca de sus objetivos y áreas a hacer hincapié en esta nueva gestión, además del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China.

¿Cuáles son los objetivos para esta nueva presidencia, que no es la primera?

Exacto, ésta es nuestra segunda presidencia. Te diría que los objetivos nuestros son los de seguir con el proceso de modernización de la Cámara, aggionarla a los tiempos que vivimos para estar lo más cerca posible de nuestros socios, poder comprenderlos y brindarles el mejor servicio posible.Eso te obliga a estar más cerca de ellos para poder ofrecerles más y mejores servicios. Evidentemente la Cámara se tiene que preparar en una cantidad de áreas que nos permitan lograr eso.

¿Cuáles son esas áreas o puntos en los que se va hacer hincapié en esta gestión?

Hay varias cosas. Uno de los primeros puntos es la digitalización. Nosotros tenemos que seguir con los avances y la ampliación todo lo que es la tecnología para poder ofrecer más herramientas, sobre todo en la comunicación con el socio. Tener programas que te permitan un CRM más actualizado del que tenemos. Un programa que nos haga ser más dinámicos e interactivos con nuestros socios. Ahí es donde tenemos que pegar un salto muy grande. Para eso también tenemos que brindarle una etapa que es muy importante que es la capacitación. Acompañar al socio en un proceso de capacitación para que puedan aggiornar sus empresas y al mismo tiempo actualizarse ellos. ¿En qué rubros? En todos los que la Cámara tiene accionar. Por ejemplo, poder explicarles y asesorarlos en el comercio exterior, ahora que hablamos de una mayor apertura del país.

Ofrecerles herramientas e intercambio con las distintas Cámaras que tenemos muchas alianzas y acuerdos con distintas (organizaciones de este estilo) en distintas partes del mundo. Eso lo que nos permite generar hoy es una red muy importante y por esa se pueda llegar.

En la parte de capacitación, nosotros hemos caminado bastante y tenemos desarrollado lo que se llama la Escuela de Negocios. Tenemos otra área que es el Centro de Empresas Familiares. No es un tema menor este en el Uruguay. Nosotros damos más que capacitación, intercambiamos ideas con las empresas familiares y especialistas que tenemos. Acompañamos sus procesos para ser más eficientes.

¿Cuál es la opinión de la Cámara acerca del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China?

China es uno de nuestros principales clientes de Uruguay. Anda en el orden del 27 y 30 por ciento de nuestras exportaciones. Por otro lado, también nosotros importamos cosas de China.

Entonces, lo que nosotros siempre decimos es que vamos a fomentar el libre comercio, porque esa es la esencia de la Cámara. Uruguay puede negociar con quién sea dentro de normas establecidas. Si yo puedo negociar y tener acuerdos que me beneficien la entrada de mis productos a distintos mercados, en principio, conceptualmente, estamos totalmente de acuerdo.

Después evidentemente hay que ajustar detalles. Yo sé que no es de la noche a la mañana y que también hay que tomar en cuenta algunas cosas, para que las empresas nuestras cuando se abran a la competencia se vean lo menos afectadas posible.

Sin dudas que cuando se habla de un TLC con China o cualquier otro tipo de acuerdo que nos permite entrar con los productos uruguayos en mejores condiciones y más favorables, también hay que preparar a nuestras empresas para eso porque eso no es fácil. Vos decís te abrieron, pero vos a veces hay que ver el cómo me abro y cómo manejo la situación.

Nosotros estamos totalmente de acuerdo, siempre lo hemos dicho, la posibilidad de negociar nuestros productos en mejores condiciones.

Al sector automotriz, ¿cómo lo va a afectar?

El sector automotriz tiene un acuerdo con el Mercosur por el que vienen autos de ambas fronteras (Brasil y Argentina), además de la industria nacional con el ensamblado de vehículos, que cada vez son más. O sea, hay un grupo grande que arma, ha exportado y exporta coches. En definitiva, no pensemos solo en nosotros, pensemos en el consumidor final que yo le voy a ofrecer un producto a mejor precio.  Entonces, hay que toma en cuenta algunos sectores. Ahí habrá que abrir un proceso de tiempo para ellos. No sé, te diría un ejemplo: que esos sectores ingresen al sistema de libre comercio más tarde, hay un cronograma, pero esos son las negociaciones que se llevan adelante que nos han dado participación. Nosotros hemos tenido la suerte de participar en distintas reuniones planteando estas inquietudes.

¿El TLC puede ser perjudicial?

En definitiva, un TLC no es perjudicial porque está demostrado. Además, hoy ya lo tenés ya que entran los productos de otros países, lo único que no tienen acuerdos. No quiero decir una cifra porque no me acuerdo en este momento, pero cuanto nos sale a nosotros introducir los productos en China, cuánto nos cuesta. Si tuviéramos un TLC eso te costaría mucho menos o no te costaría. Entonces, es ventajoso sí.Además, no te olvides que cuando empiece no solamente es un intercambio comercial, también es cultural y detecnología.

¿Qué es lo que ahora se le viene por delante a la Cámara?

Nosotros tenemos tres o cuatro puntos importante en la agenda y hay uno que no es menor. Al contrario, creo que hoy a veces decimos el país tiene que ser más competitivo o las empresas tienen que ser más competitivas.

¿Cuánto le sale instalar una empresa, cuánto tiempo le lleva instalar una empresa o cuánto tiempo le lleva a un uruguayo si quiere instalar una empresa o cerrar una empresa? Esos son los controles burocráticos. No estamos en desacuerdo con los controles. Entendemos que los controles son buenos y son necesarios; pero no podemos tener una sociedad que no haya controles, pero lo que no puede haber es la burocracia. El que vos tengas que hacer permisos y certificados. Tal vez, el doble control o una oficina te pide una cosa, la otra te pide la otra, que a veces son las mismas.

LA CLAVE:

“Eso, al final del día, una sola empresa te plantea este es un hecho aislado, pero si vos sumás todos los trámites que tienen que hacer las empresas para cerrar, para abrir, para pedir habilitaciones, todo eso es una montaña de papeles, de trámites y de costos”.  Julio César Lestido – Presidente de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay (CCSU)

https://www.grupormultimedio.com/

DEJA UNA RESPUESTA